Opinión

Que se acaban, se acaban

Nuestros bosques y selvas se acabarán. Pero no me he quedado con los brazos cruzados.

05 de noviembre 2018 , 11:29 p.m.

¿Ignorancia, ingenuidad, intereses de algún tipo? El hecho es que algunos parecen haber descubierto apenas ahora que la tala de bosques es incontenible y ponen el grito adolorido en el cielo. Corrijo mi aseveración anterior: creo que sí se dieron cuenta, pero pensaban que el Estado salvaría la situación. Entonces los creo ingenuos. ¿No conocen cómo funciona el Estado y su prácticamente nulo interés en el tema?

Hace 40 años, cuando empecé a escribir esta columna en EL TIEMPO, dije con claridad absoluta que la tala de bosques no la para nadie, es incontenible y nuestras selvas van camino del exterminio. Lo dije porque, a diferencia de algunos, me muevo constantemente por selvas, páramos y bosques de cordillera.

Muchos me dijeron que soy un pesimista y, por supuesto, me insultaron, actitud muy socorrida por los que no saben oír una opinión contraria. Y sigo repitiendo lo mismo: nuestros bosques y selvas se acabarán. Pero no me he quedado con los brazos cruzados.

En el colegio Champagnat de Bogotá inicié en la década de los 70 la educación ambiental escolar en Colombia. Y tenemos ya más de 50 exalumnos que lideran proyectos y trabajan defendiendo el medioambiente no solo en Colombia sino en otros países y en instituciones defensoras de los recursos a nivel mundial.

Y sigo con mi pesimismo, lo que no me impide continuar trabajando arduamente en la defensa de nuestras riquezas naturales. Desde luego, no quiero que se acaben los bosques.

¿Razones para mi pesimismo? Necesitamos que el país entero se vuelque en esta defensa. ¿Lo hará? Necesitamos que el Senado y la Cámara, como órganos vitales (?) en la democracia y en el progreso del país, le paren bolas al asunto. ¿Ustedes, amables lectores, se imaginan a los supuestamente honorables volcados de pies a cabeza trabajando por los bosques y las selvas?

Necesitamos parar la tala. De eso se trata. Parar la tala significa, en primer lugar, detener y judicializar a los mafiosos que tumban la selva y mandarlos sin compasión a la cárcel con condenas disuasivas. En cuanto a los campesinos taladores, hay que darles alternativas. Y todo esto exige voluntad política seria, planes bien concertados, perseverancia en ellos, funcionarios honestos y mucho dinero. ¿O creen los lectores que los parlamentarios, en vez de pedir que los exalumnos financien sus universidades, como lo dijo una exótica parlamentaria, deciden colaborar con unos cuantos millones de su salario?

Los enclaves más ricos en biodiversidad son los parques nacionales naturales, pero sus funcionarios realmente no pueden impedir las talas; por haberlo intentado valientemente, algunos fueron asesinados. Se necesita que grupos armados, como el ejército o la policía, colaboren. Así como la Fuerza Aérea está facultada para atacar desde el aire enclaves guerrilleros, debe estar igualmente autorizada a actuar contra los mafiosos que destruyen los bosques. Dije los mafiosos o terratenientes abusivos, no los campesinos.

Nos dicen que diariamente se talan 14 hectáreas de selva. Mientras escribo estas adoloridas líneas y los lectores adoloridos las leen, hachas, machetes y sierras mecánicas están dándoles y dándoles a los indefensos árboles y bejucos. Y no paran los foros y simposios que organizan los ecologistas y ambientalistas en las universidades y en las fundaciones para conversar sobre la tala de bosques.

Hablé arriba de “intereses de algún tipo”, porque alguien me dijo que hay que seguir siendo optimistas para sacar dinero de donde sea para seguir las campañas contra la tala. Esa campaña conmueve y produce dinero, terminó diciendo el descarado.

ANDRÉS HURTADO GARCÍA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA