Mujeres

¿Cómo ‘recuperar’ el seno perdido luego de un cáncer?

Además de la reconstrucción mamaria, existen otras opciones como las prótesis externas. 

El cáncer de seno en cifrasConozca las cifras de cáncer en Colombia y el mundo.
Los senos después del cáncer

123RF

Por: VIDA
18 de octubre 2018 , 08:32 a.m.

Además del desgaste físico y psicológico al que se ven sometidas las pacientes diagnosticadas con cáncer de seno durante su enfermedad y tratamiento, también deben enfrentar el cambio en su imagen corporal.

Más allá de la caída del pelo y del aumento de peso, deben enfrentar la posibilidad de que uno o sus dos senos sean extirpados parcial o totalmente.

¿Cómo voy a lucir sin ellos?, ¿cómo me voy a sentir cuando me mire al espejo?, ¿cómo reaccionarán los otros? son algunas de las preguntas que se hacen miles de mujeres frente a una mastectomía.

Esta cirugía se hace como medida preventiva frente al cáncer o como parte del tratamiento, depende del tipo de tumor cancerígeno que se presente y del diagnóstico y tratamiento recomendado por el oncólogo.

En general, todas las pacientes que han perdido uno o los dos senos son candidatas a un proceso de reconstrucción mamaria

Una vez realizada, la probabilidad de reconstruir los senos es una opción, que debe ser tomada con la asesoría del médico tratante y el acompañamiento de un buen cirujano plástico.

De acuerdo con cifras reveladas en Estados Unidos, el número de mujeres que optan por reconstruir sus senos ha ido en crecimiento en los últimos años y en 2014 alcanzó el 69 por ciento, pero paralelamente, y también en ese país, ha surgido el movimiento Going flat (Quédate plana), que las invita a optar esa alternativa.

Hablamos con Catalina Muñoz, cirujana plástica oncóloga, coordinadora de la Unidad de Cirugía Reconstructiva del Instituto Nacional de Cancerología sobre el tema y sus respuestas pueden servir de guía a las pacientes que deban tomar esta decisión.

¿Qué tipo de pacientes son idóneas para una reconstrucción?

En general, todas las pacientes que han perdido uno o los dos senos son candidatas a un proceso de reconstrucción mamaria, a menos que tengan alguna condición médica adicional que genere un riesgo alto para la cirugía.

¿En qué consiste la reconstrucción?

Es el proceso mediante el cual se restaura el seno o los senos que han sido extirpados por diferentes causas, principalmente por cáncer. La reconstrucción se puede realizar con diferentes técnicas en las que se utilizan los tejidos propios de la paciente en combinación o no con implantes mamarios u otros dispositivos médicos. Se puede realizar en el mismo momento en que el seno es extirpado o luego, cuando la paciente finalice su tratamiento de quimio y radioterapia.

La reconstrucción mamaria hace parte del tratamiento integral del cáncer de mama

¿Qué consideraciones debe tener una mujer para someterse a una reconstrucción?

En la decisión del tipo y el tiempo de la reconstrucción se tiene en cuenta factores como la edad de la paciente, el estado del cáncer, los tejidos disponibles, la necesidad o no de radioterapia y las expectativas mismas de ella.

¿El factor económico incide en esta decisión?

La reconstrucción mamaria hace parte del tratamiento integral del cáncer de mama y por ende está incluido en los servicios de salud en Colombia.

¿Cómo es el posoperatorio?

El posoperatorio y el tiempo de recuperación dependen del tipo de cirugía realizada; sin embargo, estos tiempos deben ser cortos porque la mayoría de pacientes deben estar en óptimas condiciones en unas pocas semanas para continuar con su tratamiento (quimio o radioterapia). Las nuevas técnicas y los avances en cirugía permiten realizar procedimientos reconstructivos altamente especializados, con excelentes resultados estéticos, baja tasa de complicaciones y tiempos de recuperación de dos a tres semanas.

Otras opciones para ellas

En Colombia es común que muchas sobrevivientes de cáncer no puedan acceder a una cirugía de reconstrucción por razones que van desde factores económicos, pasando por causas médicas y hasta decisiones personales que las mantienen alejadas de los quirófanos, pues prefieren que las dejen, como ellas mismas dicen, “planas”.

Según cálculos de expertos de la Liga Contra el Cáncer, el 10 por ciento de las mujeres mastectomizadas no tienen la opción de la reconstrucción del seno. Para ellas, por ejemplo, existen las prótesis externas: un brasier especial que lleva incorporada una prótesis, de quitar y poner.

Una prótesis externa puede incidir positiva y significativamente en la vida de una sobreviviente

El doctor John Alberto Marulanda, asesor médico de la Liga Colombiana Contra el Cáncer, asegura que estas inciden positiva y significativamente en la vida de las sobrevivientes que no pueden acceder a una reconstrucción de seno. “Al tener un dispositivo que permite reemplazar el volumen perdido, la paciente va a tener una rehabilitación emocional más rápida y va a lograr una integración social muchos más completa”.

El doctor Marulanda afirma que las prótesis “deben cumplir unos requisitos de elaboración y sanitarios específicos para que no afecten la piel de la paciente”. Es fundamental, por ejemplo, que no tengan costuras o materiales que puedan lesionar las zonas intervenidas.

En Colombia, la Liga lidera una campaña para ayudar a pacientes de bajos recursos económicos a optar por una de estas prótesis externas que lamentablemente no son cobijadas por el sistema de salud y que no todas pueden pagar.

Las mujeres también han empezado a optar por los tatuajes y la pintura corporal que convierte el área en el que estaban los senos en una especie de lienzo.

“La imagen corporal se ve afectada”

“Las mujeres con cáncer de seno no solo tenemos miedo de morir, también tenemos miedo de cómo quedaremos tras el tratamiento. La enfermedad nos genera desajustes emocionales que afectan significativamente nuestra imagen”, dice Vicky Cardona, una abogada que fue diagnosticada hace apenas tres meses con cáncer de mama.

El cáncer ha estado muy presente en su familia: a su mamá, quien ya falleció, le dio cáncer de seno, se recuperó, y 12 años después le apareció en el otro; tiene una hermana sobreviviente, su padre murió de cáncer gástrico y sus otras dos hermanas han tenido cáncer de piel.

Aunque está convencida de que el seno que perdió no la define como mujer, no está dispuesta a que la vean mutilada

Con cercanía con la enfermedad ella no dudó en aceptar la mastectomía y la reconstrucción de su seno. Sin embargo, los resultados aún no han sido los que ella y su médico esperaban. Su cuerpo está rechazando la reconstrucción. Si la piel no reacciona pronto, tendrá que ser sometida a una nueva intervención, pero esta vez para retirar lo que le pusieron para darle forma al seno.

En caso de que esto suceda, asegura que recurrirá a una prótesis externa porque, aunque está convencida de que el seno que perdió no la define como mujer, no está dispuesta a que la vean mutilada.

Es enfática al afirmar que no es una cuestión de vanidad: “Emocionalmente es muy duro escuchar cuando a uno le dicen que tiene cáncer, pero también es muy duro sentirse diferente. Tener algo ahí le permite a uno superar la impresión y sentirse más normal. Hoy, después de lo que he vivido, no sé si me sometería a la reconstrucción u optaría de una por una prótesis externa. Es una decisión que a muchas se nos dificulta tomar”.

REDACCIÓN VIDA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA