Vida

Crónica de nueve horas de protestas en Bogotá y otras capitales

Las expresiones artísticas brillaron, hasta que llegaron los inevitables choques con el Esmad.

Transmisión en vivo de disturbios en marchasTransmisión en vivo de disturbios en marchas.
Carteles marchas estudiantiles

Carlos Ortega / EL TIEMPO

Por: REDACCIÓN EDUCACIÓN
15 de noviembre 2018 , 07:48 p.m.

Una marea de estudiantes inundó las calles de las principales ciudades colombianas. Los jóvenes salieron a marchar para exigirle al Gobierno Nacional que destine más recursos para las instituciones de educación superior y, también, para presionarlo para que sus representantes se vuelvan a sentar en la mesa de negociación.

Tal y como lo previeron desde el miércoles varios líderes estudiantiles, las marchas iniciaron de forma pacífica. En Bogotá, los jóvenes, en cese académico desde hace más de un mes, iniciaron sus recorridos desde tres de las universidades públicas más importantes con sede en la capital del país.

Así, los de la Pedagógica arrancaron desde la calle 72, los de la Distrital desde Chapinero y los de la Nacional dejaron la ciudad universitaria por la calle 45. Los tres grupos se reunieron en la calle 80 rumbo a la calle 100, el mismo lugar donde, la semana pasada, se presentaron disturbios entre manifestantes y el Esmad.

Su intención, al escoger este punto de encuentro, era clara: causar un impacto en el norte de la capital, una zona poco acostumbrada a vivir esta clase de manifestaciones. Ya habían dicho que, por más gente que se concentre en la Plaza de Bolívar, en el centro de la ciudad, no era suficiente la presión que lograban.

Con paso seguro y en medio de un ambiente tranquilo y de cordialidad, la multitud de estudiantes caminaba, al tiempo que cientos de curiosos interrumpían su rutina y actividades diarias para salirles al paso, echar un vistazo, escuchar sus arengas y, en la mayoría de los casos, manifestarles su apoyo a los jóvenes.

Entre ellos estaba Fabiola, una mujer de 60 años habitante del barrio Siete de Agosto, quien junto con otras personas salió a la calle al encuentro de los jóvenes: “Me parece muy chévere que luchemos por la educación, para que ya, por lo menos los nietos de uno, puedan estudiar y tengan las oportunidades que uno no tuvo. Uno no entiende cómo es que meten más plata a la guerra y no al estudio”, dijo Fabiola, quien se dedica a las labores del hogar.

Los primeros enfrentamientos se dieron en la avenida Caracas, donde un grupo de encapuchados manchó con grafitis la estación de Transmilenio de Marly

Sin embargo, unas calles más adelante, la situación cambió inesperadamente y el ambiente de paz se tornó en caos cuando se empezaron a presentar choques entre los estudiantes y la policía. Los primeros enfrentamientos se dieron en la avenida Caracas, donde un grupo de encapuchados manchó con grafitis la estación de Transmilenio de Marly. Un rato más tarde, otro grupo de estudiantes se dispuso a limpiar y borrar los grafitis.

Después, en la autopista con calle 100, el Esmad intervino para evitar que los manifestantes bloquearan las vías en el horario en el que la mayoría de trabajadores se desplazan hacia sus casas. A eso de las 3:30 de la tarde, los choques entre los estudiantes y policías no aguantaron más. Y el tráfico empezó a colapsar. La jornada, inicialmente pacífica, se habían convertido en un caos.

En Barranquilla y Medellín también hubo choques con autoridades

En Medellín, cuando los estudiantes retornaban a la Universidad de Antioquia, cerca de las dos de la tarde, comenzaron los choques con agentes del Esmad, quienes impidieron que los manifestantes realizaran un plantón en la Calle 67, conocida como Barranquilla.

Dos tanquetas del Esmad de la Policía empezaron a lanzar gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes, quienes quemaron llantas para bloquear el paso por esa zona.

Barranquilla fue el otro foco de altercados entre los manifestantes y el Esmad. Hacia el mediodía de este jueves cuando el desplazamiento llegó a la calle 30, en el barrio Manuela Beltrán, la Fuerza Pública cerró el paso y comenzó una breve confrontación con los estudiantes que se dispersaron rápidamente tras el uso de gases lacrimógenos por parte de la Policía.

En otras ciudades como Cali, Bucaramanga, Manizales, Armenia y Pereira las marchas transcurrieron sin alteraciones del orden público, pero sí hubo malestar por el caos vehicular que estas ocasionaron.


REDACCIÓN EDUCACIÓN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA