Opinión

#MejorSolaQueConMaluma

Hagamos una crítica al mensaje que este cantante está proyectando al mundo sobre la palabra ‘mujer’.

11 de septiembre 2018 , 12:00 a.m.

Me adhiero a esta campaña en toda la extensión de su contenido. E invito a las mamás –especiales reproductoras del machismo en nuestras hijas e hijos– a que le hagan una lectura crítica al mensaje que este cantante está proyectando al mundo sobre lo que significa la palabra ‘mujer’ y la forma como quiere ser vista por algunos que, como él, necesitan convertirla en una mercancía y un objeto sexual para poder reafirmarse como hombres. Para poder triunfar, en medio de este mal gusto que nos rodea.

“Me besé a tu novia, mala mía / Me pasé de tragos, mala mía. / Me cagué en el party, mala mía. / Siempre he sido así, todos lo sabían...”. ¡Oh!, qué letra grandiosa, qué inspiración, qué arte... Y vengan todas así, casi desnudas, a mi harén; vengan pa’ la foto, las necesito para que mi video venda, porque yo solito, ¡qué va!, no tengo nada que decir, no tengo nada que ofrecer... con razón están diciendo por ahí que “Mejor sola que sin Maluma”.

“Qué vergüenza: otra vez un paisa dando mal ejemplo”, dicen por ahí; “lo peor que tenemos aquí es lo que sale a brillar”, comentan en las redes. Por fortuna, no siempre es cierto, y lo digo por otro paisa, Juanes, que conquistó y sigue conquistando un reconocimiento mundial por su carismática presencia, pero, sobre todo, porque su música, sus videos, las letras de sus canciones son un canto a la vida y no precisan de atropellar la dignidad femenina para que marque la registradora y aturdan los aplausos. ¡A ese sí vale la pena querer, a ese sí vale la pena imitar!

¿Qué piensan las jóvenes y los chicos que son víctimas de esa manera de volver la relación de pareja un juego que a nadie hace bien?

A esos que “están enamorados de las cuatro y las cuatro les dan lo que piden”, como dicen las ‘maravillosas’ letras de Maluma, los tenemos que señalar y proscribir, como lo están haciendo las más brillantes actrices de todos los continentes contra los abusadores de mujeres. ¿Pero hay con quién contar en nuestro medio? ¿Qué piensan las jóvenes y los chicos que son víctimas de esa manera de volver la relación de pareja un juego que a nadie hace bien y a todos hastía? Y no hablo de mojigaterías, ni de sexo prohibido ni de ir a confesarse porque se acostó con su novio; no faltaba más. Hablo de cuerpos que no son mercancía; hablo, como Juanes, de “amores que iluminan” y no de ‘amores’ que matan. Amores que merecen “una luna, un arco iris y un clavel”.

APARTE: retomo las palabras del Proyecto Gran Simio, de origen Español, defensor de los animales como seres vivos que sienten y sufren: “El dolor y la muerte no pueden ser cómplices de la diversión”, afirma el director del proyecto en un texto de invitación a una marcha contra las becerradas este 15 de septiembre en Madrid. Las retomo, digo, para recordarles a nuestros legisladores que un país que se deleita viendo sufrir sus animales jamás podrá lograr la reconciliación.

SONIA GÓMEZ GÓMEZ

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA