Salud

Y ahora, ¿qué hago con los medicamentos que sobraron?

Un estudio encontró que los colombianos no saben cómo deshacerse de los fármacos en desuso.

“Y ahora, ¿qué hago con los medicamentos que sobraron?” | EL TIEMPO
Medicamentos

123RF

Por: Ronny Suárez
02 de octubre 2018 , 09:53 p.m.

La pregunta que titula esta página puede ser recurrente. Pero, según una nueva investigación, muy pocos colombianos saben cómo responderla, lo que, a la larga, puede traducirse en varios riesgos si es que estos fármacos no se desechan correctamente.

En concreto, una encuesta dirigida a 450 personas en Bogotá, Barranquilla, Bucaramanga y Cali encontró que el 86 por ciento no sabe qué hacer con los medicamentos viejos y en desuso.

Este resultado es fruto de una investigación del Centro de Información de Medicamentos de la Universidad Nacional (Cimun) para el Ministerio de Salud, y tuvo en cuenta además información suministrada por seis laboratorios y cinco instituciones hospitalarias.

Los otros hallazgos sobre la disposición final de los medicamentos que ya no eran usados por los encuestados son igual de preocupantes: 22 por ciento los arrojó a la basura, 18 por ciento los donó a distintas instituciones, otro 18 por ciento no tenía conocimiento sobre el procedimiento adecuado y 6 por ciento los botó al inodoro o lavamanos; solo el 3,8 por ciento lo entregó en puntos especiales para ser reciclados.

Se pudo establecer que en el 78 por ciento de los hogares de los encuestados había medicamentos sobrantes, en el 25 por ciento de estos casos porque las personas se mejoraron y dejaron de tomarlos. Sin embargo, un 15 por ciento manifestó que había olvidado terminar el tratamiento, un 6 por ciento recibió dosis de más de las EPS y un 10 por ciento debió cambiar la medicación.

No obstante las campañas sobre la manera correcta de desechar los medicamentos, según un comunicado de la Universidad Nacional sobre el tema, el 81 por ciento de encuestados no tuvieron conocimiento de los puntos donde puede desecharlos en forma apropiada.

Además, el 91 por ciento manifestó ser consciente de las posibles afectaciones que podrían causar al medioambiente, pero la mitad consideró que arrojarlos a la basura era un procedimiento adecuado.

Una mirada al estudio

El químico farmacéutico José Julián López, investigador principal del estudio y director del Centro de Información de Medicamentos de la Universidad Nacional (Cimun), aterrizó los resultados afirmando que, por un lado, son muestra de que las campañas para la recolección de estos productos en desuso no han sido eficaces al informar y, por el otro, hay una discusión profunda sobre la medicalización de la sociedad en mora de darse.

El tema es grave –añade– porque al no desechar correctamente los fármacos hay mayor riesgo de adulteración y falsificación, se impacta el medioambiente y se causa un daño económico al sistema de salud, ya que los medicamentos tienen un costo y “arrojarlos a la basura es quemar dinero”.

En ese sentido, asegura que lo ideal sería que a nadie le sobraran medicamentos en razón de tratamientos cumplidos a cabalidad. Y por eso cuestiona que “como sociedad y país, resulta muy preocupante que nuestro sistema de salud contemple la entrega de medicamentos que no serán empleados”.

Desde el Cimun proponen como posibles soluciones del problema que el Ministerio de Salud les pida a los laboratorios optimizar los programas de producción, de tal manera que se evite generar sobrantes.

Sobre la situación en los hogares, además de incrementar las actividades encaminadas a concientizar al gran público, piden que los especialistas del área farmacéutica estén atentos a instruir a los pacientes sobre la importancia de concluir con la prescripción completa del tratamiento. “Un cambio en los hábitos de vida podría hacer la diferencia”, concluye López.

¿Y cómo va la recolección?

La Corporación Punto Azul, en representación de la industria farmacéutica, es la encargada de la gestión de recolección de residuos de medicamentos en el territorio nacional.

Lo hace en los llamados Puntos Azules, ubicados en las principales droguerías, grandes superficies y almacenes de cadena del país, que son contenedores donde las personas pueden depositar de forma segura los residuos de medicamentos vencidos o parcialmente consumidos. Hay 1.710 de estos puntos en el país. Este programa comenzó en el 2010, y a lo largo de estos años han recogido 598.903 kilogramos consolidados de estos productos. En lo que va del 2018 han recuperado 124.508 kilos, y la meta son 2.000 kilogramos.

Juan Camilo Pinzón, jefe administrativo y de operaciones de este programa, reconoce que mucha gente sigue pensando que aun después de la fecha de vencimiento hay productos que se pueden usar.

“Venimos haciendo estrategias a nivel académico, institucional e investigativo para hacer difusión del programa, para que los Puntos Azules sean parte de la cotidianidad de las personas” afirma.

Recomendaciones básicas
  • No toda consulta al médico debe terminar en una prescripción. Los medicamentos son solo una parte del cuidado de la salud.
  • Se debe consumir la totalidad del tratamiento que el médico recetó y con los intervalos de dosis recomendados.
  • En caso de que la persona se mejore o fallezca y sobren medicamentos, se debe ubicar el Punto Azul más cercano para depositarlos (http://puntoazul.com.co/donde-estamos-3/).
  • Las cajas, los frascos y las etiquetas se deben destruir o dañar para que no puedan ser reutilizados.
  • No regale ni entregue estos medicamentos a otras personas.

RONNY SUÁREZ
SALUD

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA