Congreso

Uribe se va del Senado para afrontar indagatoria de la Corte

El partido Centro Democrático se verá debilitado con su salida.

Uribe se va del Senado, tras su mayor golpe políticoUribe se va del Senado, tras su mayor golpe político
Álvaro Uribe

César Melgarejo / EL TIEMPO

Por: POLÍTICA
24 de julio 2018 , 06:32 p.m.

La renuncia del senador Álvaro Uribe a su curul y la investigación penal iniciada en su contra por los delitos de “soborno y fraude procesal”, son hasta ahora el golpe político más duro contra Uribe, contra su proyecto político y, probablemente, contra el gobierno entrante del presidente Iván Duque.

“La honorable Corte Suprema me ha llamado a indagatoria, me siento moralmente impedido para actuar como senador y al mismo tiempo adelantar mi defensa. Por lo anterior renuncio al Senado de la República y pido se me acepte esa renuncia”, reza el texto que le envió Uribe al presidente del Congreso, Ernesto Macías.

La salida de Uribe -jefe máximo del partido de gobierno entrante- del Capitolio, deja a su partido y al gobierno de Duque, debilitados.

Nadie en el uribismo tiene hoy ni la fortaleza política, ni el discurso, ni la capacidad de confrontación, ni la posibilidad de organizar las huestes como lo hace él.

Todavía es recordada en el Capitolio la ocasión en que la bancada del Centro Democrático en la Comisión Primera de Senado tenía una posición sobre la reforma de equilibrio de poderes y Uribe arribó a la célula legislativa, minutos antes de la votación del proyecto, y ordenó inclinarse en sentido contrario. Y así fue.

O las reuniones de Uribe con sus senadores, previas a las plenarias del Senado, en las cuales el exmandatario daba línea sobre las posiciones que debería adoptar la bancada en determinados temas.

Todo esto sin hablar de los discursos que pronunciaba en el recinto del Senado, los cuales eran escuchados con atención y respeto por parte de la mayoría de los senadores.


Es muy factible que sin Uribe en el recinto del Senado, su partido político, su proyecto y el gobierno de Duque, se vuelvan muy vulnerables ante la que algunos consideran la oposición más recia que haya habido hasta ahora en el Congreso de la República.

Los partidos que hasta ahora se han declarado en oposición en el nuevo Congreso (7 en total), tienen la característica de ser radicalmente antiuribistas.

La ausencia de Uribe en el Senado prácticamente le abrirá un mayor espacio de exposición, protagonismo y poder a una izquierda que es antiuribista a rabiar.

Gustavo Petro, quien será uno de los alfiles más fuertes de la oposición en el Senado, se frota las manos con esta decisión.

“La renuncia de Álvaro Uribe al Senado es para evadir investigación. El hijo del mayordomo de la hacienda Guacharacas, Juan Monsalve, lo acusa de asesinato y, tratando de variar la declaración, Uribe manipuló criminalmente testigos”, trinó Petro hace pocos minutos desde su cuenta de Twitter.

El senador Gustavo Bolívar, uno de los miembros del equipo de Petro, dijo en campaña, que no descansaría hasta meter a Uribe a la cárcel.

También comenzaron a hacerse escuchar las voces que defienden a Uribe.

“Toda nuestra solidaridad con el Presidente Uribe. Hace mucho le solicitó a la Corte que lo escuchara. Su negativa es un acto hostil. Gesto gallardo su renuncia al Senado, le harán mucha falta sus luces y su sabiduría. Solidaridad”, trinó el exministro Luis Alfredo Ramos, pieza clave del uribismo, también investigado por la Corte Suprema, por paramilitarismo.

POLÍTICA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA