Opinión

Ignorantes

"La ignorancia es la peor arma de destrucción masiva que hay".

07 de agosto 2018 , 12:00 a.m.

Navegando, me encuentro unos cuantos dardos de Noam Chomsky, y me detengo. ¡Por supuesto! Iba a decir que siempre es un placer leer a este célebre profesor de MIT, pero tal vez no es ‘placer’ lo que en realidad produce su lectura.

Considerado “la conciencia crítica de Estados Unidos”, este lingüista y pensador que está a punto de cumplir 90 años ha dicho y sigue diciendo cosas que incomodan. Es casi imposible leerlo sin cuestionarse, sin lamentar la manera como hemos hecho de este mundo un lugar en el que cada vez se conjuga de forma más siniestra el verbo ‘manipular’ y se atienden menos los preceptos de la justicia social.

Lo que encontré en esta ocasión es un texto que señala diez estrategias de manipulación masiva. Algunas de ellas explican, sin necesidad de darle muchas vueltas al asunto, esta frase suya: “La manipulación mediática hace más daño que la bomba atómica, porque destruye los cerebros”.

Los medios y los gobiernos –al servicio de unos cuantos que ostentan el poder económico– convierten al ciudadano del común en un ser fácilmente maleable.

Chomsky explica de qué manera los medios y los gobiernos –al servicio de unos cuantos que ostentan el poder económico– convierten al ciudadano del común en un ser fácilmente maleable que sigue como oveja de rebaño los gustos que le imponen y persigue los logros que le dictan como valederos.

Me detengo en una de las estrategias que señala este hombre que le demostró al mundo quién era cuando fue detenido por oponerse a la guerra de Vietnam. Es un punto del listado que da cuenta de las formas de manipulación masiva: “Crear públicos ignorantes: la ignorancia es la peor arma de destrucción masiva que hay; crear brechas entre la educación pública y la privada o no proporcionar las herramientas necesarias para culturizar son dos procesos habituales. Por ejemplo, se sigue ridiculizando a ‘los ratones de biblioteca’ en cantidad de películas o series; ser inteligente o inquieto es sinónimo de ser un perdedor en la estructura social”.

A los ignorantes se les venden más fácil las mentiras y las falacias. Los ignorantes se dejan imponer las modas sin cuestionarse. Los ignorantes son más fáciles de distraer y más fáciles de complacer.

Chomsky asusta. Sus verdades duelen. Y cuando habla de la ridiculización de los que quieren acceder a los libros y los saberes, es imposible dejar de pensar en esa cultura de la plata fácil que se ha impuesto en el país. Pero, tal vez, en vez de asustarse haya que actuar.

FERNANDO QUIROZ

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA