Salud

Jet lag, ese molesto compañero de viaje

El llamado jet Lag aparece cuando llegamos a lugares con horarios muy distintos.

Jetlag

El reloj biológico se ve alterado por los cambios de horario.

Foto:

123RF

08 de agosto 2018 , 11:16 p.m.

El jet lag es un malestar que aparece cuando hacemos un viaje con un cambio horario importante. Las consecuencias más comunes son la dificultad para conciliar el sueño y el agotamiento.

Según Cristina Zunzunegui, especialista en psiquiatría y medicina del sueño y directora del Área Clínica de Somnisa –que ofrece tratamiento contra el insomnio–, nuestro cuerpo cuenta con un reloj biológico interno que nos mantiene activos durante las horas luz y nos permite dormir durante la noche. Y eso está regido por los denominados ritmos circadianos: ciclos biológicos con una duración cercana a las 24 horas.

“Son el producto del reloj biológico que sincroniza estos ritmos; por ejemplo, la función renal o el ciclo vigilia/sueño con el medio externo; también el ciclo luz/oscuridad, los horarios de las comidas y los cambios en la temperatura ambiental”, detalla María José Collado, doctora en psicología y codirectora del Centro Cuarto de Contadores (España). Y afirma que nuestros días están estructurados por la interacción de los ciclos circadianos solar, biológico y social.

Cuando viajamos a un lugar lejano, nuestro reloj interno se queda desfasado respecto al horario del país al que hemos llegado, y entonces se produce el jet lag.

“La dificultad para dormir es la queja más común, pero también puede derivar en síntomas como disminución del rendimiento, alteraciones en la memoria y la concentración, dolor de cabeza, fatiga y problemas digestivos como vómitos, náuseas o estreñimiento”, dice Cristina Zunzunegui. La especialista añade que los adultos de mayor edad suelen experimentar más complicaciones que los jóvenes. Pero la edad no es el único factor que determina la intensidad de los desfases horarios, ya que la dirección del viaje también influye en la duración los síntomas.

El tiempo necesario para ajustar el ritmo circadiano es de un día por cada 60 minutos de desajuste si viajamos hacia el oeste, cifra que aumenta a un día y medio por cada 60 minutos si nos dirigimos hacia el este”, precisa la doctora Zunzunegui.

Aunque no hay tratamiento para el jet lag y este suele desaparecer cuando transcurren unos días desde la llegada al destino y nuestro organismo se ha adaptado, los expertos recomiendan:

Una vez en el avión, aconsejan ajustar el reloj a la zona horaria de destino. Si va a aterrizar por la tarde, no duerma mucho en el avión para así acostarse cuando llegue a su destino. Por el contrario, duerma todo lo que pueda si su vuelo llega por la mañana, para poder estar despierto y activo el resto del día. Los especialistas del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido señalan que cuando ya hayamos llegado al lugar de destino, es necesario adaptar nuestras horas de sueño a los horarios del país lo antes posible.

Los suplementos de melatonina no están recomendados para el jet lag porque no hay suficiente evidencia científica que demuestre que funcionan.

EFE

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA