Educación

Nueva jornada de protestas de un paro estudiantil en el limbo

A las marchas de este jueves se suman centrales obreras y profesores.

¿Por qué marchan los estudiantes? | EL TIEMPO
Marchas estudiantiles

Carlos Ortega

Por: EL TIEMPO
15 de noviembre 2018 , 10:05 a.m.

Este jueves, y ante una alta probabilidad de que el semestre académico sea cancelado –o, en el mejor de los casos, suspendido–, los estudiantes de las universidades públicas saldrán de nuevo a las calles para exigirle al Gobierno Nacional más recursos económicos que permitan el normal desarrollo de las actividades académicas.

Y aunque ya se completa más de un mes desde que se inició el cese de clases (el paro comenzó el 11 de octubre y durante el mismo se han realizado seis movilizaciones), las marchas de hoy tendrán un ingrediente adicional: se sumarán otras organizaciones, como los profesores congregados en Fecode, las centrales obreras, indígenas y líderes sociales, que apoyan el reclamo de los universitarios, pero que protestarán puntualmente por la llamada ley de financiamiento del gobierno de Duque y que pretende gravar con el IVA la canasta familiar.

Las rutas de las marchas

Las rutas de las marchas

Foto:

EL TIEMPO

Las principales centrales de trabajadores se movilizarán como preámbulo a otras protestas que se llevarán a cabo el 28 de noviembre y del paro nacional convocado para el 13 de diciembre. Así quedó acordado por el Comando Nacional Unitario del que hacen parte diferentes organizaciones.

Por su parte, los representantes estudiantiles aseguraron que el objetivo de las marchas es presionar al Gobierno para que vuelva a sentarse a la mesa de negociación. Estos diálogos se suspendieron el 7 de noviembre, cuando los estudiantes no lograron llegar a ningún acuerdo con la ministra de Educación, María Victoria Angulo, sobre más plata para la educación y ante la negativa del presidente Duque de reunirse con ellos.

“Les pido que se sienten, como lo venían haciendo. Porque no es una mesa coyuntural, sino una mesa para pensar sobre el futuro de la educación en nuestro país”, afirmó el Presidente en el más reciente pronunciamiento sobre el paro. Y fue enfático en asegurar que no hay más dinero del que ya se autorizó y que su representante en la mesa de diálogo es la ministra Angulo.

Vale recordar que el Gobierno Nacional adicionó 2,3 billones de pesos para funcionamiento e inversión a lo largo de los próximos cuatro años; adición concertada con los rectores, pero que no fue recibida como suficiente por los estudiantes, que exigen 500.000 millones más.

Los recursos anunciados se suman al billón de pesos de regalías, que ya fue autorizado por los gobernadores.

“Lo que no podemos hacer es limitar una conversación a conseguir 500.000 millones de pesos de aquí a diciembre, que no los hay, porque seríamos irresponsables con el país y yo no voy a ser irresponsable con los recursos del pueblo”, advirtió Duque.
No descartan bloqueos

Las movilizaciones convocadas para este jueves tendrán lugar en las principales ciudades capitales del país, aunque en Bogotá se espera que tenga lugar la mayor concentración de manifestantes, dado que se suman docentes y centrales obreras.

En la capital del país, a partir de las 10 de la mañana, saldrán desde las universidades Nacional, Distrital y Pedagógica rumbo a la calle 100, donde, hace exactamente ocho días, la movilidad colapsó por culpa de los disturbios entre estudiantes y el Esmad. Mientras tanto, las centrales obreras saldrán del parque Nacional hacia el centro.
De acuerdo con Alejandro Palacio, presidente de la Asociación Colombiana de Representantes Estudiantiles de la Educación Superior (Acrees), ellos no buscan causar un impacto negativo en la movilidad de Bogotá, sino “enviar un mensaje político al Congreso y al Gobierno”.

Palacio le dijo a este diario que en cada ciudad las protestas iniciarán a diferentes horas de la mañana y que la intención es que se lleven a cabo de manera pacífica. Sin embargo, Noel Ruiz, representante del movimiento Acción Libertaria Estudiantil, no descartó que se presenten problemas con la movilidad. “Nuestro objetivo es ganarnos a la gente haciendo actos de pedagogía, para que siga entendiendo de qué se tratan estas protestas, pero también sabemos que va a haber choques”.

“Queremos que el Gobierno nos escuche y nos dé una propuesta. Queremos encontrar una solución estructural que nos permita retomar las clases lo antes posible”, agregó Palacio, quien aclaró que lo último que quieren es aplazar o suspender el semestre.
Este viernes es el día límite establecido por varias universidades, entre ellas la Nacional, para definir la suerte del semestre académico; un tema que vienen evaluando desde hace varios días.

La rectora de la Nacional, Dolly Montoya, advirtió que cada día de paro les cuesta 2.000 millones de pesos y los rectores de universidades públicas, congregados en el Sistema Universitario Estatal (SUE), hicieron un llamado a los estudiantes y al Gobierno para que retomen la mesa de diálogo y encuentren salidas al paro estudiantil.

Otro jueves de marchas en BogotáOtro jueves de marchas en Bogotá
Manifestaciones

También anunciaron que están en disposición de facilitar puntos de encuentro que promuevan “un diálogo amplio y constructivo por la defensa y el fortalecimiento de la educación superior pública”.

Ante esta invitación, el líder estudiantil Alejandro Palacio dijo que tienen “toda la voluntad política” y que lo que quieren es “alcanzar consensos en materia de financiación” con el Gobierno. No obstante, señaló que los estudiantes pueden resistir hasta que se cumplan sus reclamos, los cuales considera como legítimos.

Indígenas también se movilizarán en Bogotá

Aunque tienen peticiones diferentes a las de los estudiantes y la CUT, 450 indígenas del Chocó se sumarán a las marchas en la capital del país.

Los indígenas –que representan a los pueblos embera, wounaan y zenú– reclaman del Gobierno atención al confinamiento que están sufriendo por los enfrentamientos entre grupos armados ilegales en el bajo Atrato. “Nos están matando; no podemos cazar, no podemos danzar, porque los fusiles son más fuertes”, dijo este jueves un vocero embera antes de retomar el diálogo con el Ministerio del Interior.

Así se preparan las ciudades para las marchas

Ante la nueva jornada de protesta de estudiantes de universidades públicas, las alcaldías de las principales ciudades advirtieron que vigilarán las protestas con el apoyo de la Policía y llamaron a los manifestantes para que las marchas se realicen de manera pacífica y no se reiteren las confrontaciones y hechos de vandalismo del pasado 8 de noviembre.

En Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Bucaramanga, Pasto, Popayán, Manizales, Pereira y Armenia, entre otras ciudades, están autorizadas concentraciones. No obstante, solo en Bogotá, donde se registran las manifestaciones más grandes, y en Cali se han tomado medidas para prevenir los desmanes.

En el resto de ciudades no se esperan operativos especiales, aunque sí se establecieron recorridos y sitios de concentración.

En la capital del país, por ejemplo, fueron autorizadas cuatro rutas para el desplazamiento de los manifestantes: las centrales obreras lo harán por la carrera 7.ª, desde el parque Nacional hasta la avenida Jiménez. Y los estudiantes se movilizarán hacia la calle 100, desde la calle 45 por la carrera 30, pasando por la calle 80 y la avenida 68; desde la calle 72 por la avenida Caracas, la calle 80 y la avenida 68, y desde la calle 40, la 7.ª, la calle 39, la avenida Caracas, la calle 80 y la avenida 68.
Estas movilizaciones tendrán el acompañamiento de gestores de convivencia y de 2.000 policías. Además, el Grupo de Reacción Inmediata, que se creó a partir de los hechos de violencia del pasado jueves y que está conformado por miembros de la Policía, estará alerta ante posibles alteraciones del orden público o afectaciones a TransMilenio.

En Cali, las movilizaciones serán supervisadas con policías motorizados y se contará con el apoyo de 6.200 miembros de la Fuerza Pública de llegar a ser necesario. En esta ciudad se establecieron vías alternas ante la posibilidad de que colapsen sectores como la glorieta de la avenida Estación, la avenida de las Américas, la avenida 2 Norte, la calle octava, la carrera 5, la calle 10 y la plazoleta de la Gobernación.

En Medellín, las autoridades no han dispuesto planes especiales de seguridad, más allá de la presencia de policías y agentes de tránsito. Tampoco se esperan grandes operativos en Pasto y Popayán, donde hace ocho días se presentaron alteraciones de orden público.

Y en Bucaramanga las miradas estarán dirigidas a lo que pueda ocurrir en la Universidad Industrial de Santander (UIS), donde ya hubo enfrentamientos entre estudiantes y la Fuerza Pública.

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA