Partidos Políticos

La angustiosa carta al Niño Dios de la esposa de Andrés Felipe Arias

Le pide que le ayude a la libertad de su esposo e insiste en su inocencia.

Catalina Serrano

Catalina Serrano, la esposa del exministro Andrés Felipe Arias.

Foto:

Gastón De Cárdenas / EFE

23 de noviembre 2017 , 05:48 p.m.

Catalina Serrano, la esposa del exministro Andrés Felipe Arias, cuyo proceso de deportación a Colombia parece próximo, reveló este jueves una carta que le envió al Niño Dios, en vísperas de la Navidad, en la que le dice que como seres humanos, "cometemos errores", pero que su esposo "no merece estar en ese lugar" y que sus "hijos no merecen estar lejos de su papá".

Arias está condenado a 17 años por la Corte Suprema de Justicia por un caso de corrupción y actualmente se encuentra en la etapa final de deportación a Colombia desde Estados Unidos.

Este el texto de la carta:

" Querido Niño Dios,

Sé que son más las cosas que tengo para agradecerte que las cosas que tengo para pedirte, pero hoy me siento triste. Hay un vacío muy grande en mi vida, en mi alma y en mi corazón. Me siento incompleta porque el hombre que pusiste hace 11 años en mi camino y a quien diste la responsabilidad bajo tu preciosa bendición, de ser la cabeza de este hogar, no está con nosotros hoy por razones que aún no logro entender. Cayó en manos de una gran maldad e injusticia. Y hoy, por tercera vez en 8 años, se encuentra en una cárcel, privado de su libertad separado de nuestros hijos y de mí, acusado por un delito que no cometió.

Señor somos humanos, cometemos errores, pero Tú sabes que mi esposo no merece estar en ese lugar. Que mis hijos no merecen estar lejos de su papa.

¡Señor! Solo tú que eres poderoso, milagroso y misericordioso, solo tú que tienes el control sobre todas las cosas, puedes traernos de vuelta a Andrés. A mi esposo, al papá de mis hijos que tanto lo necesitan y extrañan.

¡Señor! Toca esos corazones duros que aún no conocen de ti, destapa esos oídos sordos que aún no han querido oír, despeja esos ojos de quienes aún no han querido ver que solo en un mundo con justicia se puede tener paz.

Tú sabes que en nuestras fuerzas y capacidades hemos hecho hasta lo imposible por demostrar que todo esto ha sido una gran maldad, pero Señor, aun no logramos salir de esto… Hemos entendido también que todo esto hace parte de un propósito, de un plan divino y perfecto y que son muchas las lecciones que debemos aprender, porque este mundo físico no es más que un trampolín para llegar más pronto a ti, que al final es lo realmente importante. Por eso de tu mano no nos hemos soltado y hemos aceptado todo este sacrificio y dolor, como una oportunidad para perdonar, para limpiar, para sanar y aprender a amar como tú nos lo has enseñado, no solo a quienes nos aman sino sobre todo a aquellos que tanto daño nos han hecho.

¡Señor! Necesitamos de tu fuerza pero sobre todo de tu paciencia. Aumenta en nosotros nuestra fe, pues nos has dado tu promesa. Tú amas al hombre justo, tú cuidas a quienes te siguen y aman, tu defiendes y proteges a las familias que te sirven y nosotros te hemos entregado la nuestra para tu servicio. No nos abandones y escucha nuestras suplicas por favor….

Solo queremos estar juntos, libres y en paz y poder vivir nuestra vida como siempre lo soñamos, siendo una familia llena de ti.
Tu hija que te ama y glorifica".

POLÍTICA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA