Viajar

Noche bajo las estrellas en un glamping de lujo

Ubicado en San Francisco (Cundinamarca), Terramaga es recomendado para conectarse con la naturaleza.

Spica en Terramaga

Spica, uno de los alojamientos de Terramaga.

Foto:

Cortesía Terramaga

Por: Natalia Noguera
30 de noviembre 2018 , 03:32 p.m.

Abre los ojos y el cielo azul está desplegado. El sonido del río le ha arrullado el sueño y la vista, que va de piso a techo de la cómoda carpa, le muestra un paisaje verde con árboles altos y la luz del sol que tímido se asoma. ¿Qué tal despertar así, en medio del bosque, con las comodidades de un cuarto, pero con la posibilidad de sentir la naturaleza como si estuviera inmerso en ella? Es posible vivir esta experiencia en Terramaga, un glamping que conecta a los viajeros con el medio ambiente sin sacrificar ni una pizca de comodidad.

Ubicado en San Francisco (municipio de Cundinamarca), en un terreno que no aparece señalado en Google Maps y a donde se llega con instrucciones enviadas después de reservar, este alojamiento es ideal para dos personas y está diseñado para desconectarse de la tecnología (no tiene wifi) y vivir un rato contemplativo. Se recomienda para los amantes de la calma, que estén interesados en descansar.

Las habitaciones están junto al río San Miguel y tienen privacidad total, a pesar de que ambas tienen una parte completamente transparente. Spica es uno de los alojamientos. Es una carpa trapezoide y tiene uno de sus lados transparente. Su nombre hace referencia a la estrella más grande y más brillante del cielo, y los colores cafés, grises con toques de dorado están inspirados en ella.

Hoteles
Foto:

Cortesía Terramaga

Hoteles
Foto:

Cortesía Terramaga

Hoteles
Foto:

Cortesía Terramaga

La carpa tiene un baño privado, con la particularidad de que uno de los lados está descubierto. Así, cada vez que los huéspedes toman una ducha pueden ver el cauce del río. Hay también una cama doble, dos mesas de noche, una mesa adicional en la que hay una hervidora con dos tés y los elementos necesarios para estar cómodo, como cobijas adicionales y toallas. Spica cuenta con luz eléctrica y también tiene la opción de permanecer abierta con un angeo para que entre la brisa natural.

Justo afuera de la carpa hay una plataforma en madera con dos sillas del mismo material. En este espacio cubierto los huéspedes pueden contemplar el paisaje. En la noche se encienden las extensiones de luces solares, que producen una atmósfera de tranquilidad y cierto romanticismo.

En las 40 hectáreas de alojamiento los huéspedes encuentran una piscina, un lago pequeño con dos patos, un área disponible para hacer picnics, otra para cenas románticas, un sendero para caminatas y finalmente la zona social. Allí también está el restaurante, que ofrece una carta de platos italianos. La comida se prepara según pedido y se sirve fresca. En esta zona los huéspedes también pueden escuchar música mientras disfrutan una vista hacia las montañas.

Reservas

Los precios por noche están entre 330.000 y 400.000 carpa. Reservas a través de Airbnb o en el teléfono 3165287288.

Natalia Noguera
Especial para HOTELES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA