Medio Ambiente

Y si me voy del país, ¿qué hago con mi mascota?

Es una decisión que requiere responsabilidad y sensatez. La mejor opción siempre será llevársela. 

Perritos2

Si deciden dejar el perro, lo ideal es que sea en manos de alguna persona conocida y dispuesta a darle un nuevo hogar.

Foto:

123RF

11 de agosto 2018 , 02:57 p.m.

Ziza Palanques es una ingeniera química española que vivió en Buenos Aires (Argentina) durante 13 años. Hace dos años, por trabajo y por vacaciones, vino varias veces a Colombia y se enamoró del país, tanto, que se vino a vivir a Bogotá. Llegó hace dos meses.

“Lo único difícil de esta decisión fueron mis gatos, Río y São Pablo (de 9 y 3 años). Pues traerlos conmigo a instalarme, al principio viviendo donde un amigo, sin saber muy bien cómo sería esta nueva vida, no me pareció justo con ellos”, cuenta Ziza.

Para ella nada de su traslado a Colombia era un problema. Lo único que la aterraba era saber si los podría dejar en buenas manos. Y hasta que no encontró a la persona perfecta, no viajó.

“Afortunadamente encontré a una amiga que me dijo que se los dejara, que ella los cuidaría hasta que yo decidiera qué hacer”, asegura Ziza. Este fue el mejor de los arreglos, pues para la amiga han sido la mejor compañía y ellos han estado muy bien de salud y de ánimo.

Sin embargo, la española no ha decidido qué hacer: si traérselos o no. Por ahora, los ha visto en dos oportunidades, pues ha viajado a Buenos Aires de trabajo. Además Río, su gato compañero durante 9 años, tiene un problema cardiaco que lo convierte en un paciente de alto riesgo para viajar. Como ella dice: “Esta historia aún no ha terminado”.

Y es que a la hora de cambiar de país y decidir la suerte de las mascotas solo hay dos opciones: dejarlo o llevarlo.

ziza

La española Ziza Palanques dejó sus gatos con una amiga, en Buenos Aires, mientras se radica en Colombia.

Foto:
Viaja conmigo

Obviamente esta parece ser la mejor decisión, pero siempre teniendo en cuenta todas las variables. ¿Voy a tener tiempo para cuidarlo? ¿Dónde lo voy a dejar si tengo que viajar con cierta frecuencia? ¿Económicamente es viable? ¿El espacio donde voy a vivir es el adecuado?

Catalina González, del centro Perros de Casa, asegura que se deben tener en cuenta, además, la edad del animal, ya que si tiene más de 8 años será muy difícil para él adaptarse a una nueva familia.

Ellos, en su hotel, han tenido mascotas que les han dejado por periodos largos. “Personas que se van a estudiar por fuera un tiempo, o mientras se organizan en otro lado. Nosotros después mandamos la mascota”, cuenta González, una experta en los trámites que se requieren para sacar a las mascotas del país y asegurarse de los requerimientos de diferentes países del mundo.

Otra de las consideraciones para tener en cuenta son las exigencias legales para sacar al animal del país, como vacunas y su estado de salud. También los estándares del sitio de llegada y el costo de llevar a la mascota en un vuelo internacional, que puede ser similar al de llevar a una persona.

Para la veterinaria Carolina Alaguna, experta en comportamiento animal, llevarlos siempre es la mejor opción. Los animales (perros o gatos) –añade– sufren mucho si los separan de sus dueños.

“Si deciden llevarlos, lo ideal es que viajen en la cabina con sus dueños. Hay varios recursos como la feromonas sintéticas o aromaterapia, que los ayuda a tranquilizarse. Nunca se debe usar un sedante fuerte como el tranquilán, con el que sufren porque se dan cuenta de todo”, aclara la experta. Si el viaje es en bodega, se debe procurar un guacal cómodo.

El periodo de adaptación es muy importante. Una vez se llega al nuevo destino, hay que poner las cosas de manera similar a como las tenían en su hogar anterior. Especialmente en el caso de los gatos, hay que darles juguetes. No cambiarles abruptamente de comidan y dedicarles tiempo para que conozcan su nuevo hábitat.

“Antes de llegar, debe averiguar sobre paseadores, guarderías y por un veterinario recomendado. Muy importante que el animal tenga desde el principio una placa de identificación”, asegura Alaguna.

Buscando un nuevo hogar

Dejarlos es una decisión muy difícil. Pero si es definitivo y no hay manera de viajar con nuestras mascotas, es importante planear este paso, que seguro será doloroso.
Para Alaguna, lo ideal es buscar a algún familiar que conozca a la mascota y con quien ella se sienta tranquila.

En ese caso, llevarla y dejarla poco a poco también es recomendable, para que vayan conociendo a su nuevo amigo y su nueva casa. Los perros y gatos son animales territoriales, por lo que un cambio de casa implica para ellos abandonar el que ya han marcado como suyo. La cobija, su cama o algo familiar deben estar con ellos para generar confianza.

“El que se va es el responsable de hacer la labor de adopción, pues es él quien de verdad lo conoce y sabe qué le gusta y qué estilo de vida necesita”, concluye la veterinaria.

Catalina González, de Perros de Casa, está convencida de que en los casos en los que sea imposible llevarlo, siempre hay que pensar en la mejor alternativa.

Hay que buscar una persona que de verdad se quiera comprometer, mejor si es conocido por el animal. Los gatos se deprimen más con los cambios; los perros, dependiendo de la raza, se adaptan más fácilmente si se sienten queridos y bien recibidos en su nuevo hogar”.

Si ya es una decisión final y no hay una persona conocida que lo quiera tener, se puede acercar a una fundación y comprometerse con el pago de la manutención hasta que encuentren un dueño cariñoso y amable.

Para tener en cuenta

- Averigüe bien la legislación de cada país, sobre todo en las grandes ciudades, donde muy estrictas en cuanto a la tenencia de animales. Por ejemplo, si se pierde, las autoridades pueden encerrar y esterilizar al animal si no es reclamado por su dueño; incluso, puede ser sacrificado.
- Perros y gatos son los típicos animales de compañía cuyo traslado a otros países está, generalmente, estandarizado. Otras mascotas como roedores, aves, peces, tortugas o animales exóticos (como serpientes) o mascotas atípicas (como caballos) resultan más difíciles de transportar por los controles extremos que aplican los países de importación.
- Cada aerolínea tiene sus propias normas para transportar animales. Conviene conocerlas antes de comprar los tiquetes de avión.

Fuente: www.mequieroir.com

CECILIA MONTOYA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA