Opinión

El qué, el quién y el cómo

Comienza en serio este año, que anuncia ser interesante, las elecciones presidenciales dirán mucho.

08 de enero 2018 , 11:46 p.m.

Hoy comienza en serio este año, que anuncia ser interesante, pues las elecciones presidenciales dirán mucho de lo que hasta ahora les ha resultado imposible decir a los encuestadores.

Las sociedades funcionan de maneras extrañas en ciertos momentos de su historia, de modo que los datos acumulados con anterioridad y que, en teoría, servirían para identificar tendencias y hacer predicciones de comportamiento colectivo se hacen irrelevantes. Las revelaciones de un periodista vinculado a la campaña de Trump señalan que todo indicaba que perdería las elecciones. En Inglaterra no se esperaba el triunfo de quienes deseaban salir de la Unión Europea, y en Colombia era impensable que triunfaran, aunque fuera por estrecho margen, quienes se oponían a los acuerdos de paz con las Farc.

Sabemos de la dificultad que tenemos los humanos para conocer la realidad objetiva, pues casi todo lo que damos por cierto ha sido el resultado de nuestra imaginación. Dicho en forma simple, nos inventamos cosas que no existen o que deseamos que existan y, a base de creer que son verdaderas, terminamos viviendo en ellas y de ellas, aun contra las evidencias que nos proporciona la razón. Religiones, ideologías, doctrinas y hasta estilos de vida saludable responden a la necesidad de encontrar sentido a la vida y de dar orden al caos de la experiencia. La realidad, para la mayoría, es aquello en lo que creen.

La política se mueve en este terreno de la realidad imaginada y, por lo tanto, termina revelando lo que la gente quiere creer dentro de un amplio menú de ofertas. Una sociedad madura tendrá, tal vez, dos o tres propuestas alternativas capaces de reforzar aquello que otorga identidad y reconocimiento ante otras naciones, y ofrecer iniciativas para introducir reformas de fondo en aspectos críticos que tocan intereses colectivos trascendentales. En estos casos el elector puede tomar decisiones sobre programas específicos, es decir, sobre el qué.

En otros casos, cuando es difícil generar acuerdos sobre la realidad que se tiene o la que se quiere, cuando la información no permite identificar las fortalezas que hacen respetable un pueblo, cuando no hay partidos políticos que representen ideologías claras y propuestas coherentes para el largo plazo, se espera un líder providencial que recoja las emociones de segmentos de la población incapaces de encontrar por sí mismos propuestas adecuadas para sus angustias. En estas sociedades huérfanas lo importante no es la propuesta, sino el caudillo que actúe como padre, o como símbolo de aquello que la gente ingenua imagina que funcionará como talismán protector.

Sabemos que entre nosotros ha venido predominando esta segunda tendencia. Hasta ahora lo que se está vendiendo principalmente son los nombres de una treintena de personajes que consideran encarnar la salvación del país, casi todos sin partido político, presentados por firmas como espontáneos en una feria. Desde luego, algunos tienen unas propuestas sobre la economía, el desarrollo de los procesos de paz, la seguridad o la salud, pero muchas de ellas resultan poco convincentes en lo que se refiere a su puesta en escena: cómo...

¿Cómo se reducirán los impuestos sin reducir los ingresos fiscales; cómo seremos el país más educado; cómo harán trizas el proceso de paz; cómo acabarán con la corrupción generalizada en todas las ramas del poder?

Este será un año interesante. La lucha de egos y la confianza que algunos ciudadanos se tienen, convencidos no de que pueden mejorar el país, sino de que merecen ser los personajes más importantes de la nación, llevará a la primera vuelta un extenso ramillete de aspirantes huérfanos de colectividades organizadas que mostrarán, en una especie de ‘reality show’, quién gana más aplausos y no quién ofrece mejores soluciones para el futuro. La segunda vuelta, espero, será otra cosa.

FRANCISCO CAJIAO
fcajiao11@gmail.com

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA