Registrate o inicia sesión para seguir tus temas favoritos.

Salud

Erecciones de dos días / Sexo con Esther

Para mantenerlo rígido, hay muchos que echan mano de ciertas ayudas sin pensar en las consecuencias.

Sexo

Decir que el pene es el eje sobre el que gira el mundo masculino no es una presunción exagerada.

Foto:

123rf / Archivo EL TIEMPO

Por: Esther Balac
13 de abril 2019 , 10:00 p.m.

Erecciones consistentes y duraderas forman parte de la dotación ideal de los señores, al punto que —sin distingos— le venderían el alma al mismísimo diablo con tal de tenerlas siempre disponibles y de por vida.

Decir que el pene es el eje sobre el que gira el mundo masculino no es una presunción exagerada, como tampoco lo es que formas y tamaños del asta natural tienen asiento permanente en el cerebro de todos ellos.

Pero como mantenerlo rígido parece ser el tema prioritario en sus agendas, en su procura echan mano de cuanto unto, pastilla, pócima, masaje, cirugía o rogativa se les aparece, muchas veces sin reparar en precios o en consecuencias. Aquí todo vale.

A esto hay que agregarle el silencio en el que se realizan dichos tratamientos, en virtud de que cualquier flacidez, además de vergonzante, se ubica en el talego de la falta de hombría y de la incapacidad plena ante la vida; una verdadera tragedia.

Lo cierto es que no quisiera estar en su lugar, y menos, cuando las cosas se van hacia el otro lado, cómo le ocurrió hace unos días a un habitante de la India, que se convirtió en noticia mundial por cuenta de que le tuvieron que amputar a su mejor amigo después de tener una erección sostenida por más de 48 horas que terminó deslizándose hacia una irremediable gangrena.

Traigo esto a colación porque si bien cientos de órganos se retiran a diario en todo el mundo, el priapismo (así se llama la erección prolongada) del infortunado indio fue, incluso, llevado a las páginas de la encopetada revista ‘British Medical Journal’ y, por supuesto, se viralizó en menos de nada en medio del morbo que despertó.

Lo que no dijo es que el horrendo priapismo, con el que muchos tontamente fantasean, puede esperarlos a la vuelta de la esquina acompañando a algunas enfermedades comunes o desencadenando por algunos medicamentos y menjurjes con los que estimulan sus adorados falos para que se mantengan derechos.

El asunto es que a ellos, por lo visto, estos riesgos les parecen de poca monta, lo que no me impide decirles con vehemencia: nosotras los preferimos poco rendidores que cercenados.

En últimas, si el tiempo de su tiesura se mide en minutos, pues a utilizarlo con la mejor calidad y el mayor entusiasmo. No hacerlo no tiene perdón de Dios. Hasta luego.

ESTHER BALAC
Para EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá:

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA