Opinión

No es cuestión de diplomas

Los diplomas no miden la idoneidad de nadie; ni mucho menos su integridad o sus principios.

08 de agosto 2018 , 12:23 a.m.

A sus 42 años, amanece hoy como flamante presidente de la República Iván Duque Márquez, que como gobernante es una incógnita, pues en su currículo poco tiene para mostrar. Sin duda, el nuevo mandatario es un tipo decente, tranquilo, sensato y preparado, aunque no tanto como en algún momento nos querían hacer creer, cuando en su perfil oficial hablaban de especializaciones en Harvard que nunca existieron.
En este punto, tengo que decir que no me parece tan grave el hecho de que un mandatario no tenga doctorados ni grandes pergaminos, pues a fin de cuentas los cartones no miden la idoneidad de nadie; ni mucho menos su integridad o sus principios. Hay montones de personajes en apariencia muy ilustres que han terminado en las peores andanzas.

Como botones de muestra, ahí están Fernando Botero Zea y Samuel Moreno Rojas. El primero se graduó de la Universidad de los Andes e hizo un máster en la Universidad de Harvard. El segundo cursó el bachillerato en el prestigioso colegio Anglo Colombiano, es abogado de la Universidad del Rosario y, al igual que Botero, hizo una especialización en Harvard. Ambos provienen de familias muy tradicionales, con estrechos vínculos con la política y la cultura del país y eran figuras muy destacadas de la sociedad bogotana, lo cual, sin embargo, no fue óbice para que, tal vez empujados por la ambición y la falta de escrúpulos, uno y otro dieran malos pasos y fueran condenados por la justicia. Coloquialmente hablando, “esa platica se perdió”.

En el extremo opuesto hay personajes que pese a su escasa formación académica lograron convertirse en figuras de proyección nacional e internacional. Uno de estos es Alberto Lleras Camargo, cuya trayectoria y legado son incuestionables, a pesar de que solamente ostentaba el título de bachiller del Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario; pues el periodismo pudo más que su interés de convertirse en abogado del Externado, universidad donde se matriculó pero de la cual desertó.

Otro que llegó lejos a pesar de no tener cartón universitario fue Julio César Turbay Ayala, quien, sin embargo, no tuvo el brillo ni la discreción ni la sabiduría, ni mucho menos la trascendencia de Alberto Lleras. No en vano, hoy por hoy, la figura de Turbay –quien por cierto es muy cercano a los afectos familiares de Iván Duque– es la representación de algunos de los vicios más detestables y de las prácticas menos recomendables de nuestra política, imagen que sumada a su pobre balance en derechos humanos lo ubica muy lejos del escalafón de los grandes estadistas colombianos.

Coincide la asunción del nuevo mandatario con la presidencia del Congreso de Ernesto Macías, a quien muchos critican por no haber realizado estudios superiores. Es más: hay algunos que ponen en duda su grado de bachiller, señalamiento que de ser cierto no sería grave per se; lo de verdad criticable sería que el senador estuviera presumiendo de un título que no tiene. Sin embargo, yo prefiero no hilar tan delgado y confío en la palabra del congresista. De hecho, lo lamentable de Macías –al igual que lo era en el caso de Turbay– no es la carencia de credenciales académicas sino esa mentalidad retrógrada, su escasa tolerancia y ese tono autoritario que destila en sus intervenciones.

En cuanto a Duque, no es ningún secreto que llegó a la Casa de Nariño con pocos diplomas y nula experiencia administrativa; además de que ganó la presidencia con votos endosados. No obstante, es de esperar que su talante joven e incluyente, del que tanto ha hablado en los últimos meses, no termine anulado por las posturas extremas y el espíritu camorrero del Centro Democrático.

Y más allá de títulos, trayectorias o padrinazgos, solo de él depende pasar a la historia como otro Lleras Camargo o como otro Turbay Ayala.

VLADDO

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA