Opinión

Palo a Duque

Llevan un mes dedicados a hacerle agresiva oposición a un presidente que no se ha posesionado.

14 de julio 2018 , 11:43 p.m.

Los mismos columnistas, comentaristas y analistas periódicos o de ocasión que han derramado ríos de tinta o han agotado sus palabras en contra de la polarización llevan más de un mes dedicados a hacerle oposición, en tono agresivo y por momentos feroz, a un presidente que ni siquiera se ha posesionado. A mí el mandatario electo Iván Duque no me ha ilusionado demasiado con sus pronunciamientos ni con sus nombramientos, pero me parece de elemental rigor esperar a que asuma las funciones presidenciales el 7 de agosto para entrar a valorar su gestión.

Bien lo anotaba este jueves, con agudeza, mi colega Thierry Ways en estas páginas: la furia opositora ha llegado incluso a culpar a Duque de los asesinatos de líderes sociales, con una tesis peregrina, esbozada por algunos aprendices del análisis político: que las bandas criminales están matando a esos dirigentes porque sienten que, con la inminente llegada del nuevo gobierno, tienen patente de corso para asesinar.

Qué barbaridad, como si no los estuvieran matando desde hace años, desde mucho antes del surgimiento de Duque como favorito en las encuestas. Y como si la evidencia no indicara, a las claras, que detrás de esos espantosos y condenables crímenes están las bandas criminales, las disidencias de las Farc y el resucitado Eln, que andan con los bolsillos llenos por la disparada del negocio de la cocaína resultado de la multiplicación por cuatro de los cultivos de hoja de coca.

Olvidan esos sesgados analistas que el crecimiento aterrador de las narcosiembras es la consecuencia de las equivocadas políticas de tolerancia de la administración Santos –incluidos sus ministros de Defensa y de Salud–, el mismo gobierno que esos brillantes pensadores trataron con tanta condescendencia y blandura, unos conmovidos por el pacifismo del Presidente y otros –no pocos– porque el Ejecutivo los llenó de contratos para asesorar las comunicaciones del proceso de paz o del programa Ser Pilo Paga, entre otras ‘mermeladas’ similares para maquillar la imagen del régimen.

Deberían aprender del más respetable opositor de nuestros días, el senador del Polo Jorge Enrique Robledo, con quien casi siempre estoy en desacuerdo. Estudioso y aplicado, desde su postura de izquierda le dio tanto palo a Santos como en su momento a Álvaro Uribe, y en reciente entrevista con María Isabel Rueda no dudó en señalar a “las barras bravas petristas” como un mal de las redes sociales. O de otro colega de estas páginas, Juan Pablo Calvás, severo crítico del uribismo, quien consideró apresuradas las declaratorias de resistencia contra el nuevo gobierno, promovidas desde el petrismo y sus aliados, y, a cambio, llamó a darle al nuevo mandatario un compás de espera.

Voté por Duque tanto en primera como en segunda vuelta, entre otras razones porque creo que sus ajustes a la economía y a los excesos del proceso de paz son urgentes, porque me gusta que esté lejos de los uribistas purasangre y porque tengo la esperanza –cruzo los dedos– de que desmonte la perversa y corrupta ‘mermelada’ que Juan Manuel Santos inventó como ministro de Hacienda en 2000 y perfeccionó en sus ocho años como presidente.

Cuando Duque tome posesión, comenzaré a analizar su gestión en esta columna, como es mi obligación. Elogiaré lo que juzgue positivo y criticaré lo que me parezca errado. Espero que cumpla con sus promesas, en especial lo relacionado con la lucha anticorrupción. Pero, por ahora, así como me niego a recibirlo con tapete rojo y coro de alabanzas, me resisto a hacerlo con los puños en alto.

* * *

Pendiente. Algún día, el presidente Santos y su esposa deberán explicarle al país sus relaciones con el encarcelado lobista y manejador de las campañas santistas Roberto Prieto. Algún día…

MAURICIO VARGAS
mvargaslina@hotmail.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA