Opinión

Pavo frío

El presidente Duque prometió en campaña combatir la 'mermelada', y hasta ahora lo está cumpliendo.

10 de octubre 2018 , 11:59 p.m.

El presidente Duque prometió en campaña combatir la ‘mermelada’, y hasta ahora lo está cumpliendo. Así lo reconoció el editorial de EL TIEMPO del sábado pasado, ‘El fin de la mermelada’, y así se ha entendido, no de muy buena gana, en los pasillos del Capitolio. En los dos meses que van de este gobierno, al menos parece que las reglas del juego estuvieran cambiando.

Eso es bienvenido, pues recoge el sentimiento que tantos colombianos expresaron en las urnas las dos últimas veces que fuimos convocados: el 17 de junio, para la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, y el 26 de agosto, para la llamada ‘consulta anticorrupción’. En ambas ocasiones, el hastío con la vieja política fue determinante en los resultados: en los 8 millones de votos que sacó Gustavo Petro, gran parte de ellos gracias a su imagen de candidato ‘antiestablecimiento’, y en los inusitados 11,7 millones de votos que obtuvo la consulta, un campanazo histórico que le anunció a la clase política tradicional que la paciencia de la ciudadanía se había agotado; que o cambian o los cambian. “Nunca preguntes por quién doblan las campanas –dice la meditación de John Donne que sirvió de título a la novela de Hemingway–; doblan por ti”.

El Presidente y su equipo de gobierno, sensatamente, escucharon el anuncio y están actuando en consecuencia. Eso ha llevado a muchos a preguntarse, a veces retóricamente, a veces no: “Y entonces, ¿cómo piensan gobernar?”. O peor: a vaticinar desde ya su fracaso. No deja de ser llamativo, y es un espléndido ejemplo de las incoherencias que anidan en el ADN de los colombianos, que nos la pasemos criticando la corrupción por todos los medios posibles, pero apenas alguien intenta hacer algo concreto al respecto, corremos a apostar en su contra.

Yo, por mi parte, sí deseo que al Presidente le vaya bien en su estrategia, aunque sé que no la tendrá fácil. Como sabemos, hay ciertas sustancias cuyo uso continuado produce adicción. La ‘mermelada’ es una de ellas. Su privación puede causar en el adicto reacciones tan agudas de dolor e incomodidad que hasta quienes quieren ayudarlo a recuperarse pueden caer en la tentación de facilitarle la droga con tal de no verlo sufrir. La suspensión repentina de opiáceos, por ejemplo, produce escalofríos, temblores y piel de gallina, un estado que los anglosajones describen con una expresión inmejorable: cold turkey.

Pavo frío.

De modo que, en los próximos meses, tanto los ciudadanos como el Gobierno tendremos que soportar, con el estoicismo de los parientes compasivos, el clamor de nuestros políticos adictos a la ‘mermelada’: tiritando del frío y exigiendo entre lamentos que se la vuelvan a suministrar. El presidente Duque; su ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, y su alto consejero para la Política, Jaime Amín, deberán armarse del temple de los familiares de personas farmacodependientes, que saben que para el paciente en rehabilitación es necesario que se ignoren sus súplicas por recibir de nuevo la droga, pues sin una adecuada fase de desintoxicación no hay tratamiento que funcione. Y una recaída puede ser peor que la adicción inicial.

Muchos de nuestros adictos a la ‘mermelada’ nos han recordado por estos días, a raíz de la penalización del porte de la ‘dosis mínima’, que la dependencia de las drogas no es un crimen, sino un asunto de salud pública. Es evidencia, supongo, de que son conscientes de su condición. Eso es muy alentador: el primer paso para recuperarse es reconocer que se tiene un problema. Seamos, pues, severos pero comprensivos con ellos mientras terminan su tratamiento. Brindémosles una voz de apoyo y un espaldarazo de confianza: tranquilos, señores, fuerza, todo va a salir bien. Los primeros días son los peores.

THIERRY WAYS
@tways / tde@thierryw.net

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA