Opinión

Rechazo a las amenazas

La libertad de información es un derecho inalienable que todos debemos proteger.

24 de julio 2018 , 12:00 a.m.

Señor Director:
Bienvenido el editorial de 19-07-18, en el cual se manifiesta el rechazo a quienes amenazan a los comunicadores.

Y yo diría por igual a quienes denuncian o investigan para sacar a la luz los saqueos al Estado en contra de los ciudadanos de bien y población vulnerable. La libertad de información es un derecho inalienable que todos debemos proteger. Igual, el derecho a reclamar por la tierra, por el agua, por los servicios fundamentales para la vida. Concretando un caso, parece que las denuncias de la periodista María Jimena Duzán originaron amenazas atroces en su contra, las cuales merecen el rechazo de toda la sociedad. El mismo rechazo merecen las 322 muertes de líderes campesinos y maestros y las amenazas contra centenares de ellos por estar cumpliendo con su deber y sus derechos en los extramuros de la patria y en condiciones bien difíciles.

Fidel Vanegas Cantor

Indisciplina en el Congreso

Señor Director:
Sobre la indisciplina en el Congreso, es constante ver la poca o nula importancia que una buena cantidad de congresistas les dan a las intervenciones de sus colegas, pues mientras unos están pendientes de sus celulares, otros se pasean para entablar charlas quizá ajenas al orden del día; otros comen o se ausentan del recinto, y así, un sinnúmero de detalles que uno desde la provincia ve por la televisión. Debería “disciplinarse” a esos personajes que fueron los motivadores de la protesta del señor Antanas y no a él, pues tuvo razón en su actuación. Además, mereció sanción disciplinaria el congresista que con palabrota soez se dirigió a una colega en el mismo recinto. No veo por qué algunos se rasgan las vestiduras por la acción de protesta que presentó el mencionado señor Antanas.

James Cárdenas Henao
Tuluá, Valle

* * * *
Señor Director:
Si bien es cierto que lo que hizo el profesor Mockus fue “un tanto grotesco”, y que debe amarrarse las pantalones en lugar de bajárselos, su acto para muchos podrá ser indecente, pero ¿no lo son también los insultos de alto calibre que ocurren en ese “recinto sagrado de la demodracia”? ¿O los congresistas que se duermen en las sesiones? ¿O que no dejen hablar al presidente del Congreso? ¿O la corrupción? Se juzga el acto pero no sus causas, se hace ruido sobre el hecho pero no sobre lo que estaba sucediendo. Los congresistas han olvidado que nosotros los ciudadanos les pagamos su sueldo y que su labor es estar al servicio de los ciudadanos.

Gonzalo David Prada., M. D.

Que sea mejor para todos

Señor Director:
En la ‘Bogotá Mejor para todos’ se beneficia solo a algunos sectores, como en el caso del cierre de bares y discotecas a las 5 a. m. a partir del próximo mes de septiembre, sin considerar la opinión de los vecinos de dichos establecimientos, quienes se quejan continuamente por el ruido, riñas y desorden que tienen que sufrir cada semana. La respuesta de la Administración es premiarlos. El bien particular prima sobre el general. La Bogotá que queremos debe ser mejor para todos.

Dalia Monroy

Escríbanos a: opinion@eltiempo.com

MÁS CARTAS

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA