Opinión

Manos arriba, es un atraco digital

Los crímenes digitales se multiplican, y ser una de las víctimas se está volviendo prevalente.

05 de agosto 2018 , 11:36 p.m.

Hace un par de semanas, mi sobrino y familia decidieron escapar de las lluvias de Bogotá y buscar una finquita en tierra caliente para un largo fin de semana, optando por La Vega, uno de los destinos turísticos preferidos de los bogotanos, por el clima agradable y la buena carretera.

A través de MercadoLibre, reservaron una casa campestre, muy linda en fotos. El contrato intercambiado por internet parecía totalmente correcto, firmado por la dueña de la casa, con la correspondiente cédula, referencias y huella. Solo después de pagar, cuando el aviso desapareció del sitio de un día para otro, se dieron cuenta de que habían sido víctimas de una estafa. O para ser más precisos, de una estafa digital. La casa no existe y la ‘dueña’ es una ciberdelincuente.

Los crímenes digitales se multiplican en el mundo, y ser una de las víctimas se está volviendo prevalente. Atracos, extorsión y hasta toma de rehenes por internet son crímenes rampantes globalmente.

Lo más asustante de esa realidad es que, como en el mundo ‘real’, en el internet hay malhechores de todas clases, peligrosidad y dimensiones. Desde inmensas bandas ‘profesionales’ internacionales dedicadas a secuestrar sofisticadas operaciones financieras o robar listados de cuentas bancarias para extorsionar instituciones o individuos hasta criminales ‘menores’ que arriendan casas ficticias, venden productos inexistentes o bloquean computadores a través de e-mails a cambio de pagos como la extendida ‘sextorsión’, cuando piratas informáticos que afirman haber registrado a las personas viendo pornografía les exigen que paguen rescates en 24 horas o publican la información.

Como los ladrones enmascarados y armados que asaltaban bancos, los delincuentes cibernéticos entran a los servidores del internet armados de programas que les permiten toda clase de picardías a cambio de pago de rescates. Las amenazas en línea están aumentando en sofisticación y gravedad a alarmante velocidad y sin distinción de fronteras o idiomas.

Aun más miedoso es el hecho de que en internet no haya límites. Los que le arrendaron la casa falsa a mi sobrino podrían ser gente de otros países.

Ya sea interferencia en elecciones o ataques de fuerzas cibernéticas hostiles a instituciones internacionales o fraude en línea en todos los niveles, o carros de Uber fantasmas, o sitios maliciosos que, una vez que el usuario los abre, penetran el computador para sacar información personal o financiera sin que uno se entere, o falsificadores de documentos digitales –puedo seguir la lista hasta terminar con el espacio en esta columna y varias otras–, lo que es claro es que la seguridad en internet es verdaderamente frágil y cualquiera puede ser una víctima.

Los criminales digitales robaron más de 200 billones de dólares en 2017 del público en general.

Más y más países, grandes bancos, instituciones financieras nacionales e internacionales están invirtiendo enormes capitales en literales ejércitos de expertos digitales para montar defensas, organizar estrategias y simular ataques. Como en una guerra.

¿Y al resto, quien podrá defendernos?

El panorama abierto de peligros está fomentando naturalmente una industria de ciberseguridad dinámica y competitiva que busca constantemente mejores tecnologías y una protección más sólida para todos. El problema es que “los malos” también están al día para encontrar maneras de romper las protecciones.

Yo no tengo respuestas, excepto recomendar precaución y limitar la exposición usando el internet conscientes de que junto a las ventajas que ofrece hay amenazas escondidas para las que no tenemos defensas apropiadas.

O llamar al Chapulín Colorado.

CECILIA RODRÍGUEZ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA