Opinión

A Santos lo que es de Santos (I)

De los desaciertos del presidente Santos se ha hablado mucho. Es justo hablar de sus logros.

17 de julio 2018 , 12:00 a.m.

He criticado dura, durísimamente, la política de Santos sobre los bosques. La tala inmisericorde de la selva es el mayor fracaso de su gestión gubernamental. Esto que quede claro. Pero... EL TIEMPO publicó el 28 de junio una página entera, escrita por Jaime Escobar Peláez, sobre los logros de este gobierno; Jaime confiesa que no votó por Santos para presidente, pero reconoce muchos de sus aciertos; de pasada, me serviré de algunos de ellos para este artículo.

En una entrevista de El País de Madrid publicada en plena campaña electoral colombiana, la persona entrevistada se mostraba perpleja ante el hecho de que el presidente que trajo la paz al país tuviera tan baja popularidad y de que quien llevó a cabo las conversaciones de paz con la guerrilla, el doctor Humberto de la Calle, fuera el peor calificado. Confiesa no entender la ingratitud de los colombianos. La entrevista me hizo recordar una frase que utilizo en circunstancias parecidas: “Ese tipo me odia, y no sé por qué si todavía no le he hecho un favor”.

Es preciso ser ciego o mezquino para no reconocer la inmensa alegría que vivimos los colombianos desde que se acabaron las temibles pescas milagrosas, desde que se terminaron las sangrientas tomas guerrilleras de los pueblos con decenas de muertos, desde que los cilindros solo sirven para el gas de las cocinas y no para perpetrar genocidios, desde que se acabaron los collares bomba, los burros bomba, los niños bomba; desde que no hay heridos en el Hospital Militar...cómo no agradecer que se acabaron los secuestros, ese crimen horrible, horribilísimo, que destrozaba familias y entristecía al país. ¿Cómo no agradecer a la persona que nos trajo el más grande beneficio del que puede gozar una sociedad, la paz? Paz que no ha sido fácil y no está siendo fácil afincar en nuestra tierra después de 50 años de atrocidades y matanzas. El solo hecho de la consecución de la paz borra y hace olvidar los desaciertos, que no son pocos, que Santos ha tenido durante su gobierno.

Colombia es mayoritariamente católica y cristiana. Asombra ver cómo respetables ciudadanos de misa y comunión semanales se niegan a perdonar. El Evangelio, suma regla de conducta de los que siguen a Cristo, habla de perdonar “no siete, sino setenta veces siete”, lo que en lenguaje evangélico y bíblico significa perdonar siempre.

Está claro que cualquiera de nosotros, siendo guerrilleros, no nos vamos a entregar a la justicia si nos van a condenar a cadena perpetua o a cien años de cárcel, que es lo que en realidad merecemos. Con todo, se han establecido unas reglas para mirar las penas debidas y en qué condiciones se aplicarán. En todos los procesos de reconciliación en el mundo, el perdón ha sido generoso. Es tan precioso el don de la paz que todos debemos colaborar para que funcione y se establezca definitivamente en nuestras selvas, campos y ciudades.

Este es el principal logro que la historia le reconocerá a Santos, el don de la paz. Anticipo lastimosamente que la página de comentarios a este artículo se llenará con insultos de los intolerantes que no aceptan una opinión diferente a la suya sin debatirla decentemente y sin acudir a los peores insultos, que hablan muy mal de la educación y la decencia de quienes los profieren. Otro logro de este gobierno es que “puso de moda a Colombia en el ámbito internacional”. De los desaciertos de Santos se ha hablado mucho. Es justo hablar de sus logros.

ANDRÉS HURTADO GARCÍA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA