Opinión

Colorín colorao

Todos dicen “habrá austeridad en mi gobierno”, pero no dicen qué derroches cancelarían.

09 de mayo 2018 , 12:00 a.m.

Bajó el nivel de la campaña, se discuten los coquetones bikinis de unas jóvenes con cachuchas rojas. ¿Ofensa a las mujeres? Exageración ruidosa: fue en la playa marinera, no en la catedral. Otra discusión: las botas Ferragamo de Petro. Lo sé todo: cuero y hebillas, made in Indonesia de 225.000 pesos en rebajas. Regalo de la señora Verónica, su esposa. Colorín colorao.

Pero nos revolcó la calma el alto Gobierno al comunicarle al expresidente Uribe que planeaban asesinarlo. Él agradeció al Gobierno el aviso. Y no opino, prudencia obliga, es un asunto delicadísimo.

Queja general en la peluquería: larguísima la campaña. Y pobrecitos, hablando diez horas diarias y durmiendo mal los ya fatigados Petro, Duque, Vargas, Uribe y Fajardo. La criticona Maricarmen explotó: “Estoy aturdida con el aguacero electoral, van 159 días seguidos de promesas y consignas”. Elemental: menos campaña, y se economizan miles de millones. Todos ellos dicen “habrá austeridad en mi gobierno”, pero no dicen qué derroches cancelarían.

Vi a la ‘Nena’ Arrázola en Los informantes, de Caracol Televisión, entrevistando a la madre del periodista asesinado en Ecuador. Allá, más sensibles, siguen horrorizados; aquí, acostumbrados. Doña Patricia Lara, desde El Espectador, escribió al presidente Santos pidiéndole que no extradite a Santrich. Bravo, es alborotar un avispero cuando cojea la paz, se refugia Iván Márquez y descubrieron chanchullos en los contratos para el posconflicto. Según Maricarmen, la madrileña sensata, enviar a Santrich a EE. UU. nos traería 99 problemones. Aplácenla 15 meses. ¡Y colorín colorao!

Celebramos los 50 años del mayo libertario del 68, cuando su líder, ‘Daniel el Rojo’, Daniel Cohn-Bendit, con 23 años y ultra-izquierdista vanidoso, lanzaba discursos incendiarios desafiando al capitalismo. Los héroes de esa minirrevolución hace 50 años, hoy dichosos abuelos, les cuentan a sus nietos su batalla contra los gendarmes franceses.

No ‘conejearon’ a los soñadores que protestaban, es que el imperialismo y el capitalismo no eran tigres de papel, como ellos y Mao creían. He visto los noticieros de esos días y aplaudí a esos libertarios, ellos abrieron la puerta al pelo largo, la marihuana soñadora, los colores, la ropa vieja, la antimoda, el sexo, a Coco Chanel, el rock, la píldora, el feminismo, el nudismo, el amor libre, al placer. Recordando ese Mayo del 68 soñador, toca brindar por esa juventud que exigió un mundo menos injusto y mejor.

PONCHO RENTERÍA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA