Editorial

Publicidad política ‘pegada’

Uno de los peores males que se repiten en época electoral: la pesadilla de la contaminación visual.

28 de febrero 2018 , 08:15 p.m.

Quedan 12 días apenas para que lleguen las elecciones legislativas del domingo 11 de marzo. Mientras tanto, seguiremos siendo testigos de los nervios y las salidas en falso de cerca de 2.700 campañas en busca de 278 escaños en el Congreso de la República. En ese sentido, habrá que estar atento a uno de los peores males que tienden a repetirse en épocas electorales: la eterna pesadilla de la contaminación visual.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) dejó en claro, mediante la resolución número 2797 de 2017, el número máximo de cuñas radiales, de avisos publicitarios en los medios impresos, de vallas promocionales. Pero se siguen viendo vallas ambulantes en las esquinas de las ciudades, y es común que las autoridades se vean obligadas a exigirle a una que otra campaña, como sucedió en Palmira o en Floridablanca, que retire pasacalles, pendones, murales y afiches que han sido instalados en lugares en los que no es permitido.

Publicidad política ilegal

Durante el operativo en el puente de las Mil Días se evidenció que hay candidatos que son reincidentes.

Foto:

Juan Pablo Rueda Bustamante / EL TIEMPO

A principios de febrero, la Secretaría de Control Urbano de Barranquilla removió 24 avisos políticos no autorizados, y la Secretaría de Ambiente de Manizales emprendió una intensa campaña contra la contaminación visual. Fue claro, a mediados de mes, el reclamo de varios sectores de Chiquinquirá a las campañas que estaban abusando de la publicidad. Las autoridades gubernamentales y electorales de Pereira, Pasto, Ipiales y Tumaco llamaban el sábado pasado a los partidos a no excederse en el uso de la propaganda y a cumplir con las reglas del juego establecidas desde el 2017.

Resulta válido decir –junto con las autoridades enérgicas y con los ciudadanos cansados de los atropellos– aquello de que no es una buena señal que una campaña política desprecie las disposiciones del CNE. En el caso de la contaminación visual, se trata de pasar por encima de las personas, de atravesárseles a los colombianos en sus caminos, de obrar más allá de la frontera de la ley mientras alguien se da cuenta.

editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA