Opinión

Bolsonaro y el apocalipsis

Bolsonaro parece la última expresión de un fenómeno que se extiende en uno y otro rincón del planeta

08 de noviembre 2018 , 08:10 p.m.

La última amenaza de Latinoamérica’. Este fue el titular en portada de la revista inglesa The Economist a fines de septiembre pasado, como anuncio de lo que se venía: la elección de Jair Bolsonaro a la presidencia de Brasil. De pronto, tras un santiamén, su nombre estaba en boca de todos, incluso entre personas que rara vez se informan sobre la región. Se lo sigue repitiendo para pintar un horizonte casi apocalíptico.

Razones no faltan para muy serias preocupaciones. Como ha sido descrito por The Economist, Bolsonaro es un “hincha” declarado de la “dictadura militar” que gobernó Brasil hace algunas décadas. Sus ideas son de “extrema derecha”. Su lenguaje ofensivo representa una amenaza contra los derechos de las mujeres y las minorías, y contra las conquistas del pluralismo y la diversidad.

No es además una figura aislada. Bolsonaro parece la última expresión de un fenómeno que se extiende en uno y otro rincón del planeta: Trump en Estados Unidos, Erdogan en Turquía, Duterte en Filipinas, Orbán en Hungría. Basta visitar una librería y repasar títulos de libros recientes sobre política, o de las portadas de muchas revistas internacionales. Estaríamos ad portas del “fin de la democracia”.

Importa, pues, reconocer desde el comienzo que la democracia liberal vive momentos de incertidumbre en muchos lugares del mundo. Bolsonaro no es buena noticia para la democracia. Como tampoco lo ha sido Trump. ¿Pero vamos rumbo al desastre, como lo estuvo Europa en la década de 1930?

Que la democracia liberal, en Latinoamérica y el mundo, atraviesa una crisis de graves proporciones no está en duda.


Quizás. Pero, incluso si lo estuviéramos, tendríamos que hacer esfuerzos para recobrar la perspectiva, pues la histeria intelectual, en vez de encontrar salidas, sí que nos puede empujar hacia el abismo.

Es difícil identificar en Bolsonaro una “tendencia regional”.

Basta solo volver la mirada hacia el norte, donde Andrés López Obrador se posesionará como presidente de México casi al mismo tiempo que Bolsonaro lo haga en Brasil. La izquierda sigue gobernando en Uruguay. No hay señales de ‘bolsonarización’ en la Bolivia de Morales. Presidentes de centroderecha gobiernan en un buen número de países, incluidos Argentina, Colombia y Chile. Regímenes dictatoriales de izquierda se aferran al poder en Venezuela y Cuba.

Ante la opinión pública mundial, Latinoamérica presenta un mapa político plural que es preciso reconocer bien.

Importa, así mismo, ubicar a Bolsonaro en el contexto brasileño. Mi conocimiento aquí es limitado. Creo, sin embargo, que las instituciones de Brasil son más robustas de lo que la prensa internacional proyecta. Así lo indicaría buena parte de la respuesta institucional a una crisis tan profunda y compleja.

Bolsonaro, de paso, lleva 27 años en el Congreso (la prensa solo destaca que fue capitán del ejército). Es de esperar que casi tres décadas de experiencia electoral y parlamentaria le hayan servido para socializarse con las tradiciones políticas de Brasil, de tolerancia y moderación, tan bien expuestas en las memorias de Fernando H. Cardoso. Seguir hablando de “democracia joven” en Brasil, como insiste The Economist, es una equivocación.

Nada de lo dicho invita a la complacencia. Ni mucho menos (por si quedasen dudas) a extenderle un aval a Bolsonaro. Ni tampoco minimizar las amenazas globales y regionales contra la democracia.

Que la democracia liberal, en Latinoamérica y el mundo, atraviesa una crisis de graves proporciones no está en duda. Precisamente, dadas las dimensiones inéditas de la crisis, urge abordar el tema con mayor imaginación y mesura, alejados de cualquier fatalismo. De poco sirve sentirnos al borde del precipicio, como condenados a sufrir el apocalipsis.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA