Opinión

Tendencia

No hay un mejor ejemplo que Peñalosa de cómo Twitter puede acabar con un político.

14 de septiembre 2018 , 12:00 a.m.

Uno: odio la expresión “dar papaya”. Dos: no había hallado la semana perfecta para criticar el comportamiento errático del alcalde Peñalosa –no había podido ni había querido hacerlo– porque estaba esperando que sus descaches configuraran un patrón de conducta, aún espero que la ciudad esté avanzando más allá de su tonito y vivo evitando el lugar común que llevo a cuestas desde que soy papá: “Yo les dije”. Pero, luego de dos años, ocho meses y catorce días de papaya, es justo decir que no hay un mejor ejemplo que Peñalosa de cómo Twitter puede acabar con un político: “Se enfrascó tanto en su lectura, que se le pasaban las noches leyendo de claro en claro, y los días de turbio en turbio, y así, del poco dormir y del mucho leer, se le secó el cerebro, de manera que vino a perder el juicio” se advierte al principio del Quijote.

El exalcalde Petro, antagonista por naturaleza, desde el primer minuto hizo oposición inmisericorde e irresponsable. Pero sobre todo innecesaria porque el peor enemigo de Peñalosa es Peñalosa: “El diseño del metro lo hizo un funcionario del IDU mientras se lavaba los dientes”, “No sería raro que pronto tuviéramos venados en las calles de Bogotá”, “A la gente le parece sexy meterse como ratas en un metro subterráneo”, “Un bus en un trancón es tan injusto como no permitirles a las mujeres votar”, “En 1.200 hectáreas de potreros ordinarios de la llamada reserva podrían vivir 250.000 personas”, “A diferencia de otros antes y ahora, jamás desobedezco un semáforo con motos, jamás motos o carros con licuadoras luminosas, discreción, casi sin escoltas frecuentemente sin ellos...”, ha dicho, ensimismado, desde 2016.

Justo cuando más necesitamos un alcalde que no solo lo sea sino que lo parezca, Peñalosa ha venido portándose como un polarizador, un talador, un trol.

Podría citar hasta el fin su torpeza: redujo a Soacha a “hueso”, se refirió a la disminución de embarazos adolescentes como “prevención de delincuencia”, se lanzó a llamar a los ciclistas “productos de mi invención”. Pero no quiero reducir su alcaldía a sus frases sordas, sino señalar que, justo cuando más necesitamos un alcalde que no solo lo sea sino que lo parezca, cuando más requerimos un administrador hecho y derecho que nos libre de lo que en el siglo XIX se llamó “las viceversas de Bogotá” –la manía de construir sobre lo destruido–, Peñalosa ha venido portándose como un polarizador, un talador, un trol. Yo no voté por él: “Yo les dije”. Pero no pensé que fuera a vararse mirando por el retrovisor o que fuera a dedicarle dos años de su alcaldía a la contradictoria tarea de probarles a sus críticos con desdén, pero de claro en claro, de turbio en turbio, que es superior a lo que piensan de él.

Está visto que las redes, que también dan forma a la solidaridad, pueden chiflar a los desprevenidos. Está claro que las redes, que giran alrededor de uno como un estadio o un corrillo, pueden revivirles a ciertos adultos penitentes la megalomanía de la infancia –el delirio de grandeza, el narcisismo, la supremacía de naturaleza infantil que aprendemos a contener para vivir con los otros– hasta reducirlos a omnipotentes paranoicos a punto de dar declaraciones sobre el tema que sea “tendencia” hoy: “Quiero decirle al país...”. Súmeles a esos adultos un poquito de fama. Súmeles la amenaza del poder de cada quien. Y es así como hay jueces y políticos y periodistas que firman los veredictos de las redes. Y es así como Peñalosa se la pasa diciéndoles a los que no lo quieren que le tiene sin cuidado.

Ojalá ría de último. Ojalá libre a la ciudad de la manía de empezar de ceros. Porque todas esas decisiones suyas que parecen provocaciones –la tala de los árboles se ha oficiado como dándoles la espalda a los ciudadanos, y qué– describen la alcaldía lánguida, anacrónica, de un antiguo experto en Bogotá que vive hastiado de los bogotanos.

RICARDO SILVA ROMERO
- www.ricardosilvaromero.com

MÁS COLUMNAS

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA