Editorial

La fotografía de la verdad

Exparas y exguerrilleros reconocieron que Colombia necesita conocer toda la verdad sobre sus guerras

26 de julio 2017 , 12:00 a.m.

Las fotografías del encuentro son de verdad impresionantes: junto a dos facilitadores de la paz, el político Álvaro Leyva Durán y el sacerdote Francisco de Roux, puede verse a los exparamilitares y a los exguerrilleros que combatieron a muerte y montaron el infierno en buena parte de Colombia. La reunión ocurrió en la Casa Provincial de los Jesuitas, en Bogotá, el pasado miércoles 19 de julio. Por las antiguas autodefensas asistieron el ‘Alemán’, ‘Diego Vecino’ y ‘Ernesto Báez’. Por las antiguas Farc estuvieron ‘Iván Márquez’, ‘Pablo Catatumbo’ y ‘Jesús Santrich’. Todos estaban desarmados.

Pero si son impresionantes las fotos, que muestran a los enemigos dándose las manos como empezando de nuevo, como probando que es posible superar el círculo vicioso de la venganza, las declaraciones luego del encuentro han sido contundentes: según han dicho los facilitadores, tanto exparamilitares como exguerrilleros se vieron las caras para reconocer en voz alta que Colombia necesita conocer toda la verdad sobre sus guerras –por qué, cómo, cuándo comenzaron– para seguir cambiando.

Farc y AUC

La reunión se dio el 19 de julio, un día antes de la conmemoración de la Independencia de Colombia.

Foto:

Archivo Particular

No se vieron en el encuentro ánimos de retaliaciones ni de ajustes de cuentas. Por el contrario, quizás porque no hay mal que dure cien años ni cuerpos que lo resistan, se sintió el anhelo de la siempre aplazada reconciliación nacional. Resulta increíble, para empezar, que una reunión como aquella se haya dado en este país, que ha soportado un conflicto tan largo y sangriento. Pero que, además, sea la idea recordar lo que sucedió para que jamás se repita, y para desmantelar definitivamente el fenómeno de las bandas criminales, es en cierto modo un milagro.

El Presidente de la República ha sido cauto en su reacción a la noticia: ha dicho que la fotografía le gustó, que anticipa una reconciliación. Vale sentir esperanza sin vergüenza, sin embargo, luego de constatar que los antiguos combatientes han tomado la decisión definitiva de renegar de la violencia y apostar lo que les quede de vida a que matar, extorsionar, secuestrar y tomarse las indefensas poblaciones colombianas deje de ser una posibilidad.

- editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA