Educación

‘Mensaje de la Universidad Pontificia Bolivariana es machista’

Expertos dicen que comunicado que sugería cómo las mujeres deberían ir vestidas es discriminatorio.

Protestas en minifalta contra la UPB

Una fuerte polémica se desató en redes sociales luego de que la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín publicara una guía para las mujeres en la que se sugiere cómo deberían vestirse.

Foto:

Guillermo Ossa / EL TIEMPO

08 de febrero 2018 , 06:24 p.m.

“Tengo un examen mañana y no he estudiado. Le voy a decir al profesor que vi a un tipo en pantaloneta y me desconcentré toda la tarde”, dice @virginiapetrod para criticar un comunicado de la Universidad Pontificia Bolivariana (UPB) de Medellín titulado: ‘¿Cómo vestirse para ir a la Universidad?’. La publicación, dice: “Trata de usar ropa discreta, no hay nada más incómodo que distraer la atención de tus compañeros de clase y profesores, para eso te sugerimos evitar utilizar escotes profundos, faldas cortas o ropa muy ajustada al cuerpo”.

El trino de @virginiapetrod es uno de los tantos que convirtió tendencia a la etiqueta #UPBenFalda, mediante la cual estudiantes y profesores de la institución convocaron a la comunidad académica a demostrar su descontento con el comunicado y a irse todos en falda.

Además de convertirse en tendencia, efectivamente se logró que hombres y mujeres, durante este miércoles, fueran a clases con esta prenda como símbolo de protesta. Además, se impulsaron mensajes como: “mi cara y mi ropa no son un delito”, y “yo elijo cómo vestirme”, entre otros.

Ante el escándalo, la Universidad desmontó de su página web el comunicado y publicó otro en el que aclaran: “la motivación del texto se dio con el fin de dar algunas recomendaciones generales sobre la comodidad en el ambiente universitario. La UPB no pretende condicionar algún código de vestuario para sus estudiantes y eso es evidente en la dinámica misma de la institución. Ofrecemos disculpas si en algún momento el texto afectó a alguien por la interpretación que se le diera”.

Sin embargo, a pesar del comunicado aclaratorio, el daño quedó hecho. Expertos consultados por EL TIEMPO aseguraron que la primera misiva evidencia un pensamiento machista que, aunque no debería existir en ninguna parte, donde menos debería existir es en las universidades.

Muchas personas piensan de esa forma: es que la violaron porque llevaba una minifalda, es que la acosaron por el escote.

Isabel Londoño, experta en temas de género, expresó que se envió un mensaje tácito en el que culpa a las mujeres si son acosadas o violadas en la Universidad. “Muchas personas piensan de esa forma: es que la violaron porque llevaba una minifalda, es que la acosaron por el escote. Además, me parece que el artículo es discriminador en tanto que invita a las mujeres a vestirse de una forma específica mientras que los hombres se pueden vestir como se les dé la gana”.

Con la postura de Londoño coincide Pilar Luna, experta en moda y directora editorial de Código Malva. “Poner códigos de vestuario en una universidad es absurdo porque va en contra del libre albedrío, y las universidades deben ser el mayor ejemplo de este derecho. Además, el comunicado de la UPB es totalmente sexista”, dice Luna, y además explica que el hecho de que digan que las mujeres al ponerse falda o escote distraigan a los profesores y compañeros parece del siglo XIX.

“Las universidades deben ser espacios abiertos y de libre expresión, y además es increíble que en la UPB donde tienen una facultad de moda muy importante sesguen el vestuario de esa forma”, asegura Luna.

Estas posturas las complementa la escritora especializada en historia y teoría del estilo y la moda, Vanessa Rosales, quien explica que la circular de la UPB refleja una estructura de creencias que tiene raíces en la tradición judeo-cristiana. “En el pensamiento católico, la mujer es la que trae el mal al mundo. Y aunque esto parece muy distante a nosotros, en realidad se ve reflejado en este tipo de posturas”.

La experta asegura que el pensamiento católico está tan incrustado en nuestra manera de entender lo femenino que la provocación de la mujer en su ser sexual hace que se moralice la ropa.

“Me emociona que en medio de todo esto que está pasando, también se está generando una oportunidad para repensar lo masculino. A nosotras nos culpan de lo que pasa, es decir, el hombre termina siendo la víctima. Nos dicen: no te debiste vestir de tal forma para no provocar tal sentimiento. Lo que realmente hay que hacer es reeducar absolutamente la manera en que el hombre ve a la mujer”, dice Rosales.

Y concluye: “Una mujer debería poder andar en minifalda sin sentirse cohibida y ese es el problema de que una Institución, que además se caracteriza por promover estudios del vestuario en Colombia, esté reforzando estereotipos machistas entre sus estudiantes”.

Simón Granja 
REDACTOR EDUCACIÓN 
EL TIEMPO @simongrma

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA