Opinión

El derecho a decir no

Todas, ante un ataque sexual, tenemos derecho a decir no y a defendernos.

26 de julio 2017 , 12:00 a.m.

Para seguir con la polémica presente relativa al triste capítulo de los futbolistas del Santa Fe, y complementando lo dicho por Catalina Ruiz Navarro en El Espectador, quiero añadir algunas otras reflexiones. Porque creo que el capítulo es grave y está lejos de cerrarse. Sobra decir que en cualquier país desarrollado ya habría tenido gruesas consecuencias. Por cierto, la actitud tan desentendida del presidente del club me escandalizó. Ese no era su asunto.

De hecho, se trata de uno de los más elementales derechos de las mujeres: el derecho a decir no. De una monja o de una trabajadora sexual, o, y para decirlo mejor, de una mujer en situación de prostitución. Todas, ante un ataque sexual, tenemos derecho a decir no y a defendernos. Una ejecutiva, una oficinista, una obrera, una campesina, una monja o una puta.

Y excúsenme la manera de nombrar a esta última, pero es para insistir sobre un hecho que muchos no entienden. Porque después de la noticia que salió recientemente en los diarios del país, noticia no del todo confirmada, no pasó mucho tiempo para que escucháramos lo que era de esperar: “después de todo, era una puta y sabía a qué se podía exponer; que no venga ahora a quejarse...”.

Pues, les cuento que esta mujer que ejerce la prostitución también tiene derecho y, aún más, tiene el imprescindible derecho a defenderse ante una horda de hombres, probablemente borrachos, quienes, aprovechando la situación, la violaron con aprobación de los que asistían. Me hizo recordar una película, que tiene ya sus años, llamada 'Acusados', con la increíble Jodie Foster. Cuántos debates con mis estudiantes de la universidad sobre el estado de culpabilidad no solo del agresor directo, sino también de los que asisten, aplauden y consienten. Y cuánta tinta se ha dedicado a estas euforias tan patriarcales de las victorias del fútbol masculino.

Este reciente hecho tiene un inmenso valor pedagógico, pues lo que está en cuestión es toda la ética de una sociedad, por cierto, muy atenta a los modelos de los grandes deportistas

El cambio de mentalidades es definitivamente algo que toma un tiempo largo, aun cuando sé que muchas mujeres no hemos trabajado en vano. Hoy, por lo menos existe una concientización sobre ese oficio, que se inició por un cambio de denominación. Hoy se habla de trabajadoras sexuales o de personas en situación de prostitución. No de putas. El término ‘puta’ se reserva de manera perversa para los insultos callejeros. Trabajadora sexual o ejecutiva, todas tenemos derechos sobre nuestro cuerpo. ¿Sabían ustedes, por ejemplo, que mucho más de la mitad de ellas (son unas 23.000 en Bogotá) han sufrido violencias físicas o abusos sexuales y que casi todas quieren dejar ese oficio, pero, por falta de oportunidades, no han podido hacerlo?

Por cierto, en los grupos de estudio y apoyo a las mujeres que ejercen la prostitución, hay numerosos debates con los cuales difiero sutilmente. Por ejemplo, un grupo de feministas reivindica el abolicionismo total de ese oficio. Pide que se acabe por completo y propone diferentes estrategias. Otras piden la regulación del oficio mientras se llega al deseable abolicionismo. En un país como Colombia, con las condiciones de pobreza y exclusión, falta un largo trecho para pensar en su desaparición.

Mientras lleguemos a esto, se debe regular y no permitir estos actos de violencias, cualesquiera que ellas sean. Por eso, este reciente hecho, tan mediatizado, que aparentemente envolvió a algunos de los jugadores de fútbol de este club, tiene un inmenso valor pedagógico, pues lo que está en cuestión es toda la ética de una sociedad, por cierto, muy atenta a los modelos de los grandes deportistas.


FLORENCE THOMAS
* Coordinadora del grupo Mujer y Sociedad

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA