Opinión

No ser cómplices de la estafa

Las ‘medicinas milagrosas’ lo único que logran es confundir y robar a consumidores inocentes.

19 de diciembre 2017 , 12:00 a.m.

Señor Director:
Su editorial ‘Un peligroso mercado’ (16-12-2017) nos enseña cómo a punta de complicidades, engaños y mentiras, con las hoy conocidas como ‘medicinas milagrosas’, lo único que logran es confundir, robar y engañar a consumidores inocentes.

La eficacia de un medicamento se da cuando el paciente cree que le va a servir, respaldado por una orden médica. No es probar ciegamente. Un laboratorio, para tener registro del Invima, posee unas condiciones de seguridad e higiene que garantizan su eficacia. Si está en el mercado, puede servir. Lo malo es que se disfrazan verdades a medias y se engaña al consumidor. Por la salud nacional, el Invima ha retirado del mercado más de 4 millones de productos mágicos, por contener, por ejemplo, sibutramina para adelgazar bruscamente o esteroides para rendimiento muscular excesivo y falso. Es labor nuestra ser vigilantes y concientizarnos de que no podemos obtener resultados extraordinarios sin ser cómplices de estafas.Diego Casabianca Escallón

Al menos que pidan perdón

Señor Director:
Las Farc ya no podrán negar los abusos sexuales cometidos contra las niñas combatientes. Son numerosos los testimonios, como el de este lunes, publicado en EL TIEMPO. Ese crimen, agravado por los abortos obligatorios, va a tener muchas repercusiones. Estas son las barbaridades de la guerra, donde las mujeres son las peores víctimas, ya sea como madres o viudas de los caídos o como víctimas de abusos sexuales. Por eso hay que detener los conflictos. Pero hay que repudiar estos atropellos en todos los escenarios, hay que buscar todos los testimonios posibles, y que la justicia actúe. Además, que la Farc, al menos, tengan el valor de pedir perdón en vez de ser tan arrogantes.Carmen Rosa Novoa

‘¿Quién podrá defendernos?’

Señor Director:
Resulta inaudito que el Estado no haya sido capaz de ordenar la casa en el tan delicado tema de la salud. Se siguen robando los dineros, negando los servicios, dilatando procedimientos, no entregando medicamentos, mientras muchos compatriotas mueren en las salas de urgencias o en las camas de su casa por un ineficiente servicio que es un derecho nuestro y, a su vez, un deber del Estado. Medimás es el gran ejemplo de irregularidades: mientras sus socios se pelean, los colombianos seguiremos estando frente a un sistema fracturado e ineficiente. Como decía Roberto Gómez Bolaños: “ahora, ¿quién podrá defendernos?”.Édgar Augusto Calderón Henao

Un fallo que costará ‘millonas’

Señor Director:
Teniendo la Alcaldía de Bogotá tantos urgentes y onerosos problemas por resolver en materia de infraestructura y mantenimiento vial, movilidad, transporte público y seguridad, es el colmo que un juez de la República le haya agregado otro, ordenándole cambiar el eslogan ‘Bogotá mejor para todos’ por ‘Bogotá mejor para todos y todas’, que, entre otras nocivas e injustificadas consecuencias, le costará muchos millones y ‘millonas’ a la ciudad, o sea, a los capitalinos y ‘capitalinas’. Otra perla de nuestra desbarajustada y degradada justicia.Luis Iván Perdomo Cerquera

Escríbanos a: opinion@eltiempo.com

MÁS CARTAS

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA