Salud

Lesiones en el deporte aficionado: comunes y evitables

Falta de preparación y asesoría, desconocimiento y sobrecargas son las principales responsables.

lesiones

Estiramientos y la hidratación son claves para prevenir lesiones.

Foto:

GUSTAVO ORTEGA

Por: Ronny Suárez
28 de julio 2018 , 11:15 p.m.

El deporte puede ser un dolor de cabeza. O de cuello. O de espalda, brazos o piernas. Para muchas personas que dedican sus horas libres a diversas disciplinas deportivas, la práctica suele convertirse en un motivo de preocupación, en lugar de ser un elemento benéfico. Todo por culpa de lesiones y dolencias ocasionadas por diversas causas.

El primer error, afirma Juan Carlos Wílchez, médico especialista en medicina deportiva, es pensar que el deporte es el camino para estar en forma. “Hay que recordar que uno debe estar en forma para hacer deporte y no hacer deporte para estar en forma”, asevera. Y recalca que justamente por esa falsa creencia ocurren, además, muchas de las lesiones en la práctica del deporte como aficionado.

Iván Peña, bogotano, futbolista aficionado consagrado, de aquellos que no se perdían un solo partido –tal como se describe–, a sus 31 años ha sufrido una ruptura de ligamento cruzado anterior y otra del menisco medial de la rodilla derecha. La primera fue en pleno mundial del 2010, según recuerda, y la segunda, en septiembre del 2015.

Asegura que la primera lesión le cambió la vida. No le sucedió en un partido de torneo, sino en un encuentro con amigos. “Estaba fuera de forma, ya no entrenaba como antes ni practicaba fútbol con tanta frecuencia”, relata. Peña logró operarse a los siete meses, en enero del 2011, y volvió a hacer deporte solo a finales del 2012, año y medio después del incidente, al recibir el alta médica de un fisioterapeuta y un ortopedista.

Wílchez, de amplia trayectoria en la medicina deportiva, asegura que este tipo de lesiones se han incrementado en la misma medida en que las personas han comenzado a sumarse a la onda saludable. Insiste, por tanto, en que tomar la decisión de hacer actividad física no es simplemente montarse en una bicicleta, ponerse unos guayos o meterse a un gimnasio. Se necesita siempre la evaluación médica que pueda determinar tanto las cargas como las intensidades y las rutinas que se pueden aplicar para cada caso en particular.

Dicha evaluación es casi perentoria en personas con antecedentes de enfermedades cardiovasculares y mayores de 40 años, edad en la que el riesgo de muerte súbita se incrementa. Aunque ese, claramente, es el desenlace menos optimista.

Alejandro Sarmiento Rincón, médico del deporte y director científico de Bodytech, afirma que si bien algunas lesiones son ocasionadas por traumas accidentales, como golpes o caídas, una gran parte se origina por falta de preparación, sobrecargas, malas ejecuciones, desconocimiento y falta de asesoría. Y entonces aparecen, a lo largo del cuerpo, desde calambres –la más leve de las señales– hasta lumbagos, tendinitis, desgarros y roturas de ligamentos.

Vale anotar que estas lesiones no son exclusivas de los que apenas comienzan a practicar alguna disciplina. Tanto los deportistas profesionales como los aficionados (los que entrenan menos de tres veces por semana sesiones de una hora y no reciben pago por su labor, según Wílchez) son propensos a ellas.

Un estudio publicado el año pasado por investigadores de la Universidad de São Paulo evaluó los datos de 396 estudiantes, atletas aficionados todos, que practicaban 15 deportes diferentes (entre ellos, fútbol, balonmano, voleibol, baloncesto, rugby y atletismo) para obtener información sobre la incidencia y la naturaleza de las lesiones deportivas que sufrieron durante la temporada 2013.

Entre otros hallazgos, se encontró que el 57,6 por ciento sufrió al menos una lesión en ese año. Más de la mitad de todas las dolencias reportadas se encontraban en las extremidades inferiores, especialmente en el tobillo (18,2 por ciento) y la rodilla (11,2 por ciento), siendo los esguinces del ligamento del tobillo los más comunes, aunque la lesión del ligamento cruzado anterior tuvo una incidencia relativamente alta.

El deporte más riesgoso, de lejos, fue el rugby, seguido por el judo, y los menos peligrosos el atletismo, la natación y el tenis de mesa. Asimismo, se encontró que las tasas de lesiones fueron tres veces más altas durante los juegos que en las prácticas, y los mecanismos que las ocasionaron fueron en proporciones iguales: contacto con otros jugadores y sin contacto.

¿Se pueden prevenir?

Los expertos consultados coincidieron en señalar que las lesiones tienen una alta carga fortuita, por lo que muchas de ellas no se pueden evitar. Sin embargo, hay factores de riesgo que se deben tener en cuenta, y van desde las características individuales de cada persona hasta las condiciones de la disciplina deportiva.

En general, Wílchez y Sarmiento coinciden en que antes de hacer cualquier actividad física de forma constante hay que asesorarse. Los mayores de 40 años o con antecedentes de enfermedades graves deben pasar primero por una valoración de cardiología y medicina deportiva.

Asimismo, señalan que la hidratación es fundamental antes, durante y después de la actividad física. No hay una medida exacta de cuánta agua beber, depende de las necesidades personales, el desgaste físico, la sudoración y la temperatura.

Y, finalmente, indican que el estiramiento es clave y debe hacerse en orden para que todos los grupos musculares se activen. Recuerde que no debe doler y es mejor hacerlo en movimientos sostenidos de 20 segundos que en movimientos repetitivos.

Ronny Suárez
EL TIEMPO
@ronnysuarez_

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA