Opinión

El Trump colombiano

Todos los precandidatos sumados son el Donald Trump chibchombiano.

24 de julio 2017 , 12:44 a.m.

‘Copycat’: palabra inglesa utilizada para designar el fenómeno social que se produce cuando uno o muchos imitan la manera de actuar de un modelo. Usualmente se produce a partir de un acto morboso, dramático o de gran repercusión, que aparece en los medios de comunicación.

Esa definición cae como anillo al dedo para entender lo que está pasando con los precandidatos colombianos a las presidenciales del próximo año. La razón: todos están copiando, al pie de la letra, la campaña de Donald Trump. Todos están replicando sus estrategias mediáticas para conquistar a las masas y llegar al poder a punta de publicidad barata.

En el uribismo, por ejemplo, están copiando la guerra de Donald Trump con los medios de comunicación. Así quedó claro durante la última camorra contra Daniel Samper y los periodistas que lo salieron a defender. Una batalla copiada milimétricamente de la de Trump con Jorge Ramos, estrella y ancla de la cadena Univisión. Trump usó a Ramos para mover un sentimiento de odio y aversión hacia los medios de comunicación entre los votantes norteamericanos; un as bajo la manga que sacó en su tercer intento como aspirante a la Casa Blanca en Washington.

También en el vargasllerismo están imitando estrategias del trumpismo. El sentimiento que están copiando: la xenofobia o el desprecio por los extranjeros. Ya lo dijo Germán Vargas, cuando entregaba casas regaladas del Gobierno: “No dejen que los venecos se queden con esto”. El imitador del ‘show’ lo tiene claro: Venezuela será para Vargas Lleras lo mismo que fue México para Donald Trump.

Hasta los llamados candidatos independientes están replicando las estrategias del mandatario norteamericano. Claudia López, Sergio Fajardo y Jorge Robledo están enarbolando la misma bandera anti-establecimiento. Una bandera que a Trump le funcionó todo el tiempo, para mostrarse ajeno a los politiqueros mañosos y a las roscas clientelistas de demócratas y republicanos.

Pero es que hasta Gustavo Petro está imitando a Donald Trump. Usa la misma oratoria rabiosa, la mismas expresiones resentidas, la misma retórica de culpar a todos los demás de las desdichas y desgracias del acontecer nacional. Que la culpa es de la economía, que la culpa es de la inversión extranjera, que la culpa es de los acuerdos de libre comercio, que la culpa es de los empleos que por otros países se perdieron.

La historia se repite una y otra vez con todos los precandidatos. Y lo más chistoso es que todos los días, en todos los medios de comunicación, docenas de periodistas se preguntan quién es el Donald Trump colombiano. La respuesta es tan obvia que no se puede ver sino juntando los pedazos: todos sumados son el Donald Trump colombiano.

Paola Ochoa
@PaolaOchoaAmaya

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA