Salud

La relación entre la salud oral y nuestro corazón

Bacterias y organismos que viven dentro de la boca pueden llegar a influir en algunas enfermedades.

Cepillado de dientes

Hay que cepillarse regularmente al menos dos veces al día para eliminar las bacterias que forman las placas.

Foto:

123rf

13 de marzo 2018 , 09:54 p.m.

Lavarse los dientes forma parte de una rutina relacionada, generalmente, con la prevención de caries y el mal aliento.

Sin embargo, también existe una relación directa con el corazón. Diversos estudios han demostrado que una mala higiene oral está relacionada con un mayor riesgo de desarrollar enfermedades del corazón, pues en la cavidad bucal existe gran cantidad de bacterias que muchas veces pueden comportarse como patógenos.

En los adultos, dolencias tales como la actinomicosis pueden afectar las amígdalas y las encías. “Lo que puede ocurrir en el origen de una infección es que esta bacteria, producto de, por ejemplo, una periodontitis, ingrese a la sangre y ahí desencadene una afección mayor”, dice el cardiólogo Gabriel Robledo.

Según la Asociación Americana del Corazón, cuando las bacterias llegan a esta parte del cuerpo se adhieren a cualquier área y causan inflamación. Y algunas crecen formando vegetaciones que pueden generar abscesos.

A propósito, la Liga Colombiana contra el Infarto y la Hipertensión insiste en el cuidado de la salud periodontal. De hecho, todos los pacientes que van a ser sometidos a una cirugía cardiaca deben ser evaluados primero por el odontólogo. Un grupo de investigadores de la Sociedad Médica del Reino Unido le preguntó a un grupo de personas qué tan a menudo se lavaban los dientes, y luego les hicieron seguimiento durante ocho años.

En este estudio encontraron que las personas que se los lavaban con menos frecuencia tenían un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares que aquellas que sí tenían una higiene oral aceptable.

Luis Moya Jiménez, presidente de la Liga Colombiana contra el Infarto y la Hipertensión, explica que esta situación ocurre porque las bacterias que causan los síntomas de periodontitis, como inflamación y sangrado, pueden viajar por el torrente sanguíneo a las arterias. “Cuando un coágulo bloquea el flujo de sangre al corazón puede suceder un ataque, y es posible que los coágulos puedan interferir con el flujo de sangre al cerebro, lo que también puede provocar un accidente cerebrovascular”, explica el especialista.

“Cuando hay sangrado por enfermedades periodontales hay una gran movilización de factores inflamatorios, entre ellos bacterias y toxinas, que son capaces de movilizar una placa de ateroma (depósito de colesterol en la pared de una arteria) y de esta forma tapar totalmente una arteria coronaria, añade el cardiólogo Gabriel Robledo.

Un asunto complejo

Por su parte, investigaciones de la Universidad de Harvard también relacionan la salud oral con el corazón. El más reciente estudio al respecto revela que las bacterias de la boca pueden afectar los vasos sanguíneos o producir coágulos al liberar toxinas que se asemejan a las proteínas encontradas en las paredes de las arterias o en el torrente sanguíneo, y que la respuesta del sistema inmunológico puede causarles daño a los vasos sanguíneos o facilitar la producción de coágulos.

Así mismo, es posible que la inflamación en la boca pase a otras partes del cuerpo, incluyendo las arterias, en donde podría ocurrir un infarto o un derrame. Para las personas con periodontitis, por ejemplo, existe el riesgo de que las bacterias que causan la enfermedad terminen afectando el corazón, ya que estas han sido encontradas en la placa de arterosclerosis en las arterias coronarias, la cual causa el infarto de miocardio.

Ojo a estos signos de alerta

Si bien la enfermedad de las encías afecta a más del 60 por ciento de la población, eso no significa que vayan a tener problemas coronarios. Sin embargo, se recomienda visitar un especialista si se padece algunos de los siguientes factores de alerta, según el cardiólogo Rodolfo Vega Llamas:

Encías rojas, blandas o hinchadas.
Encías sangrantes al cepillar o al usar hilo dental.
Encías que parecen estar separadas de los dientes.
Mal aliento crónico o un sabor desagradable en la boca.
Dientes que están flojos o separados entre sí.

Cuidados básicos

Recomendaciones de la Liga Colombiana Contra el Infarto y la Hipertensión:

Cepillarse regularmente al menos dos veces al día para eliminar las bacterias que forman las placas.

Usar seda o hilo dental después de las comidas.

Consumir alimentos saludables, frutas y verduras y reducir el consumo de azúcares.

Evitar el cigarrillo porque puede destruir las encías y aumentar las posibilidades de enfermedades cardíacas.

Recuerde cambiar el cepillo de dientes cada tres meses, mínimo.

Visite a su odontólogo al menos una vez al año.

KATIA CHAMIÉ
PARA EL TIEMPO @SaludET

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA