Partidos Políticos

Las trampas digitales que están usando los políticos colombianos

Páginas de mascotas y mamás para camuflar noticias de un presidenciable y tráfico de bases de datos.

Trampas digitales de los políticos

Las mentiras en redes pueden obedecer a un afán por mostrar influencia, pero también para posicionar un mensaje del candidato y atacar a adversarios.

Foto:

123RF

Por: Unidad Investigativa
25 de marzo 2018 , 12:13 a.m.

Hay dos temas que siguen pendientes de explicación por parte de varios políticos colombianos: sus alianzas con caciques locales cuestionados y los ejércitos de falsos seguidores que tienen en sus cuentas de Facebook y Twitter.

Ni la derecha, ni el centro ni la izquierda se salvan del reclutamiento de ‘fans’ de papel en países como Turquía, Egipto, Pakistán e India. El ranquin lo encabeza el candidato presidencial Gustavo Petro, con 40 por ciento de seguidores falsos, equivalentes a 1,2 millones de cuentas en Twitter. Y lo siguen Piedad Córdoba, Germán Vargas Lleras y Rodrigo Londoño (‘Timochenko’), con 38 por ciento. En el conteo, realizado por las compañías de reputación de marcas y de seguridad informática Loor y Adalid, Sergio Fajardo aparece con un 35 por ciento de seguidores falsos, equivalente a 350.000 cuentas.

Estos batallones de mentiras pueden obedecer a un afán por mostrar influencia, pero también podrían ser programados para posicionar un mensaje del candidato y atacar a adversarios.

En internet hay compañías que ofrecen este servicio por menos de un centavo de dólar por cada perfil falso. Pero mientras Facebook vive un infierno a raíz de irregularidades con los datos de sus usuarios, usados por la firma inglesa Cambridge Analytica (CA) para beneficiar la campaña de Trump, en Colombia nadie está investigando estos malos manejos de las redes sociales.

Aunque CA dice que Colombia estuvo entre sus mercados, no ha habido ningún pronunciamiento de las autoridades. Tan solo el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, salió a desmentir la supuesta asesoría de la firma británica, que lo señaló como un caso de éxito.

Pero la compra masiva de ‘seguidores’ no es la única trampa usada en Colombia para influir en los resultados electorales. Hace 20 días se denunció que páginas dedicadas a mascotas, mamás, motos y deportes fueron usadas para camuflar publicidad en favor de Iván Duque. Luego de que el tuitero Emanuel Ariza expuso la situación, la empresa responsable dijo que se trataba de un error y procedió a descolgar la propaganda. La campaña del candidato presidencial del Centro Democrático negó cualquier nexo con los artículos, que resaltaban su posición en temas como la infancia y el rol de la mujer.

También se han detectado noticias falsas, divulgadas días antes de las elecciones legislativas del 11 de marzo. Usando cadenas de WhatsApp e internet, se difundió que el voto en blanco se les sumaría a las Farc, que ‘la U’ impulsó una ley para destinar un porcentaje de las pensiones a las Farc y que el científico Manuel Elkin Patarroyo apoyaba a Gustavo Petro.

El día de las elecciones, cientos de colombianos recibieron en sus celulares mensajes de candidatos como Inti Asprilla y Maritza Martínez, y llamadas con grabaciones del candidato al Senado Jefferson Vega. Nadie ha explicado cómo accedieron a esas líneas.

La Policía denunció ciberataques a los servidores de la Registraduría Nacional provenientes de Estados Unidos, Corea, China, Sudáfrica, Venezuela y Rusia. Este último país ya había sido mencionado por Frank Mora, ex subsecretario de Defensa de Estados Unidos, como una supuesta amenaza de intervención para las elecciones en Colombia.Por ahora, ninguna autoridad ha anunciado investigaciones por estas conductas, cuya regulación sigue siendo incipiente en nuestro país.

Pig.gi, los socios de Cambridge Analytica en Colombia

En Colombia y México, Cambridge Analytica (CA) se asoció con la aplicación Pig.gi, que ofrece minutos y datos gratis a usuarios de celular a cambio de enviarles publicidad y contenidos.

EL TIEMPO contactó a Joel Phillips, uno de los fundadores de la firma, y envió un cuestionario sobre la política de tratamiento de datos. Phillips se limitó a remitir a las declaraciones que entregó a la agencia Bloomberg, a la que le dijo que CA tiene 1 por ciento de acciones de Pig.gi; que enviaron sondeos políticos a sus usuarios hasta que supieron que se requería un registro especial, que no entregaron datos a CA y que ya dieron por terminada la relación con ellos.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com
En Twitter: @uinvestigativa

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA