Opinión

Clamor de los de a pie

Clamamos por una justicia igualitaria, eficiente y eficaz, para las víctimas comunes y corrientes.

09 de octubre 2018 , 01:03 a.m.

En los medios se pregona que va a haber un revolcón en la justicia, mediante una reforma estructural al sistema judicial. La exposición de motivos del proyecto de acto legislativo presentado por el Gobierno ante el Congreso comienza de la siguiente manera: “La reforma de la justicia es un clamor ciudadano y una necesidad sentida de la nación”. ¿En qué consiste ese clamor ciudadano?

Haya más o menos cortes, más o menos jueces, más o menos instancias, lo que el ciudadano de a pie necesita es un acceso real a la justicia y respuestas por parte de esta. En su vida cotidiana no cuenta con tal cosa. Se le manda de un sitio a otro una y otra vez. Se le exige información superflua, pero “necesaria”, con la que no cuenta o no puede contar. Señala sospechosos y da igual. Y si logra, con mucha paciencia, radicar una denuncia, esta muere antes de nacer o permanece inmóvil hasta que se archiva, sin haber dado lugar a nada más que procesos burocráticos. Veamos un par de ejemplos concretos.

A un ciudadano de a pie le roban la billetera en TransMilenio, en la cual tiene su cédula de ciudadanía. Trata de poner la denuncia y no se la reciben porque sucede que no recuerda la fecha de expedición de ese documento.

A otro ciudadano de a pie le roban durante su ausencia pertenencias que se encuentran dentro de su residencia, ubicada en un edificio que cuenta con un servicio permanente de vigilancia privada. Estas incluyen objetos grandes y pesados. Se descubre que los ladrones entraron por una claraboya ubicada en la azotea del edificio. Además se observa que no violentaron ni la puerta del edificio, ni la del apartamento, ni de la azotea. Obviamente se concluye que hay complicidad de los ladrones con el “vigilante”. El ciudadano pone la denuncia en la Fiscalía, señalando a los sospechosos, e incluso investiga para proporcionar datos e indicios que permitan ubicarlos. ¿Qué responde la Fiscalía? Primero, que la investigación la tiene el investigador Alexánder. Luego, que el encargado es el patrullero Carlos. Luego, que ahora es el patrullero Camilo,porque al anterior lo asignaron a otra región. Luego, que posiblemente le pasarán el caso a un fiscal que está investigando sobre el ‘cartel de los vigilantes’. Luego que ahora la investigación la tiene NN. Luego, que a NN lo cambiaron de lugar porque recientemente hubo una reestructuración en la Fiscalía, y entonces el caso está pendiente de ser reasignado a otro grupo. Así, ya han pasado 3 años…

Pero seamos justos: la justicia no siempre es tan ineficiente. Cuando la víctima de robo u otro delito es una personalidad pública, y se ventila entonces su caso en los medios, la justicia actúa con sorprendente celeridad y muestra altos índices de eficacia.

¡Claro que hay un clamor ciudadano para que se reforme la justicia! Pero principalmente para que esta no reine únicamente cuando aplique el “usted sí sabe quién soy yo”. Clamamos por una justicia igualitaria, eficiente y eficaz. Una justicia para las víctimas comunes y corrientes, los de a pie, que representan el 99,999 por ciento de la población.

OLGA MARÍA VELÁSQUEZ DE BERNAL

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA