Editorial

La tragedia yemení

En Yemen ya son casi 2.400 niños los que han muerto y 3.600 los que han resultado heridos.

11 de agosto 2018 , 12:00 a.m.

Una vez más, los niños se convirtieron en víctimas. Esta vez fue en Yemen, donde la coalición militar liderada por Arabia Saudí atacó un bus en el que un grupo de menores de una escuela coránica se desplazaban a una actividad de verano.

El resultado del ataque es estremecedor. Según la Cruz Roja, al menos 29 niños perdieron la vida y 30 resultaron heridos, pero las fuerzas rebeldes hutíes sostienen que fueron 40 los menores muertos y 56 los lesionados. El balance aún no es definitivo.

Se trata de un hecho que debe ser duramente condenado, no solo porque se perdió la vida de inocentes y se violaron los principios de distinción y proporcionalidad contemplados en el Derecho Internacional Humanitario, sino también porque la acción militar fue declarada inicialmente “legítima” por las autoridades saudíes, que dijeron que el ataque iba dirigido contra “combatientes hutíes”.

Por eso, el rechazo llegó desde varios lugares del mundo. El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, pidió una investigación “independiente” para esclarecer lo sucedido, y el Consejo de Seguridad solicitó que esta sea “creíble”. Son peticiones extremadamente relevantes ante una tragedia de esta magnitud.

No se puede permitir que el conflicto en Yemen –que se inició en el 2014, cuando los rebeldes hutíes ocuparon la capital, Saná, y otras provincias, y se recrudeció con la intervención de la coalición árabe a favor de las fuerzas leales al Gobierno, en el 2015– termine convertido en un escenario en el cual se crucen todas las líneas rojas, como ocurrió en Siria, donde más de 20.000 menores han fallecido en siete años de guerra.

En Yemen ya son casi 2.400 niños los que han muerto y 3.600 los que han resultado heridos desde el recrudecimiento del conflicto, según la Cruz Roja. Un horror. Ya lo había dicho la organización Médicos Sin Fronteras: en este conflicto, como en otros, “los civiles siguen pagando el precio más elevado”. La alarma está encendida.

editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA