Opinión

Corte de cuentas, sí; revanchas, no

Construir mejor futuro exige información completa sobre el presente.

29 de julio 2018 , 11:48 p.m.

Después de ocho años de maquillaje artístico, verdades a medias, manipulaciones y promesas incumplidas, resulta indispensable que el gobierno entrante prepare un riguroso corte de cuentas que sirva de insumo orientador de la acción gubernamental. Y no para devolver ninguna dosis de revanchismo ni ánimo persecutorio, sino para saber dónde estamos parados los colombianos y acertar en la acción estatal.

Se ha surtido una primera fase, la de las comisiones de empalme, en las que la información entregada viene de la administración saliente, con todas las limitaciones que ello acarrea. Sin duda, esa etapa es útil, pero insuficiente y sesgada. Basta oír a algunos de los ministros salientes, autoproclamándose contra toda evidencia como héroes salvadores, para saber que a Iván Duque y al país no les han dicho toda la verdad.

Tiene razón el presidente electo al afirmar que aquellas tareas del gobierno saliente que ameriten continuidad la tendrán. Y ese es su talante de hombre prudente, que no quiere llegar a barrer con todo. De hecho, el nombramiento de por lo menos tres mujeres de alto nivel que vienen de la administración Santos así lo confirma: la exviceministra del Interior, designada ministra de Cultura; la exvicepresidenta de Ecopetrol, designada ministra de Minas y Energía, y la exdirectora del ICBF, designada consejera para las Regiones.

Pero las rectificaciones en temas fundamentales para la conducción del país y en el estilo de gobierno han de ser profundas. Para que se pueda surtir con éxito ese proceso, debe adelantarse un corte de cuentas metódico, propositivo, público y transparente.

Baste un ejemplo. Es tan delirante lo que ocurre en algunos comandos del odio que a Duque, quien no se ha posesionado, ya le están cobrando las dramáticas muertes de los líderes sociales que siguen cayendo día tras día en el gobierno Santos. Si así proceden ahora, qué no querrán hacer cuando Duque asuma. Por eso es indispensable que, al tiempo con los balances de los primeros 100 días, sepamos también cuál fue la realidad a partir de la cual Iván Duque deberá asumir sus responsabilidades.

Miren Bogotá. Mientras la izquierda que gobernó la ciudad durante 12 años se dedicó a promocionar sus logros, Peñalosa no invirtió mucho tiempo en hacer un juicioso corte de cuentas y comunicarlo adecuadamente, y ahora aparece como el responsable de todos los errores, desmanes y deudas de los años anteriores, de manera que cuando hay aciertos, los cobra su antecesor, mientras que todos los descalabros se los imputan a él.

Ese proceso se debe adelantar con serenidad y grandeza, sin temor a reconocer buenas acciones ni resultados significativos, y sin titubeos a la hora de contarle a Colombia lo que requiere timonazos urgentes o acción de los órganos de control, con sentido propositivo y futurista, tal como lo ha dicho Iván Duque: mirando hacia adelante.

Ya veo la protesta popular encendida reclamándole a Duque por todos los sobregiros de Santos en materia social. Ya veo las movilizaciones masivas exigiéndole a Duque lo que Santos les quedó debiendo. Ya veo las marchas y los paros para poner contra la pared al gobierno entrante, cuando el que les puso conejo fue el saliente. Y ya veo a algunos responsables de las embarradas de Santos, a los que les quedó grande su tarea, dictando cátedra de buen gobierno.

Nada de ello, sin embargo, debe perturbar el ánimo del nuevo mandatario ni conducirlo por caminos de represión de la protesta social. Ejercicio de la autoridad, sí, y también protección eficaz de los derechos de los ciudadanos de la acción de los infiltrados y los violentos, pero sin sofocar la protesta social, que suele ser justificada.

Ojalá pudiéramos todos conocer ese corte de cuentas y entenderlo, no como un instrumento para amarrarse al pasado, sino como una herramienta para apostarle a un mejor futuro.

JUAN LOZANO

MÁS COLUMNAS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA