Gobierno

Sin relación con Colombia, así arranca mandato de Maduro

El presidente Iván Duque insiste en que el gobierno venezolano es ilegítimo.

Nicolás Maduro

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, quien a pesar del rechazo mundial, este jueves se posesiona para un segundo mandato.

Foto:

Efe

Por: Política
10 de enero 2019 , 01:06 p.m.

El nuevo periodo de Nicolás Maduro como presidente de Venezuela se inició este jueves sin que haya un canal diplomático de comunicación entre Colombia y ese país, y con la posibilidad de que el gobierno del presidente Iván Duque imponga sanciones políticas y económicas contra el régimen en los próximos días.

Colombia, a través del canciller Carlos Holmes Trujillo, ha reiterado en múltiples ocasiones y escenarios que la relación entre ambos países se mantendrá única y exclusivamente por intermedio de los encargados de negocios en Caracas y en Bogotá, pues el presidente Duque no reconoce la legitimidad de Maduro como jefe del Estado venezolano y considera que la única institución legítima para gobernar es la Asamblea Nacional.

Inclusive, el pasado sábado Duque habló con Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, y le expresó su apoyo “para salir de la opresión de la dictadura”.

Recibieron instrucciones del Gobierno de Estados Unidos y acordaron alentar un golpe de Estado en Venezuela

El Grupo de Lima, que agrupa a 13 países de la región que desconocen el mandato de Maduro, cree que el poder en Venezuela debe ser entregado a la Asamblea Nacional.

Por este motivo, y tras la declaratoria del Grupo de Lima de apenas hace una semana desde la capital peruana, en la que 13 de los 14 países miembros de la asociación (México no firmó) acordaron aplicar sanciones económicas y políticas contra el régimen, Colombia evalúa qué tipo de sanciones impondrá contra personas del entorno de Nicolás Maduro.

“Celebramos la declaración del Grupo de Lima que firmamos hoy (viernes 4 de enero), y que no reconoce legitimidad del nuevo periodo del régimen de Nicolás Maduro, que insta a no asumir la presidencia y transferir, de forma provisional, el poder a la Asamblea Nacional”, aseguró el mandatario colombiano.

Según Holmes Trujillo el Gobierno examina cuáles medidas tomará para contribuir para que el pueblo venezolano pueda vivir otra vez en libertad y en democracia. Aunque no aclaró cuáles están contemplando, el canciller fue enfático en que toda decisión se basará en la declaratoria del Grupo de Lima.

Así las cosas, está abierta la posibilidad de prohibir que los altos funcionarios del régimen ingresen al territorio colombiano, impedir negociaciones con personas naturales y jurídicas. Incluso, congelar sus fondos.

“La posición de Colombia es perfectamente clara. Colombia va a actuar de conformidad con los compromisos que tiene y además lo hará dentro de la línea que definió conjuntamente con los otros países miembros del Grupo de Lima, tanto desde el punto de vista político, como desde el punto de vista de medidas concretas”, aseguró el Canciller este martes desde el Palacio de San Carlos, en Bogotá.

No obstante, reiteró que Colombia jamás ha pensado en apoyar una intervención militar –contrario a lo que piensan en Caracas– y toda medida se hará a través de la democracia.

“El presidente Duque es un demócrata que actúa conforme a la legalidad internacional, conforme a la legalidad hemisférica que continuará actuando de esa manera y que su propósito, sin ánimo belicista alguno, es el de contribuir a crear”, dijo Holmes Trujillo.

Tras la declaración de Lima Maduro ha arremetido contra los países firmantes las múltiples ocasiones. De hecho aseguró para el comunicado que leyó el canciller peruano, Néstor Francisco Popolizio Bardales, “recibieron instrucciones del Gobierno de Estados Unidos” y acordaron “alentar un golpe de Estado en Venezuela”.

No se busca de ninguna manera sanciones ni al pueblo de Venezuela ni a la sanción como tal. Son medidas focalizadas en personas cercanas al régimen

Maduro insiste en que no necesita el aval de ningún gobierno extranjero para asumir como presidente y argumenta que las elecciones del 21 de mayo del 2018, en las que resultó electo, contaron con toda las garantías.

Aunque desde Caracas hablan de la intención de Colombia de desestabilizar a todo el pueblo venezolano, la postura del gobierno de Duque, y la del Grupo de Lima, es en contra del régimen y de sus altos mandos y no contra el pueblo que solo quiere vivir en democracia.

“Todas las medidas que se anuncian tienen que ver con personas en concreto. No se busca de ninguna manera sanciones ni al pueblo de Venezuela ni a la sanción como tal. Son medidas focalizadas en personas cercanas al régimen”, explicó el canciller colombiano.

Pero las medidas aún no se conocen y ya hay miembros del Grupo, como Perú, que comenzaron a aplicarlas. En todo caso, aseguró el Canciller en nombre del presidente Duque, en los próximos días se darán a conocer.

Aumento de migrantes

Más de un millón de venezolanos llegaron a Colombia por causa de la crisis social y económica que originó el régimen de Nicolás Maduro. Este es un tema de prioridad para el gobierno colombiano que incluso preparó un documento Conpes para afrontar la crisis y prestar la mejor ayuda humanitaria posible.

Pero las autoridades prevén un incremento del flujo migratorio en los próximos meses, como consecuencia de la nueva posesión de Nicolás Maduro, lo que ha generado tensiones en la región y ha acrecentado la crisis en el vecino país. Se teme que, como ocurrió cuando el mandatario venezolano fue reelecto, en abril pasado, aumente el número de personas que prefieran buscar oportunidades en otros territorios.

Según proyecciones del Fondo Monetario Internacional, la inflación en Venezuela podría rondar el 1 millón 300 mil por ciento, lo que tendría a muchos venezolanos dispuestos a salir de su país si no se asoman vientos de cambio.

El aumento en la migración también podría estar ligado a la “finalización de la temporada alta pues muchos venezolanos se fueron a visitar a sus familias y regresan a sus puntos”, explicó el director de Migración Colombia, Christian Krüger.

Por ello, el Gobierno Nacional hará monitoreo diario y tendrá listos diferentes niveles de atención que se activarán cada 24 horas.

“Si vemos que hay un incremento importante, activamos el nivel de contingencia que se deba implementar”, lo que implicaría aumento de personal y de equipos en los puntos fronterizos, dijo Krüger.

La posición de Colombia, puntualizó Holmes Trujillo, es seguir con “espíritu humanitario y de solidaridad” para ayudar a los migrantes venezolanos a que tengan calidad de vida en el territorio nacional mientras cae el régimen de Maduro que, ante la declaración de Lima, cada vez está más solo y, posiblemente, cada día se verá más asfixiado.

POLÍTICA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA