Opinión

Un periodismo responsable

La dignidad de los niños prevalece por encima de cualquier tratamiento que se le dé a una noticia.

09 de febrero 2018 , 12:00 a.m.

Es difícil imaginar el desenlace que hubieran tenido decenas de casos de maltrato y abuso infantil en Colombia sin la presión sistemática que, en su debido momento, los medios de comunicación ejercieron en la opinión pública y las autoridades para dar con los responsables.

El ejercicio de denuncia que han realizado varios periodistas, en muchas ocasiones, ha sido clave para que la sociedad evidencie la necesidad de proteger a los niños y niñas de adultos abusadores o situaciones de riesgo.

Según la Ley de Infancia y adolescencia 1098 del 2006 en su artículo 47, la invitación para los medios de comunicación –en el ejercicio de su autonomía y demás derechos– debe ser la de promover, mediante la difusión de información, los derechos y libertades de los niños, las niñas y los adolescentes, así como su bienestar social y su salud física y mental.

Los medios de comunicación deben adoptar políticas para la difusión de información sobre niños, niñas y adolescentes en las cuales se tenga presente el carácter prevalente de sus derechos y abstenerse de entrevistar, dar el nombre, divulgar datos que identifiquen o que puedan conducir a la identificación de niños, niñas y adolescentes que hayan sido víctimas, autores o testigos de hechos delictivos.

Los medios de comunicación deben adoptar políticas para la difusión de información sobre niños, niñas y adolescentes en las cuales se tenga presente el carácter prevalente de sus derechos.

Es primordial que haya una autorregulación en el lenguaje y el manejo de imágenes –no desde la autocensura sino desde el ejercicio responsable con los más vulnerables– para ayudar a proteger a la infancia. La dignidad de los niños y niñas debe prevalecer siempre por encima de cualquier tratamiento que se le dé a una noticia.

Un claro ejemplo de ello puede ser el cubrimiento que se les da a los niños y niñas víctimas del conflicto armado: es imprescindible que los medios oculten sus nombres, los rostros y cualquier tipo de información conexa que pueda identificarlos. Con este simple ejercicio el periodismo ya está contribuyendo a que estos niños y niñas puedan tener un mejor reintegro a sus familias y a la sociedad.

También es importante eliminar del lenguaje noticioso términos como menor, delincuente, prostitución infantil, menores infractores, niños de la calle, discapacitados, entre otros; ya que primero debe prevalecer la dignidad de la persona y luego su condición. Por ende, una forma correcta sería hablar de menores de edad, niños en situación de calle, de discapacidad, de explotación sexual o de abuso.

La tarea de informar es necesaria, pero no puede quedarse solo allí. Esos espacios masivos de difusión deben servir también para la generación de un conocimiento constructivo para la sociedad (con voces de expertos en temas de niñez), que además de enterarnos de los abusos cometidos a los niños y niñas nos ayude a rechazarlos, pero –sobre todo-, a prevenirlos, más allá de la simple indignación.

La invitación, entonces, es para que los comunicadores, los más experimentados y los que apenas comienzan este hermoso ejercicio de la comunicación y el periodismo responsable, le den prioridad ética y moral al manejo de la información, con el fin de priorizar la protección de los niños y niñas que están en situación de vulnerabilidad.

ÁNGELA ROSALES
Directora Nacional de Aldeas Infantiles SOS Colombia
- www.aldeasinfantiles.org.co

MÁS COLUMNAS

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA