Opinión

Chau al balón; a pagar imporrenta

Ahora mismo, hagan la declaración de renta sin equivocarse, la Dian no perdona.

18 de julio 2018 , 12:00 a.m.

Colegios en vacaciones, playas concurridas, clima fresco a 19 días de retirarse don Juan Manuel Santos del difícil e ingrato cargo presidencial. Les tengo una antipática invitación: ahora mismo, hagan la declaración de renta sin equivocarse, la Dian no perdona. Giren cheque o paguen en efectivo su impuesto de renta, el Gobierno necesita millonadas para girárselas a la UNP, la que entrega camionetas blindadas a políticos, exguerrilleros y periodistas que podrían sufrir atentados desde “las fuerzas oscuras del mal”, como en años pasados decía un asustado ministro. Punto.

Están en pánico nervioso 45 parejas que esperan, y no les llega, la soñada invitación a la posesión del presidente Duque. Lo gravísimo es que las esposas ordenaron al modisto un vestido pomposo, espectacular, a precio de París, y la invitation. no aparece. Ellas tienen susto porque el marido fijo les dirá: ‘Idiota, por antojada y embelequera me metiste en este gasto, y, ¡carajos!, la invitación no aparece’. Por favor, que protocolo de la Presidencia mande esas tarjetas, eviten esa bronca matrimonial.

Se acabó el show futbolero, que les mejoró el humor a miles de maridos. Ganó Rusia, mostró un país ordenado, cívico, culto, que saltó del inepto socialismo burocrático al capitalismo glotón.Allá sí castigan al tramposo en licitaciones, pero si el pillo es de la rosca de Putin & cía., tiene perdón eterno.

“Vive la France!”, gritaron en la embajada de Francia 2.000 invitados que celebraban la fiesta nacional y ganar el Mundial.

Un criticón de la fiesta futbolera se despachó: “Ese juego salvaje donde ganan millonadas los negros africanos de Francia y Bélgica”. Les duele a los racistas que Asprilla, Yerri Mina y 199 luminarias del fútbol, bisnietos de africanos hayan llegado a millonarios. Punto.

“Vive la France!”, gritaron en la embajada de Francia 2.000 invitados que celebraban la fiesta nacional y ganar el Mundial. El ruido molestó, y unos vecinos les gritaron: “Dejen dormir; Croacia mereció ganar, pero el árbitro, bisnieto de una francesa, les regaló el penalti”. Punto. Y tocó opinar: que el presidente Iván Duque no dirija la artillería contra ‘Kid’ Maduro porque ese señor es de alta agresividad colérica y puede montarnos un problemón fronterizo. A Maduro, que lo tumben EE. UU. y Donald Trump, no Colombia. Aleluya, gran noticia: que los ‘Ñoños’ entraron a un seminario budista en Lorica, hicieron votos de pobreza y ya no mandan en Fonade, donde hicieron pilatunas millonarias y diabluras. Eso nos alegra como si fuera un gol de Colombia, otro gol de Yerri Mina. Buenas buenas.

PONCHO RENTERÍA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA