Proceso de Paz

Intención de sometimiento de ‘la Oficina’ generó reacciones diversas

Alcalde de Medellín dice que bandas deben mostrar voluntad. Senadora Holguín plantea cambios a ley.

Alcalde de Medellín

En los operativos participaron 200 hombres entre Gaula, Sijin, Sipol y Fiscalía.

Foto:

Cortesía: Alcaldía de Medellín

19 de julio 2018 , 11:04 a.m.

Algunos ajustes que propone la senadora del Centro Democrático Paola Holguín a la ley de sometimiento de organizaciones criminales que sancionó la semana pasada el presidente Juan Manuel Santos podrían servir para la desarticulación de ‘la Oficina’, organización criminal que opera en el valle de Aburrá y cuyo jefe, Juan Carlos Mesa, alias Carlos Chatas o Tom, dijo que “la dirección colegiada” de esa estructura está dispuesta a entregar armas, desmovilizarse y reparar a las víctimas.

La senadora Holguín señaló que no le extraña el anuncio del capo “porque algunos sectores de ‘la Oficina’ ya habían manifestado su interés de sometimiento”.

Este miércoles, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, al referirse al ofrecimiento que hizo alias Chatas desde La Picota, manifestó que ‘la Oficina’ no entraría en los beneficios que contempla la ley de sometimiento de bandas. A esa estructura se le atribuye el manejo del 80 por ciento de las bandas que actúan en Medellín y sus alrededores.

Villegas explicó que solo las organizaciones criminales caracterizadas por el Consejo Nacional de Seguridad como grupos armados organizados podrían someterse a la justicia en virtud de la ley de sometimiento, que contempla beneficios como la rebaja de hasta la mitad de las penas para los miembros de esas organizaciones que se desmovilicen colectivamente.

Dentro de esa caracterización entra, por ejemplo, el ‘clan del Golfo’, organización con la que el Gobierno está analizando escenarios de sometimiento por intermedio de los abogados de Dairo Antonio Úsuga, máximo jefe de ese grupo criminal. Además del ‘clan del Golfo’, explicó el ministro Villegas, los grupos que podrían acogerse a esta ley serían ‘los Pelusos’, ‘los Puntilleros’ y las disidencias.

La senadora Holguín había impulsado en la legislatura pasada una normatividad para ampliar las posibilidades de sometimiento de todo tipo de organizaciones criminales, pero al final no fue debatida y el Congreso terminó aprobando la actual ley de sometimiento.

En todo caso hubo voces, como la de la senadora, que advirtieron de la ineficacia de la ley aprobada para desarticular el gran número de bandas criminales que actúan en el valle de Aburrá.

Uno de los principales cambios que la senadora Holguín plantea introducirle, “en el marco de la ley de sometimiento”, tiene que ver con que los miembros de esas organizaciones, para acceder a los beneficios de la ley, puedan desmovilizarse también individualmente y no solo de manera colectiva.

Holguín explica que un sometimiento individual es mucho “más efectivo” porque la desmovilización no depende exclusivamente de los altos mandos de estas organizaciones criminales. Esto serviría para que los miembros de ‘la Oficina’ entreguen sus armas sin el aval de la autodenominada ‘dirección colegiada de los grupos armados organizados del valle de Aburrá’ que los controla y a la que pertenece ‘Chatas’.

La senadora uribista agrega que la información que los desmovilizados puedan entregar individualmente podría servir para “desvertebrar” esos grupos.

Frente al ofrecimiento hecho por ‘Chatas’ en una carta dirigida al presidente Santos y al presidente electo, Iván Duque, el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, señaló ayer que esto se debe a que “entendieron que el Estado los está derrotando”. Gutiérrez hizo énfasis en que las estructuras al mando de ‘Chatas’ solo tienen como alternativa “el sometimiento a la justicia”, y para eso “tienen que demostrar que no van a seguir haciéndoles daño a las comunidades”.

En todo caso, para el mandatario, esas organizaciones tienen que someterse de manera colectiva. “Todos al mismo tiempo, comprometiéndose para que la ciudad pueda vivir en paz”, afirmó el alcalde Gutiérrez.

Según las autoridades, ‘la Oficina’ está compuesta por al menos 10 organizaciones delicuenciales ligadas al narcotráfico con presencia no solo en Medellín y sus alrededores, sino en otras partes del país, y con alianzas criminales a nivel internacional. En la capital antioqueña, aseguró Gutiérrez, esa organización armada está integrada por más de 300 bandas y combos, a las que pertenecen entre 4.000 y 5.000 de jóvenes de la ciudad.

PROCESO DE PAZ

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA