Educación

La legión francesa que se enamoró de Colombia

Llegaron por trabajo, familia o aventura, sin imaginar que quedarían cautivados por esta tierra.

Florence Syoen

Florence Syoen vive en Colombia desde el año 2014 y es socia de la reconocida panadería francesa Maison Kayser.

Foto:

Rodrigo Sepulveda

20 de julio 2017 , 01:00 a.m.

Estas son nueve historias de franceses que terminaron en Colombia por diversos motivos: turismo, trabajo, familia, búsqueda de aventura, y que terminaron atrapados por los encantos de esta tierra de los cuales, a veces, son los extranjeros quienes más los notan

Un pan francés en Bogotá con corazón colombiano
Florence Syoen. Lugar de nacimiento: Saint Just, Chaussée, Francia. Trabajo: socia de la panadería francesa Eric Kayser.

El esposo de Florence es paisa pero vive en Francia, mientras que ella vive en Bogotá. Ella dijo que quería conocer el país de su marido, aunque él le afirmó que aún no estaba preparado para regresar. En su practicidad europea decidió entonces venirse sola y preparar el terreno. En ese momento surgió la pregunta ¿qué voy a hacer si no hablo español y no tengo trabajo?

“Soy ingeniera química, pero lo que se me ocurrió fue traer una panadería francesa. ¿Por qué? Porque pensé en lo que me iba a hacer falta si venía a vivir acá: un buen pan francés”, cuenta Syoen. Así fue como nació la panadería Maison Kayser, que ya tiene varias sedes en la capital.
Los colombianos, además de tener una muy buena aceptación de la panadería, aceptan muy bien a los extranjeros, cuenta Syoen. “Son muy queridos, tienen curiosidad de la gente. No te quedas sola en un rincón, todos te hablan, quieren saber de ti, están muy pendientes”.

Sin embargo, hay algo que entristece a Florence más allá de la sensación de inseguridad que a veces tiene y que le impide salir a montar en bicicleta, una de sus pasiones, y es que “me siento colombiana y amo este país, pero la gente todo el tiempo me ve como una extranjera. Es una lástima, no soy de acá”.

¿Cómo definiría a Colombia en una sola palabra? Esperanza.

Audrey Mot

Audrey Mot llegó a Colombia sin saber qué iba a hacer acá. Actualmente trabaja en el mundo del arte.

Foto:

Cortesía.

Bailando vallenato en la playa del Tayrona
Audrey Mot, 27 años. Lugar de nacimiento: Albi, Francia. Logística internacional.

Los momentos más sencillos son seguramente los más valiosos, asegura Audrey Mot desde su experiencia. Para ella, ese momento fue una fogata en una noche de navidad, en playa Brava (dentro del parque Tayrona)´, con su familia y amigos colombianos y gente de la zona, bailando vallenato. “Estar todos juntos y tan felices fue un regalo inolvidable”.

Audrey llegó a las ocho de la mañana del 6 de mayo de 2016 a Bogotá. “Me acuerdo muy bien de ese día. Pensé « ¿y ahora que voy a hacer?». Y más de un año después, todavía, estoy acá, disfrutando de este país muy especial. El tiempo está volando, pero intento aprovechar todos los días”.

La pregunta que le resulta más difícil de resolver es: ¿por qué Colombia? Asegura que no tenía realmente una razón para venir. “Lo que puedo decir es que desde muchos años tenía claro que quería conocer a este país, por lo que escuché sobre su gente, su fama de amabilidad. Por lo exótico del destino”.

En su cotidianidad tiene costumbres que son de acá: caminar el fin de semana por la séptima con sus amigos, bailar salsa el viernes en pequeños lugares de la ciudad. Pero también una costumbre francesa: “comprar los croissants en panaderías francesas”.

Anthony Duval

Anthony asegura que ya no baila como los gringos. Le apasiona la salsa y dice que lo hace mejor que algunos colombianos.

Foto:

Cortesía

Un francés que se enamoró
Antony Duval, 37 años. Lugar de nacimiento: Niza, La Costa Azul, Francia. Actor, profesor de francés.

Primero se enamoró de Colombia y para reafirmar su decisión de quedarse en el país, se enamoró de una colombiana. Desde entonces ya son casi dos años viviendo en Bogotá. Antes, trabajaba en un banco y viajaba por todo el mundo, ahora se dedica a dictar clases de francés e inglés y actúa en algunas series y películas.

“Yo conozco más de 50 países, para mi viajar es una pasión. Pero llegué a Colombia y la alegría de la gente, todos los estilos de música que hay me ayudaron a quedarme”, cuenta.

Además, asegura que él ya no baila como los gringos. “Yo amo la música y amo bailar. Tomé el año pasado clases de salsa, me fui a Cali y me inscribí en una academia”.

Los amigos de Antony creían que Colombia era peligroso, pero él los ha convencido de lo contrario - “las cosas están cambiando”- les dice- “mi país ahora sí es muy peligroso por el tema del terrorismo, me siento más seguro en Colombia que en Francia”.

Paul Barthe

Paul Barthe trabaja en el sector hotelero y le sorprende lo amables que son los colombianos.

Foto:

Cortesía

“Los colombianos son muy amables”
Paul Barthe, 39 años. Lugar de nacimiento: París, Francia. Gerente del Hotel Sofitel Victoria Regia en Bogotá.

Hace seis años y medio, Paul Barthe llegó a Colombia. Usualmente, se queda dos años en cada país que visita, sin embargo, en este caso se ha quedado más de lo usual por una principal razón: “la calidez de los colombianos, su amabilidad, autenticidad y cordialidad”.

Asegura que los colombianos son muy creativos y eso es evidente, por ejemplo, en un sector muy cercano a su trabajo, la gastronomía. “Más que la comida que tienen, destaco la capacidad de generar conceptos de restaurantes modernos y sorprendentes”.

A Paul le gustaría quedarse más tiempo en Colombia. Afirma que le encanta la diversidad geográfico, la riqueza, las montaña, el calor, la biodiversidad, el potencial turístico. “Estamos en una época de transición, de giro, de una oportunidad de nacer de nuevo. Estoy muy contento de estar acá en esta época y aprovechar el renacimiento que vive el país”.

Raphael Decker

Lo que más le apasiona a Raphael es que Colombia es un país de extremos, de sensaciones fuertes.

Foto:

Cortesía

El riesgo es que te quieras quedar
Raphael Decker, 37 años. Lugar de nacimiento: París, Francia. Desarrollador de videos, periodista, Dj, profesor de francés.

El eslogan “el riesgo es que te quieras quedar” aplicó muy bien en Raphael. Un amigo suyo estaba haciendo un recorrido por América Latina, en el momento en el que estuvo en Colombia, invitó a Raphael a que lo visitará y de acá no se pudo soltar.

Ya lleva viviendo desde hace seis años y medio en varios barrios de Bogotá. “Me enamoré de la gente”, asegura. Desde su experiencia cuenta que es un país lleno de contrastes, del cual es imposible salir indiferente. “Es muy intenso, apasionado. He vivido experiencias muy fuertes. Definitivamente es inolvidable. Es de extremos: es alegre, triste, fuerte, sensible…”.

Cuando sus coterráneos le pregunta por el país, no le gusta tratar temas que ya están muy trillados y a veces mal tratados: política y economía. “Yo les hablo de la alegría, sobre lo curioso que es estar acá”.

Con un español colombianizado asegura que “la lucha ha sido difícil, me tocó hacer varias cosas para vivir en Bogotá pero acá vivo muy bien”.

Jean Claude Bessudo

Jean Claude Bessudo es quizá el francés más conocido en Colombia. Es el dueño de Aviatur, una de las empresas de turismo más importantes del país.

Foto:

Hector Fabio Zamora

La rutina de no aburrirse
Jean Claude Bessudo. Lugar de nacimiento, Niza, Provence, Francia. Trabajo: presidente de Aviatur.

Jean Claude Bessudo es, quizá, uno de los franceses más conocidos en Colombia: suele aparecer en fotografías de diversos eventos sociales y es el propietario de Aviatur, la empresa de turismo líder en el país.

Llegó a Colombia en 1960. “Me vine a vivir con mi tío Víctor después de que mi padre falleciera. Estudié acá desde tercero de primaria hasta sexto. Luego, fui dos años a Bélgica a estudiar matemáticas y en 1967 me casé con Danielle, a quien le propuse vivir en Bogotá. Ella aceptó”.

¿Qué por qué Colombia y no otro país? “Me divierto mucho acá, hay mucho por hacer. Los colombianos son muy inteligentes”, responde Bessudo. Además, asegura que le sorprende la resiliencia del pueblo. “Yo definiría a este país como la no rutina, el no aburrirse. Es un país que lo tiene todo”.

Eric Noirard

Eric Noirard nació en Roanne, Loire, Francia, es chef y propietario del restaurante Sant Just. En la foto aparece acompañado por su Chef Pastor, Eric y su hijo Damian.

Foto:

Cortesía

Patos y sabores
Eric Noirard. Roanne, Loire, Francia. Chef y propietario del restaurante Sant Just.

En el centro de Bogotá, en La Calendaria, el propietario y chef del restaurante Sant Just, Eric Noirard, aún siente la nostalgia por los platos franceses cocinados en su tierra, sin embargo, no deja de sorprenderse por los sabores que encuentra en Colombia.

Ya cumplió 20 años de vivir entre La Soledad y La Calendaria. “Yo estaba en último año de bachillerato en París, encontré a Lola, su madre es periodista y trabajaba acá en Bogotá, nos conocimos y nos enamoramos, salimos juntos, ella es francesa - marroquí, y me llevó a los 19 años a Colombia”, cuenta.

Uno de sus hijos nació en Bogotá y el otro en Viotá, Cundinamarca. “Todo ocurrió muy rápido y tocó que naciera ahí. Pero fue una experiencia muy chévere (esta palabra siempre suena extraña cuando la dice un extranjero así la use adecuadamente)”.

Eric tiene patos orgánicos que le sirven para su restaurante. “Siempre estoy buscando, he viajado por toda Colombia, trato de traer cosas de diversas regiones, por ejemplo del Amazonas o Boyacá, la tierra de mi esposa. Me encanta la variedad que hay”. Es un país mágico.

Leo Benjamin

Leo Benjamin ama Colombia, en parte, porque de acá son sus raíces.

Foto:

Cortesía

Las raíces no se olvidan
Leo Benjamin. Medellín, Colombia. Profesor universitario , 34 años

Leo es un francés que nació en Medellín pero se crió en Francia porque en el año 1984 fue adoptado por una pareja de franceses. “Mis padres adoptaron fue a un país. Mi casa en Francia tiene artesanías colombianas, fotos, recuerdos. Además, creamos lazos muy fuertes con una familia colombiana. De hecho vivo acá con mi tío Carlos”.

Será tal el amor por Colombia que decidió hacer su tesis doctoral sobre el intercambio de estudiantes entre Colombia y Francia. Actualmente dicta clases en la Universidad Externado, de la cual, asegura, es la más francófona de todas las universidades del país.

“Son dos pueblos que se entienden muy bien, tienen mucho en común -dice Benjamin- Yo creo que Colombia idealiza mucho a Francia, pero Francia tiene mucho que aprender de este país en términos de resiliencia, de intercambio cultural, de perspectiva de cómo valorizar la vida”.

Leo asegura que lo que más le gusta de Colombia es su gente, sus paisajes, las frutas, sus colores, la sonrisa de su gente, la espontaneidad. “Macondo, así lo defino”.

Fabrice Rochette

Fabrice Rochette está tan encantado con Colombia y construyó su vida de tal forma acá que ya pidió la nacionalidad colombiana para él y su familia.

Foto:

Cortesía

“El país de las oportunidades”
Fabrice Rochette. Burdeos, Francia. CEO de Mobiera.

Después de visitar varios países de América Latina, Fabrice Rochette y su esposa tomaron la decisión de radicarse en Colombia y arrancar un negocio. “Creamos una empresa de telecomunicaciones. Diseñamos softwares para operadores de celulares”.

En la actualidad, la empresa ya tiene casi 100 empleados y exporta los servicios a más de 30 países. “Me gusta mucho que los ingenieros colombianos tienen un muy buen nivel, están al nivel de los franceses”, afirma Rochette.

Asegura que la creación de empresa es sencilla. “Fue creada en una semana, no me pareció complicado, creo que es más sencillo que en Francia, y es menos costoso, y menos riesgoso”.

El empresario tiene tres hijos y, según cuenta, están felices viviendo acá. “No tenemos planes de regresarnos. Hemos pedido la nacionalidad colombiana”.

“Es el país de la oportunidad, de la diversidad, porque hay mucha diversidad en todos los sentidos, de cultura, comida, colores, el baile”, concluye el francés.

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA