Congreso

¿Qué consecuencias políticas debería tener el video de Petro?

'Socios políticos de Petro guardan silencio ante actividades aparentemente criminales': S. Hoyos.

Samuel Hoyos, representante a la Cámara

El representante Hoyos dice que Petro debe responder ante las autoridades.

Foto:

Archivo particular

Por: María Isabel Rueda
03 de diciembre 2018 , 06:45 a.m.

¿Qué piensa usted de la denuncia de la copartidaria suya Paloma Valencia contra Gustavo Petro, sobre el recibimiento de platas en efectivo para una campaña del Polo?

Que es muy grave. Nada bueno hay ahí en ese video. El senador Petro arrancó con la mentira de que había sido un préstamo del arquitecto Simón Vélez, quien a su vez aseguró que jamás le ha prestado plata a Petro. Le creo a Simón Vélez. Luego, todo lo que diga Petro después de esa mentira inicial probablemente serán más mentiras.

El contratista Juan Carlos Montes, el que aparece en el video entregándole una importante suma de dinero, fue funcionario de la Unidad de la Malla Vial, una entidad del Distrito que terminó envuelta en un escándalo de corrupción: la jefe de la unidad está condenada a prisión seis años por un contrato de 11.800 millones de pesos de la máquina tapahuecos. Montes era su subordinado.

Ha resultado muy difícil de entender por qué es el contratista del Distrito Juan Carlos Montes, y en calidad de qué, quien le entrega los fajos a Petro…

Hay un audio, incluso revelado por el periódico EL TIEMPO, de Juan Carlos Montes, con el que se demuestra que él tenía conocimiento de actividades ilegales al interior de la Unidad de Mantenimiento de la Malla Vial. Y dice, abro comillas: “¿Qué es lo que hay en realidad? Una empresa que está constituida este año, con un capital, unas acciones que valen cinco millones de pesos, y le vamos a dar un contrato directo de 10.000 millones de pesos. Esto es una vaina kamikaze” , dice Juan Carlos Montes Fernández, subdirector técnico de la Unidad de Mantenimiento Vial.

¿Eso era durante la administración Petro? Porque él insiste en que el video es de mucho tiempo antes…

Esto era en la administración Petro, y ese audio existe, sí. Y lo publicó el periódico EL TIEMPO. Lo que demuestra que Montes sabía que estaban cometiendo un delito a plena conciencia. Y el señor Montes sale después de la Unidad de Mantenimiento Vial y se va para el Instituto de Recreación y Deporte (IDRD), es decir, era una persona de confianza de Gustavo Petro.

Es más, en los videos que hemos escuchado de los fajos, él le pide a Petro trabajo…

Claro, ahí hay un pago de favores. Pero Petro es un personaje al que se le perdona todo y quien se victimiza por todo. Si las autoridades lo sancionan, es una persecución política. Si la justicia actúa en su contra, es una persecución política.

Él se victimiza, pero no tiene la capacidad de responder ante las autoridades cuando queda en evidencia. Acá no puede alegar que haya una persecución política

Él se victimiza, pero no tiene la capacidad de responder ante las autoridades cuando queda en evidencia. Acá no puede alegar que haya una persecución política. Hay un hecho, y él tiene que responder por ese hecho. Si a Petro lo indultaron o lo amnistiaron por sus actuaciones como terrorista del M-19, de ahí para adelante no lo cobijan indultos o amnistías por sus nuevas acciones.

Pero Montes no está condenado…

Él no está condenado. Ahora, él es hoy un gran contratista, tiene más de 67 contratos con el Estado, varios de esos con Bogotá. Después también trabajó en el IDRD y tiene varios procesos en la Veeduría por irregularidades en esos contratos en Bogotá, también durante la administración Petro.

¿Cómo se amarra eso con el video de Petro?

Lo hace preguntarse a uno si el dinero de ese video –eso tendrá que determinarlo la justicia– proviene del narcotráfico, si es el pago de un soborno a Gustavo Petro, si es una coima, o ¿qué es? Pero nada bueno se estaba haciendo ahí. Por lo menos ético no es. Ni un político ni un servidor público puede estar en esas. Y, además, arrancó diciendo mentiras, lo cual le quita aún más credibilidad, y se le cae el estandarte moral en el que estaba parado.

Hay varias fechas con respecto a este video: Petro dice que fue hace 14 años, sin embargo hay personas que dicen que fue hace 6… ¿Por qué cree que sale ahora?

Pues yo no sé. Petro dice que es de hace 14 años, puede ser, pero no me quiero imaginar, si recibía esa cantidad en efectivo en sus campañas de hace 14 años, ¿cuánto habrá recibido para su campaña presidencial el año pasado? Lo relevante, y eso lo tiene que determinar la justicia, no es la fecha del video. Acá hay un hecho innegable y es que él está recibiendo dinero en efectivo, y eso no puede ser para nada legal. Además, entregado por un contratista de su administración, lo cual hace que sea más cuestionable esa situación.

¿No le ha resultado sorprendente el silencio de algunos amigos de Petro? ¿Porque a los pocos que han salido a defenderlo se les ha oído gagueando…

A mí me parece una actitud descarada y cobarde del doctor Antonio Navarro decir que no se va a meter en el debate sobre los fajos de billetes que recibe su amigo Gustavo Petro. Navarro fue su secretario de Gobierno y además era uno de sus principales promotores para la Presidencia de la República. ¿Cómo así que ahora no tiene nada para decir? Debería responderle al país.

A mí me parece una actitud descarada y cobarde del doctor Antonio Navarro decir que no se va a meter en el debate sobre los fajos de billetes que recibe su amigo Gustavo Petro

Lo mismo que Claudia López, una de las petristas más entusiastas. Promovió su candidatura presidencial, casi lo vuelven Presidente de Colombia. Y ahora anda escondida y no le da la cara al país. Es importante que salga a condenar lo que su socio político Gustavo Petro está haciendo en ese video.

¿Por qué cree que están tan callados?

Porque son muy buenos para señalar, muy buenos para destruir, muy buenos para acusar, pero muy malos para dar la cara, muy malos para responder. Entonces yo sí espero una actitud responsable con los colombianos, con el país, responsable con la lucha anticorrupción, que ellos tengan la capacidad de reconocer la gravedad de este episodio, que es doloroso para los colombianos.

¿Y qué pensará el senador Robledo, que estaba distanciado de Petro, pero a los que se les vio muy sintonizados en el debate sobre Odebrecht?

Es que ellos pelean, se reconcilian, pelean, se reconcilian. Eran socios para elegir a Samuel Moreno, después cuando se armó el escándalo, se apartaron, después volvieron a unirse. Y seguramente esto los va a volver a distanciar, como si no se conocieran. Pero ya sabemos que están hechos de lo mismo…

¿Es cierto que usted prepara un libro, reuniendo todas las actividades ilegales de Petro como alcalde de Bogotá?

Sí, yo quiero que los bogotanos tengamos memoria de lo que Petro le hizo a esta ciudad, documentando todos los procesos irregulares que hubo en materia de contratación durante su administración. En 2015, el 90 % de los contratos de la Administración Distrital fueron contratación directa. A dedo. Está preso el gerente de Metrovivienda, la jefe de la unidad de la Malla Vial, hay varias personas imputadas por la compra de unas motos eléctricas para la Policía por parte del Fondo de Seguridad y Vigilancia, que salieron a 43 millones de pesos moto, y no funcionaron. Es decir, la cantidad de funcionarios cercanos a Petro hoy involucrados en casos de corrupción es escandalosa.

El presidente Uribe ha propuesto que usted y Paloma Valencia se salgan del Congreso a combatir por la candidatura del partido a la alcaldía de Bogotá. ¿Le va a jalar?

El partido ha determinado que hay que hacer un proceso interno de selección de un candidato único. Yo creo que eso está bien. La idea es que en marzo, el partido ya tenga ese candidato, y yo les he propuesto a otros partidos y a candidatos independientes que hagamos una consulta interpartidista para escoger un candidato único y evitar una situación como la que en el pasado llevó a Gustavo Petro a la Alcaldía Mayor de Bogotá, con menos del 30 % de los votos, por la división que hubo en ese momento entre Luna, Parodi, Galán y Peñalosa. Si nosotros hacemos una gran coalición, vamos a tener muchas más posibilidades de llegar al palacio Liévano.

Yo solo le digo, piénselo bien, porque usted está haciendo una carrera bonita en el Congreso; ha empezado a distinguirse por ser frentero, por tener opiniones claras, por defender unas ideas, y que no lo vayan a fritar antes de que sea la hora… (risas)

Pues, muchas gracias. A mí me honra que el partido y que el presidente Uribe hayan pensado en mi nombre para la Alcaldía de Bogotá. Por supuesto que algún día quiero ser su alcalde, pero por ahora estoy concentrado en cumplir el mandato que me dieron los bogotanos para representarlos en el Congreso.

¿Cómo está el partido de gobierno con respecto al Presidente?

Estamos rodeándolo, convencidos de su gestión, de su capacidad de liderazgo; confiamos en él. Sabemos que estos 100 días no han sido fáciles, y no son suficientes para corregir ocho años de Juan Manuel Santos. Seguramente, en ello tardaremos décadas.

Pero creo que el Presidente está haciendo las cosas bien, y el país se lo va a reconocer

Pero creo que el Presidente está haciendo las cosas bien, y el país se lo va a reconocer. Ha dado pasos muy significativos, como cambiar la relación con el Congreso por una articulación mucho más transparente entre el Ejecutivo y el Legislativo, lo cual es un avance muy importante para Colombia.

Pero no me puede negar que en el interior del partido hay como dos grupos: unos que lo está defendiendo a capa y espada, y otros que le está reclamando cosas. Que no da participación política. Que no tiene unas metas de gobierno claras.

Puede haber críticas, eso no lo niego, e incluso es sano que las haya, y que podamos tener canales de comunicación con el Presidente para que él sepa qué piensa su bancada. El Centro Democrático es partido de gobierno, nos sentimos orgullosos y bien representados por él en el Ejecutivo, y bueno, nosotros corremos con la suerte del Gobierno. Si al Presidente le va mal, le va mal al país y, por supuesto, al Centro Democrático.

¿Dónde me dejó su carácter frentero? ¡Si son inocultables las críticas de algunos de sus copartidarios al Gobierno!

Sí hay críticas. Por ejemplo, yo fui de los primeros congresistas en decir que no estaba de acuerdo con el IVA a productos básicos de la canasta familiar, cuando el ministro Carrasquilla anunció esa propuesta. No se puede perder la capacidad de tener crítica, incluso autocrítica, como en este caso. Esa propuesta en la reforma tributaria nos hizo daño, aunque puede que técnicamente esté bien sustentada, pero políticamente es inviable y generó un costo de popularidad para el Gobierno, para el Presidente, pero también para quienes acompañamos su gestión.

Pero los críticos de lo que está saliendo en la reforma tributaria dicen que esto es un Frankenstein…

Si no tuviéramos la necesidad urgente de financiar el presupuesto, sería partidario de que se retirara, se volviera a pensar y se hiciera una cosa más sólida y más coherente. Yo creo que el hecho de no haber pensado en un plan B, sino tener que estar renunciando a lo del IVA y buscando otras alternativas, puede resultar siendo una colcha de retazos. Pero confío en la capacidad de doctor Carrasquilla para evitarlo.

MARÍA ISABEL RUEDA
Especial para EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA