Educación

¿Se debe obligar al niño a hacer una actividad que no le gusta?

Claves para saber cuál es la mejor opción, de acuerdo con las fortalezas y gustos del pequeño.

Niños practicando deportes

Obligar a su hijo a practicar un deporte que no le gusta lo hará infeliz. Observe y elija la actividad que mejor se adecue a la personalidad y fortalezas del menor.

Foto:

123RF

26 de febrero 2018 , 12:05 a.m.

“No busquen triunfos a través de mí, no pretendan hacerme como fueron o no pudieron ser, no malogren mi tiempo. Soy un niño y quiero serlo”. Esa es la quinta recomendación de la cartilla ‘A mis padres, a mis mayores, a mis entrenadores’, que se reparte a las familias y espectadores durante los partidos de fútbol del Festival de Festivales, en Medellín.

La sugerencia, hecha por la corporación Los Paisitas, la organizadora del evento, parece olvidarse cuando los niños salen a la cancha. Los padres, en las tribunas, hacen del juego su propia competencia, y, según Carlos Iván Hernández Boneth, director ejecutivo de la corporación, “presionan demasiado a los niños, a veces esperando que sus hijos logren ser lo que ellos no pudieron en su juventud”.

Para el dirigente es fundamental que los padres se convenzan de que la práctica de cualquier actividad deportiva o cultural tiene como principal objetivo la recreación y el aprendizaje. “Las medallas o los trofeos vendrán o no, pero lo importante son los valores que se aprenden: la disciplina, la confianza en sí mismo y el compañerismo”.

Y concluye señalando que parte de la presión que se vive en el torneo de fútbol que organiza se debe a que jugadores como James Rodríguez y Falcao García pasaron por esas canchas. “Todos creen que duermen con el próximo James. Es difícil hacerles entender a las familias que de más de treinta y tres mil niños que participan, menos del cinco por ciento llegan a ser profesionales”.

Y no solo se ve en el fútbol. Nicolás Sierra practica lucha grecorromana desde sus 11 años y ahora, a sus 29, es docente de las Escuelas Populares del Deporte, en Medellín. “A veces uno nota que el niño no está contento, que viene obligado por los papás. Pasa que muchos esperan que el hijo sea la salvación económica, y el muchacho comienza a sentir que está obligado a responder a las expectativas que tienen en él” señala Sierra.

A veces uno nota que el niño no está contento, que viene obligado por los papás. Pasa que muchos esperan que el hijo sea la salvación económica de la familia

Esta actitud, según Karen Tautiva, psicóloga de la Universidad del Rosario, “se puede llegar a presentar cuando los padres anteponen sus deseos y sueños a los del menor. Tanta presión y exigencia hacen que se pierda el norte de lo que debe ser el objetivo principal: que el niño se divierta, conozca nuevas personas y aprenda mientras se fortalece física y cognitivamente ¿Cómo lo va a hacer si está aburrido, si no se siente cómodo, si siente que tiene que estar ahí solo porque su papá o mamá quiere?”.

Otra consecuencia, dice Diana Sepúlveda, terapeuta ocupacional de la Universidad de Santander, es el riesgo de “formar seres ocupacionales dependientes, niños y niñas que no logran hacer una exploración de diferentes actividades para, al final, elegir lo que más les gusta. Podemos afectar todos los procesos de toma de decisiones en la adolescencia y adultez, ya que el niño no logra desarrollar una identidad ocupacional propia, sino que está siempre ligada a la exigencia de terceros”.

¿Bajo presión?

¿Cómo saber, entonces, si el pequeño está disfrutando su actividad extracurricular? Para los expertos, la clave está en una buena comunicación. “Nadie conoce mejor a un niño que sus padres. Ellos saben cuáles son sus aptitudes y actitudes. Si el día de la práctica siempre está enfermo, si después de algunos meses aún no tiene amigos en ese entorno en concreto, si no se muestra emocionado, significa que hay que sentarse y hablar con ellos y, si es necesario, buscar otra actividad en la que se sienta feliz y motivado” señala Tautiva.

Sepúlveda agrega además que desde los adultos debe haber una autorreflexión. “Es cierto que no nos enseñan a ser padres, pero el compromiso de cada uno, cuando asume ese rol, es hacer el mayor esfuerzo por entender su nuevo papel. Eso implica un proceso de autoconocimiento: es natural que todos llevemos frustraciones o sueños fallidos, pero solo cuando somos conscientes de ellos aprendemos a controlarlos y a impedir que esto afecte a nuestros hijos” concluye.

El compromiso de la familia

Frente a la elección de la actividad extracurricular, Nicolás Sierra recomienda que la familia conozca las opciones y junto con el niño escojan aquella que se adecue mejor a los deseos y capacidades del pequeño. “Ojalá se pasearan por las prácticas de distintos deportes para que sean conscientes de las dinámicas de cada uno, que el niño mire y dé su opinión. No partir de supuestos como que si es niño le gusta el fútbol y si es niña, la gimnasia”.

Tenga en cuenta que cada proceso exigirá de su hijo dedicación y esfuerzo, y si el pequeño no se encuentra a gusto, no tendrá motivación para cumplir los propósitos de la actividad. Además, cuide de no saturar la agenda del menor, dejando espacios para hábitos que permitan el descanso de su cuerpo y su mente.

Considere, por último, que la inscripción de su hijo a esta actividad no solo es un compromiso del pequeño. La familia tendrá que adecuar su logística a las horas de ese proceso extracurricular. Si su hijo está entusiasmado y motivado con las clases de fútbol o de música, es apropiado que dedique tiempo de su día a preguntarle cómo va, a llevarlo a las prácticas y traerlo, a ir a los eventos donde haya muestras públicas de su avance y mejoría. Demuéstrele interés.

Esto, dice Sierra, es la única gran responsabilidad de la familia. “Apoyar. Para señalar los errores y propiciar su mejoría estamos los entrenadores. El niño solo necesita de su familia apoyo. Eso lo hará feliz. Y la felicidad de él o ella es lo único que debe importar”.

Conozca, elija y apoye

Baloncesto
Con su práctica se mejoran el equilibrio y la agilidad muscular.

Este deporte, que cada vez toma más protagonismo en el país, tiene cuatro tiempos, de doce minutos cada uno. A diferencia del fútbol, en el cual todos los jugadores (excepto el arquero) tienen prohibido tomar la pelota con las manos, aquí se juega con ellas. La edad para comenzar un proceso de formación en el baloncesto varía entre los 6 y los 8 años, y la regularidad en su práctica desarrolla la rapidez de ejecución y el autocontrol.

Natación
Fortalece el sistema cardio- vascular y cardiorrespiratorio.

Seguramente ha oído decir que la natación es uno de los deportes más completos del mundo. Mientras nada, su hijo está utilizando la musculatura de las piernas, el tronco y los brazos, al tiempo que mejora su capacidad pulmonar. Al igual que el fútbol, esta es una actividad de recreación bastante usual, aun desde temprana edad. Sin embargo, su práctica regular, con los diversos estilos, se recomienda desde los 6 años.

Artes Marciales
Facilita la concentración y la coordinación motora.

La perseverancia es el aprendizaje más importante del ejercicio de las artes marciales, ya que los niños deben realizar frecuentemente los movimientos hasta alcanzar, poco a poco, la perfección requerida. Indirectamente se les enseña a los pequeños a afrontar la vida confiando en sus capacidades y en la disciplina. La edad ideal para iniciar un proceso formativo en alguna de las modalidades de las artes marciales varía entre los 6 y los 7 años.

Teatro
Favorece la atención, la memoria corporal y la autoestima.

Esta es una disciplina a la que los niños pueden tener acercamiento desde los 12 meses, con pequeñas puestas en escena que permitan el manejo del espacio, la libertad de movimiento y el disfrute estético. El teatro involucra el manejo permanente del cuerpo, del aparato respiratorio y fonatorio, mejorando la afinación y resistencia. Además, fortalece el trabajo en equipo, la autoestima, la confianza en sí mismo y la comunicación.

JUAN DIEGO QUICENO MESA
ABC DEL BEBÉ
www.abcdelbebe.com
Facebook: @abcdelbebe

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA