Novedades Tecnología

Bitcóin, ¿una burbuja que terminará estallando?

Una volatilidad inexplicable y caídas estrepitosas no auguran un buen futuro para la ciberdivisa.

Bitcoin

Para quienes viven de delitos como el ransomware, el bitcóin ofrecía la posibilidad de cobrar rescates on line con total anonimato.

Foto:

123RF

01 de febrero 2018 , 12:44 a.m.

Facebook anunció que prohibirá en su plataforma los avisos que promueven las criptomonedas como el bitcóin. Para la red social más usada en el mundo, estos están “frecuentemente asociados con prácticas de promoción engañosas”. Pero dado que la política anunciada será “intencionalmente amplia”, muchos se preguntan si no será también la expresión de los reparos de la firma ante las monedas virtuales. Es el desarrollo más reciente en la turbulenta historia de las criptomonedas, que ocurre la misma semana en la que una casa de cambio japonesa reconoció el robo de 500 millones de dólares en una criptodivisa llamada NEM.

Dada la relevancia que el bitcóin y monedas similares han ganado en la vida moderna, es válido preguntarse si estamos ante una atractiva forma de ganar dividendos y generar rentabilidad o ante una burbuja que reventará y causará pérdidas millonarias a quienes han depositado todas sus ilusiones en la moneda virtual.

Y es que a pesar de su desempeño, el bitcóin no ha logrado dejar atrás el recelo que causan su falta de regulación, su relación con el bajo mundo y su carencia de respaldo. Es verdad que algunos países han avanzado en su adopción, pero probablemente esta termine por tomar la forma de alguna clase de regulación.

Así ocurrió en Corea del Sur, que estrenó esta semana un sistema que impide la compraventa de criptomonedas con cuentas anónimas. Así se evita su uso en casos de lavado de dinero y otros delitos. Para Dmitry Bestuzhev, director del equipo global de investigación y análisis de Kaspersky Lab, es innegable que ha existido por años una relación del bitcóin con el bajo mundo cibercriminal.

Había un sitio web muy conocido de venta de todo tipo de artículos y servicios cibercriminales, donde se podía desde adquirir drogas hasta contratar asesinos en línea. Cuando el FBI llegó a arrestar a su creador, pudieron tener acceso a cerca de un 15 por ciento de todos los bitcoines que en ese momento estaban en circulación.

“Las autoridades procedieron a destruirlos, pero la liberación de ese sistema criptográfico dio una mayor cabida a nuevos bitcoines para poder generarlos y comprarlos. Así mismo, sirvió de prueba para ver que, a pesar del desmantelamiento del FBI, la moneda continuó, y para aquellos que manejan esto como una especie de inversión de riesgo de todas formas les ha servido”, dijo.

Para quienes viven de delitos como el ransomware, el bitcóin ofrecía la posibilidad de cobrar rescates on line con total anonimato.

“Obviamente, con la compra se genera la demanda, y sabemos que el ransomware tiene un gran alcance a nivel mundial. Es decir que la gente involuntariamente tuvo que enfocar su atención en esta cibermoneda y averiguar todo lo que gira a su alrededor”, señaló Bestuzhev.

Los bitcoines, además, han sido el objetivo de los inversionistas de alto riesgo en juegos de azar, quienes han comenzado a adquirir la ciberdivisa. Así, el número de bitcoines que todavía están disponibles en el mercado empieza a reducirse de manera drástica y eso hace que el precio se dispare. Pero a diferencia de monedas convencionales, el bitcóin es tan volátil como para que un día se ganen o se pierdan miles de dólares y hay casos comprobados en que un solo comprador o vendedor puede causar un fuerte impacto en la cotización.

Por su parte, Gerardo Hernández, codirector del Banco de la República, dijo que los esquemas de criptomonedas presentan ventajas potenciales en términos de menores costos de tenencia y transferencia de riqueza en ciertos nichos del mercado de servicios de pago, tanto nacional como internacionalmente.

“Sin embargo, la volatilidad en el precio de las criptomonedas, su limitada adopción y aceptación, los altos riesgos, tanto para participantes especializados como para pequeños usuarios, y el ser operadas por agentes privados de manera anónima hace que sean, hasta el momento, muy limitadas como medio de pago y depósito de valor, y de poca relevancia frente a los volúmenes transaccionales de sistemas de pago tradicionales con presencia global, como las tarjetas de crédito, y frente a las tenencias mundiales de monedas de curso legal, como el dólar”, explicó Hernández.

Para el experto del Banco de la República, debido a varios de esos aspectos todavía no existe un consenso sobre qué tipo de regulación debe ser aplicada a las criptomonedas, presentándose diferencias significativas en los enfoques tomados en distintos países.

Ese concepto lo refuerza Bestuzhev al decir que cualquiera que esté comprando ahora en ese mercado está expuesto a estar en esa especie de burbuja.

ALEJANDRO RAMÍREZ PEÑA
SUBEDITOR DE TECNOLOGÍA @Alejorap2002

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA