Opinión

Explorar avenidas para el futuro

El progreso social y económico debe continuar. Con nuevos desafíos.

08 de diciembre 2017 , 11:51 p.m.

Un joven economista, lector de mi anterior columna, ‘La difícil tarea de los economistas’, en la cual me refería a la necesidad de servir de balance a las propuestas de los políticos, me escribió preguntándose: “¿No es también tarea de los economistas encontrar razones para la esperanza, al tiempo que cumplen con aquella de restringir al soberano?”.

Mi interlocutor tiene razón. Los economistas no pueden quedarse en la ingrata posición de siempre señalar lo que no se puede hacer. Hay que explorar caminos para avanzar, sin partir de la base de que la política es una muralla contra la cual se estrella la técnica. Así lo planteó lúcidamente hace cincuenta años Albert Hirschman en un libro que tituló precisamente A Bias for Hope (‘Un sesgo por la esperanza’), y creó un término nuevo para explicarlo: ‘posibilismo’.

La esencia de la aproximación posibilista, escribe Hirschman, “consiste en descubrir avenidas para romper las camisas de fuerza” que impiden la acción, sin esperar a que cambien las creencias y las actitudes que la frenan y, más bien, en lograr que la acción modifique esas actitudes y creencias.

Es una alternativa opuesta a la idea revolucionaria de que primero hay que cambiarlo todo para después actuar. Habría que agudizar la creatividad de los economistas y de los políticos para encontrar lo “posible”, dejando de lado dogmas y acudiendo a la praxis.

En Colombia, los grandes cambios se han realizado abriendo esas avenidas. No es sino recordar la manera como fueron creándose las condiciones para que la Constitución pudiera cambiarse en 1991. Si a finales de los años ochenta una encuesta hubiera preguntado si las personas creían que podría modificarse la Constitución en un corto plazo, seguramente la mayoría de los colombianos hubieran contestado que no lo creían. Y, sin embargo, los políticos vieron posibilidades para ello pensando en cambiar el estado de cosas y encontraron el camino para ello. Todo no estaba perdido, a pesar de que vivíamos una de las situaciones más complejas del siglo XX, si no la más (tres candidatos presidenciales asesinados).

El asunto no es nada sencillo. Combinar la racionalidad técnica con la política es un arte que tienen que desarrollar los estadistas y del cual no pueden estar completamente al margen los economistas. Parte de las dificultades tiene que ver con la variable del tiempo. Como lo escribe Javier Santiso en un libro dedicado a Hirschman: “Bajo la doble presión del electorado y de los inversionistas, los líderes en América Latina se enfrentan a una doble carrera contra el reloj. Deben ganarse la confianza de los ciudadanos generando resultados rápidos, particularmente en el campo de lo social, y, al mismo tiempo, recabar en la confianza de los inversionistas, nacionales y extranjeros, que demandan también resultados rápidos en lo macroeconómico, los cuales entran en conflicto algunas veces con los sociales” (Santiso Javier, ‘Latin America’s Political Economy of the Possible’, The MIT Press, 2007, p. 221.)

* * * *

Esta es la situación que enfrentan los candidatos presidenciales. Tienen que generar la esperanza de que los colombianos avanzaremos hacia un país mejor, lo cual es posible sin caer en la tentación del populismo. Se puede; nada está perdido. En medio de enormes dificultades, la Colombia de hoy es ciertamente mejor que la de hace 8, 16, 20 o 30 años. Es algo que ven con claridad los extranjeros y que los colombianos no queremos ver.

El progreso social y económico debe continuar. Con nuevos desafíos, porque los avances generan dificultades imprevistas como las que experimentamos en el presente.

Las avenidas del ‘posibilismo’ están abiertas. Los candidatos deben explorarlas.

CARLOS CABALLERO ARGÁEZ

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA