Medio Ambiente

¿Qué pasa cuando se desprende un glaciar de la Antártida?

Hablamos con un experto en glaciología, a propósito del quiebre de un bloque en la zona.

Iceberg de la Antartida

En 2017 se desprendió el iceberg A-68, un código otorgado por el National Ice Center, en Estados Unidos, según las coordenadas geográficas del lugar del cual se desprenden.

Foto:

Cortesía Angela Posada-Swafford

Por: REDACCIÓN VIDA
27 de febrero 2019 , 06:31 p.m.

Esta semana la Nasa reveló que existe la posibilidad de que un bloque de hielo de 1.700 kilómetros de superficie se desprenda de la Antártida, lo que generaría un iceberg del tamaño del doble de grande de la ciudad de Nueva York.

A propósito del anuncio, consultamos a Diego Fernando Mojica, investigador asociado al Programa Antártico Colombiano (PAC) sobre las implicaciones que esto puede tener. Según afirma, una de las consecuencias es que se debilite la plataforma de hielo en la que está alojado, que en este caso es la conocida como Brunt. “Además de esto, van a desprenderse paulatinamente más pedazos de hielo, por lo que más adelante se puede perder toda esta plataforma”, explicó Mojica.

Por otro lado, destacó que dichas plataformas tienen la función de evitar que el hielo se derrita, por lo que un desprendimiento de un pedazo de ellas abriría la posibilidad a que aumente la cantidad de agua en el mar. “Las plataformas de hielo son como el corcho de la champaña. Si este no está en la botella, el líquido se puede evaporar y en el caso de los glaciares, el hielo se derrite y llega al mar”.

Otro de los efectos es que, como ya ha pasado con otros glaciares, ese hielo puede empezar a “tapar partes de la Antártida donde hay colonias de pingüinos”. Incluso, según recuerda Mojica, en el pasado hubo una mortandad de miles de estos animales, que quedaron encerrados porque no encontraron acceso al mar.

Además de afectar a la fauna de la zona, los expertos de la Nasa también señalaron que el desprendimiento de dicho bloque de hielo podría afectar a la Estación Halley de British Antarctic Survey y que actualmente es una de las principales bases para la investigación de la Tierra, la atmósfera y la ciencia espacial.

Los otros desprendimientos

El caso de la plataforma Brunt no es el primero que presenta una grieta, que desde el 2016 no ha dejado de hacerse más larga y profunda. En el 2017, una grieta en la plataforma de hielo Larsen C hizo que un bloque enorme de hielo se desprendiera, por lo que se creó un iceberg de al menos 5.800 kilómetros cuadrados.

“Con base a lo que ha pasado en los últimos años con los glaciares en la Antártida, esto puede tener un impacto en el mediano plazo en las zonas costeras del mundo
y puede provocar erosión en esos lugares. Es urgente que nos preparemos para las consecuencias que esto puede tener en el clima y en el mar”, concluyó Mojica.

Los icebergs más grandes del mundoB-15

En marzo del 2000 se desprendió el glacial más grande registrado en el mundo de la plataforma de hielo Ross y midió alrededor de 295 kilómetros de largo y 37 kilómetros de ancho, con una superficie de 11.000 kilómetros cuadrados. Con los años el iceberg se ha dividido en pedazos más pequeños.

A-68

En 2017 se desprendió un bloque de 5.000 kilómetros cuadrados de la barrera de hielo Larsen. En 1995 se desprendió una parte más pequeña y en 2002, casi en su totalidad. La plataforma de hielo Larsen está situada a lo largo de la costa noreste de la Península Antártica, uno de los lugares de mayor calentamiento del planeta.

Desprendimiento Pine Island

En noviembre de 2013, un bloque de hielo se desprendió del glaciar Pine Island, ubicado en la Antártida. Su superficie fue de 720 kilómetros cuadrados de extensión. Los científicos detectaron por primera vez una ruptura en el glaciar en octubre de 2011 durante los vuelos para la Operación IceBridge de la NASA. En julio de 2013, las imágenes de infrarrojos y de radar indicaron que la grieta se había cortado completamente a través de la plataforma de hielo hasta el borde suroeste.

A-38

El iceberg se separó de la plataforma de hielo de Filchner-Ronne en la Antártida en 1998. El iceberg, de más de 144 km de largo y 48 km de ancho, fue el más grande que se había observado en una década.  Para el 22 de octubre de 1998, A-38B había comenzado a romper el iceberg original. Las piezas se desplazaron aproximadamente 1,500 millas náuticas al norte hasta su ubicación actual alrededor de la isla de Georgia del Sur en el Atlántico Sur.

PII-A

En 2010, el glaciar Petermann, a lo largo de la costa noroeste de Groenlandia, se desprendió en una isla de hielo aproximadamente cuatro veces el tamaño de Manhattan. Casi un año después, el 20 de julio de 2011, una parte de esa isla de hielo, llamada Petermann Ice Island-A (PII-A) con 50 kilómetros cuadrados de extensión todavía estaba visible en el Espectro radiómetro de Imágenes de Resolución Moderada (MODIS) en el satélite Terra de la Nasa.

REDACCIÓN VIDA

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá:

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA