Opinión

Dos viudas y una fortuna

Feria del libro, los famosos de la cultura, la política y el periodismo atropellados por mil cámaras

02 de mayo 2017 , 10:58 p.m.

Tres veces, y sin afán, he pasado por la feria del libro en Bogotá. Buenísimo programa. Me alegró ver a miles de jóvenes que, pagando 8.000 pesos de entrada, recorrían con interés los pabellones. Les pregunté, y aman la literatura negra, historias de monstruos y pánicos. Atérrense: ellos, en la feria, respetan las colas y siguen los debates. Feria del libro, allí vi a los famosos del firmamento cultural, político y periodístico atropellados por mil cámaras que les tomaban fotos para la posteridad. Ego suma ego.

Vuélense a la feria del libro. Allá vi al General y vicepresidente de Colombia, Óscar Naranjo, presentar ante prensa radio, televisión y políticos, más Julio Sánchez Cristo, el libro El General de las mil batallas. Estuve en el lanzamiento del libro Timochenko, el último guerrillero. Teatro con lleno completo y en mesa de honor, el curubito de las Farc: ‘Iván Márquez’, ‘Pastor Alape’ y el ideólogo ‘Santrich’. Todos gozando de los aplausos y de la democracia, que hoy “es una copa para ellos llena”.

Entrar a la feria: 8.000 pesos. Caro, entrar papá, mamá e hija les costó 24.000 pesos, mucho para los raquíticos sueldos de Colombia. Que la rebajen a 4.000 pesos en gesto democrático. Feria del libro y en el pabellón 15 o 16 topé con ‘venta libros usados’, compré por 20.000 pesos una biografía loquísima de mi poeta Pablo Neruda, mi personaje histórico con Salvador Allende, Jorge Zalamea y Pasionaria, mi amada Dolores Ibárruri. De Neruda aún leo sus memorias políticas y de sus años jóvenes en Rangún y Calcuta, en el Asia, donde herido, con una mujer asiática que lo ninguneó, le escribió un poema canalla: El tango del viudo, que deberían leer.

Feria del libro y allí, Paula Dever, llegando de Madrid, me dijo: “A la colombiana Marina Danko le van a quitar la herencia de su exmarido Palomo Linares”. Entré al espía YouTube, y la última esposa de Palomo, Concha Azuara, que solo lo aguantó dos años, declaró: “Que los hijos de Sebastián trabajen, que se jodan, ya los mantuvo mi Palomo, su padre”. Mis amigas Marta, Laura y Carolina me opinaron: “Hay maridos egoístas que se creen eternos y con la herencia dejan la madre de los alegatos”. ¿Exageradas ellas? No creo, son previsivas, conocemos casos cómico-dramáticos con fiesta para los abogados. ¡Pilas,pilas!

PONCHO RENTERÍA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA