Vida

Pareja: cuatro razones de infidelidad financiera

El dinero no es un tema fácil de abordar en la pareja, dice la psicóloga María Elena López.  

06 de agosto 2018 , 10:03 p.m.

El temor a que la pareja esconda ingresos, contraiga deudas, haga inversiones sin consultar o gaste más de lo convenido es un tema que si bien no se plantea como el motivo principal en mi consulta, sí aparece asociado a otros problemas por los que las parejas buscan ayuda.

Esta situación se define como infidelidad monetaria o financiera, y para algunos puede resultar tan inquietante –o más– como si apareciera una tercera persona. Por un lado, genera inseguridad personal –y en algunos casos familiar– y vulnera la confianza en el otro y, por el otro lado, es como una amenaza para los proyectos conjuntos de la pareja
.
1) ¿Por qué genera conflicto con la pareja?

Hablar sobre cuánto gana realmente el otro, cuánto aporta, cuánto gasta y/o ahorra, entre otros, es una asunto que muchas parejas prefieren no tocar para evitar reproches, discusiones y frases ofensivas que generan malestar y tensión en la pareja, que, incluso, pueden prolongarse en el tiempo. 

Por eso, muchas parejas llegan a tener ‘carteras paralelas’.

Parte del bienestar de una relación y de unas finanzas sanas tiene que ver con conversar abiertamente sobre el manejo del dinero.

2) Es una manera de esconder un problema

Gastar en secreto, no dar a conocer todos los ingresos, justificar engañosamente los gastos puede esconder problemas más graves, que van desde un manejo inadecuado o una mala administración hasta adicciones en las que se invierte parte del dinero propio o de la pareja.

El hecho de esconder estos actos puede agudizar la situación y poner en riesgo la seguridad o la reputación financiera del otro o de la familia.

3. No saber cómo manejar la desigualdad en los ingresos

Con frecuencia, las expresiones de infidelidad financiera están relacionadas con que alguno de los dos gana más o tiene más bienes. Esto plantea directa o indirectamente un cambio de roles, que no son fáciles de asumir. Muchas veces suelen dar mayor relevancia a la armonía, la buena comunicación o la colaboración en la relación que a cuánto gana el otro.

La expresión ‘quien tiene la plata tiene el poder’ no tiene que ser una realidad en las relaciones de pareja si ambos aclaran sus expectativas y llegan a acuerdos que tomen en consideración la realidad individual y al tiempo favorezcan el proyecto de pareja.

4) Proteger el patrimonio de la familia de origen

Hacer explícitos los acuerdos entre una pareja para establecer qué bienes aportan o no a la sociedad conyugal es una cuestión que debe tratarse claramente en el marco del afecto, la confianza y el respeto. Esto incluye los acuerdos prenupciales, como las capitulaciones.

Hay factores económicos que involucran a las familias de origen o a terceros, que la pareja no siempre ve con buenos ojos y los percibe como una situación que compromete el amor o la valoración que se tiene de la relación.

MARÍA ELENA LÓPEZ
Psicóloga de familia
inteligenciafamiliar@gmail.com

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA