Editorial

No fumo

Aunque el país ha adoptado medidas tendientes a reducir el hábito de fumar, urge un compromiso mayor

31 de mayo 2018 , 12:00 a.m.

En Colombia, según el Instituto de Evaluación de Tecnologías Sanitarias (IETS), mueren al año cerca de 32.120 personas por enfermedades asociadas al tabaquismo, y el costo de atención sobrepasa los 4,7 billones de pesos. Aunque el país ha adoptado medidas tendientes a reducir el hábito de fumar, urge un compromiso mayor para fortalecer los resultados y no flaquear en la ambiciosa meta de eliminar la presencia del tabaco en la vida de todas las personas.

Para no ir muy lejos, la publicidad velada, la promoción, el patrocinio y la venta al menudeo, que se encuentran prohibidos por el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco y la Ley 1335 del 2009, campean sin control en muchos ámbitos.

Tal vez por eso los niños de estos lares empiezan a fumar a los 12 años, aún existen más de 2,5 millones de fumadores pesados y en el mundo hay 560 fábricas que producen 6,25 billones de cigarrillos cada año que contaminan con 8,76 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono (CO2).

Sin contar que las colillas de cigarrillo representan entre el 30 y el 40 por ciento de los objetos recogidos en las actividades de limpieza costera y urbana, y que los desechos del cigarrillo contienen más de 7.000 químicos tóxicos que envenenan a casi todos los tejidos del cuerpo.

560 fábricas producen 6,25 billones de cigarrillos cada año que contaminan con 8,76 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono (CO2).

Razones de sobra para acatar el llamado que hace la OMS, hoy día mundial antitabaco, para no bajar la guardia frente a la amenaza que representa el cigarrillo. Un llamado que compromete a todos y que empieza por decirle un no rotundo al humo del cigarrillo en todos los espacios y en tomar como propias todas las campañas para erradicarlo.

Lo que también exige aplaudir el aumento del impuesto de los productos de tabaco que, en nuestro caso, elevó el costo de una cajetilla de 700 en el 2016 a 2.100 pesos en el 2018, lo que ha traído una merma del 15 por ciento en el número de fumadores en el mismo periodo. Ahí no queda más que decir: no fumo. Un imperativo que tiene que ser universal, por la salud y la vida sin distingos.

editorial@eltiempo.com

¿Necesita más razones para dejar de fumar?

El 70 por ciento de las muertes por cáncer de tráquea, bronquios y pulmón son atribuibles al tabaquismo.

Foto:

123rf

MÁS EDITORIALES

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA