Partidos Políticos

Análisis sobre la eliminación del transfuguismo en reforma política 

Los miembros de un partido no puedan cambiar de colectividad sin ser sancionados.

Congreso aprobó ley de amnistía para excombatientes de las Farc y militares

Vista del Congreso de la República de Colombia.

Foto:

EFE

Por: ELTIEMPO.COM - APP
27 de octubre 2018 , 02:12 p.m.

Este miércoles, la Plenaria del Senado eliminó de la reforma política la posibilidad de que los miembros de un partido puedan cambiar de colectividad sin ser sancionados, lo que se conoce como transfuguismo.

Lo que esta normativa planteaba es que, dentro de los dos meses siguientes a la entrada en vigencia del acto legislativo, se autorizara “por una sola vez” a los miembros de los cuerpos colegiados de la elección popular, o a quienes hubieren renunciado a su curul, “para inscribirse en un partido distinto al que los avaló, sin renunciar o incurrir en doble militancia”.

Parte de la historia del transfuguismo se remonta al 2009, cuando en la reforma a la política se incluyó un parágrafo en el artículo 107 de la Constitución Política que les permitió a los congresistas cambiarse de partido, por una sola vez.

Por otro lado, la Ley 1475 del 2011 estableció que los congresistas podrán cambiarse de filas en un año antes de inscribir sus candidaturas. Si ese plazo se incumple, el congresista incurriría en lo que se conoce como “doble militancia” y la sanción prevista es “la revocatoria de la inscripción”.

¿Es importante que se haya caído el transfuguismo?

El transfuguismo, deshonra a la confianza del elector

Para David Murillo, abogado y profesor investigador en Derecho Público de la Universidad Libre, considera que ampliar y permitir que las personas pasen de un partido a otro no representa un actuar serio y responsable con el elector.

“El transfuguismo afecta la dimensión colectiva de quien lo eligió, en la medida en que un elector vota por alguien que debe seguir unos lineamientos de partido. Cuando esa persona quiere migrar a otra colectividad, técnicamente está desconociendo la voluntad del elector”, explica Murillo.

El abogado además expresa que permitir el transfuguismo significa que la persona se desligue de sus lineamientos ideológicos y la responsabilidad que adquirió al momento de apoyar ciertos proyectos.

“En mi opinión pienso que es importante que las personas mantengan y cumplan esa confianza con los electores. El problema es que con esa figura siempre aparece el: “yo me cambio por una sola vez”. Pero por ese “una sola vez” lo están haciendo en varias oportunidades”, dijo.

‘Todo depende de la cultura política del país’

“El transfuguismo se ve como una problemática que se presta para corrupción y malas interpretaciones”, dice Enrique Serrano, profesor de Ciencia Política de la Universidad del Rosario. Sin embargo, Serrano considera que tiene algunas justificaciones y ciertas lógicas.

“Desde afuera nosotros vemos el transfuguismo como una mañana política deplorable, pero en la vida al interior del congreso hay movimientos que apelan a la movilidad (…), lo cual tiene cierta lógica dentro del ejercicio profesional: eso no es injustificado ni completamente absurdo”, expresa Serrano.

En ese sentido, el académico considera que el transfuguismo es un problema estructural técnico y jurídico, en el sentido de establecer qué aspectos deben ser contenidos y atajados en una reforma.

Finalmente, Serrano afirma que estos fenómenos se producen en el contexto de la dinámica política y propicia una movilidad que normalmente se ve como negativo, pero que le confiere el ámbito de sorpresa o mutación a la política de un país.

Casos de transfuguismo y conformación de nuevos partidos en Colombia

Mario Hernán Colorado, en su trabajo de grado para magíster en Derecho Público (2015), explicó algunos casos emblemáticos de transfuguismo en la historia política del país.

Por ejemplo, entre el año 2002 y 2006, como consecuencia de la reelección de Álvaro Uribe, se fraguó a través de disidencias en el Partido Conservador y Liberal el Partido de la U, que en su entonces respaldó su segundo periodo presidencial.

Es el mismo caso del Partido Cambio Radical, una colectividad que se formó a partir de disidencias en el Partido Liberal.

Por otro lado, Colorado detalle que dentro del Polo Democrático Alternativo, algunos sectores se desprendieron para formar el partido Verde (hoy Alianza Verde) y lo que en su momento se llamó el Progresismo.


ELTIEMPO.COM - APP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA