Congreso

Uribismo y aliados ganaron primera batalla en Congreso

El uribismo resistió la embestida de los  que querían arrebatarle el liderazgo en el Capitolio. 

Álvaro Uribe Vélez

Álvaro Uribe Vélez, líder de la bancada del Centro Democrático.

Foto:

Twitter: @SenadoGovCo

20 de julio 2018 , 11:35 p.m.

El Centro Democrático (CD) logró imponerse finalmente este viernes en la presidencia del Senado tras una semana de intensa batalla política en la que el excandidato presidencial Germán Vargas, en alianza con ‘la U’, reapareció tras bambalinas para intentar arrebatarle al uribismo el liderazgo en el Legislativo..

El Congreso que ayer inició labores, por no tener los partidos políticos la tradicional representación en el gabinete del presidente Iván Duque (del CD), podría tomar una nueva dinámica en el debate político, con decisiones más independientes.

Así como el partido de gobierno (CD) logró hacerse con una mayoría holgada para elegir a Ernesto Macías en la presidencia del Senado –la cual no puede entenderse en todo caso como una coalición de gobierno– también quedó en firme el bloque de la oposición conformado por Alianza Verde y los sectores de izquierda, incluida la Farc.

Las tensiones entre los partidos en esta lucha por el control del Congreso –representada en la elección de mesas directivas– fue el plato fuerte hasta ayer.

Al final, la presidencia del Senado quedó en poder de Ernesto Macías (del CD) y la de la Cámara de Representantes, en manos de Alejandro Chacón, del Partido Liberal.

Pero llegar a estos dos nombres no fue una labor sencilla. Hasta ayer, pocas horas antes de la instalación del Congreso, varios sectores políticos seguían haciendo consultas, sacando cuentas y promoviendo, incluso, otros nombres, para presidir el Congreso el primer año.

Ernesto Macías

La elección recayó en los senadores Ernesto Macías como presidente y Angélica Lozano como vicepresidenta.

Foto:

Diego Caucayo / EL TIEMPO

Uribe Vélez

El senador colombiano Álvaro Uribe Vélez asiste a la instalación del nuevo periodo del Congreso.

Foto:

EFE / Mauricio Dueñas

La puja, en realidad, se dio entre dos poderes que seguramente seguirán moviéndose en el Congreso en los próximos cuatro años: el Centro Democrático y su jefe máximo, el expresidente Álvaro Uribe, y Germán Vargas Lleras, excandidato presidencial que reapareció en la escena política –tras bambalinas– para reclamar la alta votación de Cambio Radical el pasado 11 de marzo.

La novela comenzó el martes pasado, cuando Cambio Radical y ‘la U’ entraron en rebeldía por un supuesto maltrato del Centro Democrático y los partidos Conservador y Liberal por la repartición de las presidencias de Senado y Cámara y de las comisiones constitucionales.

Vargas Lleras –a través de Cambio Radical– y el senador por ‘la U’ Roy Barreras mostraron su desacuerdo con que los uribistas y sus aliados se quedaran con todos los cargos y no respetaran sus votaciones en las pasadas elecciones legislativas.

La crisis llevó a que el nuevo gobierno, en cabeza de la designada ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, tuviera que intervenir en el proceso, llevarles el mensaje a los rebeldes de que el presidente Duque quería un diálogo “institucional” con los partidos y tratar de calmar las aguas.

El miércoles, el grupo de uribistas, conservadores y liberales tuvo que morigerar su posición y convocar a una reunión a los rebeldes para hacerles una nueva propuesta, la cual estuvo a punto de ser suscrita esa misma noche, en la sede del Centro Democrático.

El jueves algunos sectores de Cambio Radical y ‘la U’, tras los cuales estaba el propio Vargas Lleras, endurecieron su posición y pusieron a sonar el nombre del senador Germán Varón Cotrino para oponerse al grupo del uribismo y sus aliados y tratar de arrebatarles la presidencia del Congreso en el primer año. Para lograr ese propósito, estos sectores estaban decididos, inclusive, a pedir el apoyo de las izquierdas, las cuales estaban listas a ayudar.

Pero una embestida uribista que logró sonsacar a algunos senadores de Cambio Radical y ‘la U’ acabó con la fuerza de los rebeldes.

Al final, los delegados de Cambio Radical y ‘la U’ terminaron firmando el acuerdo con el Centro Democrático y los partidos Conservador y Liberal sobre el mediodía de ayer, dos horas antes de que comenzara la sesión de instalación del Congreso, y eligieron al uribista Ernesto Macías como primer presidente del Congreso.

El acuerdo que puso fin a las tensiones le dio la presidencia del Senado al Centro Democrático el primer año, luego seguirán los liberales, después Cambio Radical y finalmente los conservadores.

Por los lados de la Cámara, el Partido Liberal estará el primer año; Cambio Radical, en el segundo; el Partido Conservador, en el tercero, y el Centro Democrático, en el cuarto.

POLÍTICA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA